<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
language COL arrow_drop_down

Explosión en mezquita de Pakistán deja, por los menos, 33 muertos y 150 heridos

El hecho se registró dentro de un cuartel de la Policía, una de las zonas más vigiladas de la ciudad de Peshawar.

  • La explosión se produjo en la segunda fila de los fieles que estaban rezando en el lugar sagrado. FOTO: TOMADA DE TWITTER @AlertaNews24
    La explosión se produjo en la segunda fila de los fieles que estaban rezando en el lugar sagrado. FOTO: TOMADA DE TWITTER @AlertaNews24

Al menos 33 personas murieron y otras 150 resultaron heridas en una explosión en el interior de una mezquita dentro del cuartel general de la Policía de Peshawar, en el noroeste de Pakistán.

La explosión se produjo durante la plegaria en la ciudad de Peshawar, cerca de la frontera con Afganistán.

Un periodista de la AFP en el lugar vio a los socorristas llevarse a personas que parecían estar muertas en una ambulancia. Parte del techo de la mezquita y las murallas quedaron destruidas y de los escombros salían supervivientes ensangrentados.

“Hay muchos policías enterrados bajo los escombros”, dijo el comandante de la policía de Peshawar, Muhammad Ijaz Khan, que estimó que habitualmente entre 300 y 400 oficiales asisten a la plegaria.

En el lugar hay una vasta operación de rescate en marcha, lanzada por los bomberos con la ayuda de maquinaria para sacar los escombros, según el periodista de la AFP.

“Buscamos obtener más información, pero la explosión tuvo lugar en el momento de la plegaria”, confirmó a la AFP Muhammad Ijaz Khan, jefe de la policía de Peshawar.

Una zona bajo vigilancia

El cuartel general de la Policía de Peshawar es una de las zonas mejor vigiladas de la ciudad y también alberga las sedes de las diferentes agencias de inteligencia.

Según la Policía, la explosión se produjo en la segunda fila de los fieles que estaban rezando. Al lugar fueron movilizados equipos de desminado por los temores de que el ataque fuera un atentado suicida.

Las autoridades decretaron alerta máxima en la capital y en todo el país. En Islamabad, se colocaron francotiradores para proteger algunos edificios y en los puntos de acceso.

El incidente se produjo el mismo día en que estaba programada una visita a Islamabad del presidente de los Emiratos Árabes Unidos, Mohamed ben Zayed Al Nahyan. El desplazamiento fue anulado a última hora este lunes, oficialmente debido a las lluvias.

El martes está prevista la visita de una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) para negociar un desbloqueo de un préstamo para evitar que el país caiga en una moratoria.

En marzo de 2022, un ataque suicida contra una mezquita de la minoría chiita en Peshawar reivindicado por EI-K, la rama local del grupo yihadista Estado Islámico, dejó 64 muertos. Este atentado fue el peor sufrido por Pakistán desde 2018.

Peshawar, a unos 50 kilómetros de la frontera con Afganistán, fue golpeado por atentados casi a diario en la primera mitad de los años 2010, pero la seguridad mejoró en los últimos años.

Sin embargo, en los últimos meses la ciudad ha sufrido ataques, sobre todo contra las fuerzas de seguridad.

El país en general enfrenta en los últimos meses un deterioro de la situación de seguridad, en particular desde que los talibanes recuperaron el poder en Afganistán en agosto de 2021.

Tras varios años de una calma relativa, volvieron a producirse atentados de la rama pakistaní de los talibanes, Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP), del EI-K y de grupos separatistas baluches.

Pakistán reprocha a los talibanes que deja que estos grupos utilicen su territorio para planificar los ataques, algo que las autoridades de Kabul niegan.

Los talibanes de Pakistán, es un movimiento separado del de los dirigentes afganos, pero tiene raíces comunes.

Es grupo ha reivindicado varios ataques en los últimos meses, pero una de sus peores atrocidades que marcó a la opinión pública en Pakistán, fue la masacre de 150 personas en una escuela en Peshawar en diciembre de 2014.