Colombia | Publicado el

Rechazo al ataque que enluta a todo el país

1/2
Ciudadanos y policías participan en un plantón este jueves frente a la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, en Bogotá. FOTO EFE

El mundo se solidarizó y alzó la voz en contra del ataque con un carro, cargado de explosivos, en la Escuela de Policía General Santander, ayer en Bogotá.

Los mensajes lamentando la muerte de 21 personas y las heridas a otras 68, llegaron desde todos los rincones de Colombia y desde otros países cargados con energía para superar el nuevo obstáculo que se enfrenta por cuenta de los violentos.

Las cifras de 21 muertos y 68 heridos las reportó la Policía en un comunicado público a las 11:25 de anoche.

Sobre las 9:30 de la noche, luego de estudiar las pruebas y una larga reunión en la Casa de Nariño, el presidente Iván Duque, decretó tres días de duelo nacional y advirtió, con contundencia, que “estamos trabajando con todas las autoridades y entes de investigación para poder capturar a los responsables de esta infamia y llevarlos a la justicia”.

Horas antes la ONU, por medio de un comunicado, expresó: “se trata de un acto criminal absolutamente inaceptable que va en contravía de los esfuerzos que viene adelantando el país en su rechazo a la violencia y en el trabajo presente de diferentes sectores en pro de un futuro más próspero y pacífico”.

Estados Unidos, desde su embajada en Colombia, también rechazó lo ocurrido: “expresamos nuestras más sinceras condolencias por las muertes en el atentado contra la Escuela General Santander de esta mañana. Ofrecemos nuestra asistencia en la investigación de este acto repudiable y nuestra solidaridad a la Policía de Colombia”.

Para esclarecer el ataque contra la Escuela de Cadetes, las autoridades guían la investigación con las siguientes pistas: quien conducía el carro bomba fue identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez y el vehículo era una camioneta gris, modelo 93, cuya última revisión tecnicomecánica fue hecha el año pasado en la ciudad de Arauca.

La Fiscalía confirmó de manera preliminar que Rojas Rodríguez aparece en un organigrama, realizado por inteligencia del Estado, como integrante activo del Frente Adonay Pinilla, el cual hace parte del Frente de Guerra Oriental del Eln, que delinque en Arauca, Boyacá y Casanare, donde era conocido con el alias de Mocho Kiko quien, al parecer, llevaba más de 17 años en esa organización insurgente como explosivista y mano derecha de uno de los cabecillas de ese frente conocido como “Culebro Viejo”.

El autor material de la explosión nació en el municipio de Puerto Boyacá, Boyacá, en mayo de 1962, y su alias es precisamente porque había sufrido la amputación de su mano derecha.

“Nuestras capacidades están desplegadas y tenemos la certeza de que en el curso de las próximas horas podremos dar mayor información porque estamos orientados a establecer quiénes son los determinadores y autores intelectuales de este acto terrorista”, manifestó el Fiscal General Néstor Humberto Martínez.

El atentado ocurrió después de las 9:30 de la mañana, cuando el vehículo cargado con explosivos vulneró de manera abrupta la seguridad de una de las entradas de la escuela de cadetes y se dirigió hasta una de las edificaciones donde se hospedan las mujeres, allí chocó y explotó (ver infografía).

Aunque hay dos versiones sobre cómo entró el carro a la sede policial, la que más toma fuerza es la que el conductor del vehículo, al ver que uno de los perros antiexplosivos de la guardia detectó la bomba, aceleró hasta llegar al sitio donde finalmente chocó y fue detonado el artefacto.

Para Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Cerac, “el atentado terrorista definirá en gran parte la agenda del Presidente Duque. Su respuesta en seguridad, negociaciones de paz y comunicación revelará su talante y lo obligará a definir en lo que ha sido indeciso: esto último es lo que busca el terrorismo”.

¿Acto de terrorismo?

Bajo el marco del Derecho Internacional Humanitario, la Policía hace parte de las Fuerzas Armadas y en el caso colombiano, también parte del conflicto.

Sobre esto, el DIH afirma que “las partes en conflicto harán distinción, en todo momento, entre población civil y combatientes, con miras a preservar a la población civil y los bienes de carácter civil. Ni la población civil como tal, ni las personas civiles serán objeto de ataques. Éstos sólo estarán dirigidos contra los objetivos militares”. Acogidos al derecho internacional no sería catalogado como “terrorismo”.

Pero, más allá de los tecnicismos, el hecho causó miedo en el país y en Bogotá, en especial, a los alrededores de la escuela de Policía. Por eso, para el presidente Iván Duque, el asunto es claro: el atentado en las instalaciones educativas de la Policía fue un acto terrorista.

“Este es un ataque en un centro académico donde había jóvenes y estudiantes desarmados. Es un ataque no solo contra la juventud ni contra la Fuerza Pública ni contra nuestros policías. Es un ataque contra toda la sociedad”.

Sobre el método utilizado, en el que el implicado murió ejecutando el ataque, César Álvarez, experto en terrorismo de la Universidad Charles Sturt de Australia, afirma que “esta es una de las primeras veces, si no la primera, que se da un acto con estas características; que una persona lo lleve a cabo de forma similar como lo hacen organizaciones islámicas o yihadistas, esto no se había visto en Colombia, por lo menos no recientemente. No hay que dejar a un lado los intereses de varias de esas organizaciones de moverse por la región”.

La directiva presidencial es clara: “orden a las Fuerzas Militares y a la Policía Nacional para que desplieguen todas sus capacidades de inteligencia y determinen, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, quiénes son los responsables de este cobarde ataque, y prevengan cualquier acción criminal”.

Contexto de la Noticia

voces de rechazo en redes sociales

La consternación que provocó el atentado en la Escuela General Santander se reflejó rápidamente en redes sociales. Varias etiquetas se posicionaron en Twitter en rechazo al terrorismo, con trinos enviados desde diferentes partes del mundo.

La etiqueta #NoAlTerrorismo, con 52 mil trinos, se posicionó en primer lugar en Colombia y llegó a ser la tercera tendencia en el mundo. Los términos “Bogotá” (182 mil trinos) y “Escuela General Santander” (127 mil publicaciones) también estuvieron dentro de las tendencias globales, en las posiciones 9 y 14 respectivamente.

#EstamosconNuestrosHéroes dijeron 20 mil voces en Colombia, como homenaje a las víctimas mortales, y “La Paz” fue usada en 140 mil trinos.

Así mismo, autoridades y ciudadanos se unieron en un llamado a evitar difundir imágenes de las víctimas, por respeto al dolor de las familias de quienes perdieron la vida en el atentado.

EL ATLETA PAISA QUE QUERÍA SER POLICÍA

Nacido en Chigorodó, Antioquia, Cristian Camilo Maquilon, viajó a Bogotá para convertirse en policía y así poder regalarle una casa a su papá. Los sueños de este joven, reconocido en su tierra por ser un gran atleta, se vieron interrumpidos por el atentado en Bogotá. Cristian fue una de las 21 víctimas mortales que hasta el cierre de esta edición deja ese atentado y de las cuales las autoridades aún no dan la información sobre sus identidades. Maquilon era el menor de su familia. “Era un ejemplo para todos los deportistas. Nos duele mucho su muerte”, señaló Edwilson, entrenador de atletismo de Chigorodó, quien agregó que Maquilon comenzó su entrenamiento en lanzamiento de disco hace aproximadamente 4 años. Fue campeón nacional infantil, con récord nacional y campeón nacional Juvenil. “Soñaba con llegar algún día a los Olímpicos”. Sin embargo, sus sueños no eran solo en el deporte. Según sus familiares, sabía que tenía que estudiar y no dejaba eso de lado. “Se ganó una beca con la Escuela de Cadetes para estudiar en Bogotá. Allí quería seguir su vida deportiva y académica”, finaliza Edwilson. La Cancillería de Colombia confirmó también la muerte de cuatro policías extranjeros que adelantaban cursos en la escuela de cadetes. “El ministerio se permite informar que, hasta el momento, las autoridades y servicios de emergencia locales han reportado la afectación de cuatro ciudadanos extranjeros: dos ecuatorianas y dos panameños”, señaló la Cancillería a través de un comunicado. Tanto el Gobierno de Ecuador, como el panameño, enviaron funcionarios para hacer los trámites de repatriación de los cuerpos.

Cristian Camilo, es uno de los fallecidos.

Nacido en Chigorodó, Antioquia, Cristian Camilo Maquilon, viajó a Bogotá para convertirse en policía y así poder regalarle una casa a su papá. Los sueños de este joven, reconocido en su tierra por ser un gran atleta, se vieron interrumpidos por el atentado en Bogotá. Cristian fue una de las 11 víctimas mortales que hasta el cierre de esta edición deja ese atentado y de las cuales las autoridades aún no dan la información sobre sus identidades. Maquilon era el menor de su familia. “Era un ejemplo para todos los deportistas. Nos duele mucho su muerte”, señaló Edwilson, entrenador de atletismo de Chigorodó, quien agregó que Maquilon comenzó su entrenamiento en lanzamiento de disco hace aproximadamente 4 años. Fue campeón nacional infantil, con récord nacional y campeón nacional Juvenil. “Soñaba con llegar algún día a los Olímpicos”. Sin embargo, sus sueños no eran solo en el deporte. Según sus familiares, sabía que tenía que estudiar y no dejaba eso de lado. “Se ganó una beca con la Escuela de Cadetes para estudiar en Bogotá. Allí quería seguir su vida deportiva y académica”, finaliza Edwilson. La Cancillería de Colombia confirmó también la muerte de cuatro policías extranjeros que adelantaban cursos en la escuela de cadetes. “El ministerio se permite informar que, hasta el momento, las autoridades y servicios de emergencia locales han reportado la afectación de cuatro ciudadanos extranjeros: dos ecuatorianas y dos panameños”, señaló la Cancillería a través de un comunicado. Tanto el Gobierno de Ecuador, como el panameño, enviaron funcionarios para hacer los trámites de repatriación de los cuerpos.

OPINIóN Líderes que rechazaron el atentado

Lenín moreno
Presidente de Ecuador
Los responsables de este crimen deberán pagar por haber enlutado a familias humildes e inocentes de la región. Reafirmamos nuestro compromiso con los países hermanos en la lucha contra el terrorismo y toda forma de violencia.
Mauricio Macri
Presidente de Argentina
Quiero expresar mi repudio frente al acto terrorista en Bogotá y toda mi solidaridad a las familias de las víctimas y de los heridos. En nombre del pueblo argentino, acompañamos a Colombia en estas horas tristes.
Juan Carlos Varela
Presidente de Panamá
Nuestra enérgica condena ante el atentado terrorista ocurrido en la Escuela de Policías de Colombia; nuestra solidaridad con el Pdte. @IvanDuque, familiares de las víctimas, heridos, la policía y el pueblo colombiano.
Carlos alfonso negret
Defensor del pueblo
Rechazamos el atentado contra la Policía Nacional y la Escuela General Santander. Estos actos delictivos van en contra de lo que Colombia necesita y los colombianos nos merecemos: la paz y no esta guerra.
General (r) óscar naranjo
Exdirector de la Policía
Con inmenso dolor y de la manera más enérgica condeno el miserable atentado perpetrado en la Escuela General Santander, un acto cobarde contra una institución ejemplar que ha forjado miles de hombres y mujeres de nuestra Policía.
Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid

  Otras Noticias

 Continúa Leyendo


Powered by Sindyk Content
Arriba