<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 05 diciembre 2022

Invierno y mal estado de las vías terciarias ponen en jaque al sector aguacatero

Productores de aguacate Hass hacen llamado al Gobierno Nacional por mal estado de vías terciarias.

  • Colombia es el cuarto país del mundo que más consume aguacate, pero esto se da en otras variedades, no en el Hass. Uno de los retos importantes del sector es promover el consumo interno. Foto: Edwin Bustamante Restrepo
    Colombia es el cuarto país del mundo que más consume aguacate, pero esto se da en otras variedades, no en el Hass. Uno de los retos importantes del sector es promover el consumo interno. Foto: Edwin Bustamante Restrepo
  • Colombia es el cuarto país del mundo que más consume aguacate, pero esto se da en otras variedades, no en el Hass. Uno de los retos importantes del sector es promover el consumo interno. Foto: Edwin Bustamante Restrepo
    Colombia es el cuarto país del mundo que más consume aguacate, pero esto se da en otras variedades, no en el Hass. Uno de los retos importantes del sector es promover el consumo interno. Foto: Edwin Bustamante Restrepo
Invierno y mal estado de las vías terciarias ponen en jaque al sector aguacatero
ALEJANDRA ZAPATA QUINCHÍA

El 95% del aguacate que se exporta desde Colombia es de variedad Hass. Su sabor, tamaño, piel rugosa y cremosidad lo caracterizan en los mercados externos, donde es bastante apetecido. No obstante, este no ha sido el mejor año para los productores colombianos de este fruto, pues toda una “tormenta perfecta” cayó sobre el sector.

Por un lado está la ola invernal que ha azotado al país todo el año, y por otro el mal estado de las vías, el fortalecimiento del dólar y el aumento a 11% de las tasas de interés del Banco de la República, lo que puso en jaque a muchos de los principales cultivos agrícolas, entre ellos el aguacate.

Ricardo Uribe, CEO del Grupo Cartama y productor de aguacate, cuenta que esta fruta es de origen californiano y el árbol que lo produce es muy susceptible al exceso de humedad, por lo que las precipitaciones de este año han tenido “ahogados” a los cultivos.

“Cuando se eligen los suelos o las fincas donde vamos a sembrar estos árboles, tenemos que tener presente que estos deben ser muy drenados, con un alto contenido de arenas y un bajo contenido de arcilla. Pero estas precipitaciones tan altas han venido saturando los suelos, porque la capacidad de evacuación de agua que tenemos está al limite y eso está afectando la calidad del aguacate y la vida útil del árbol”, expresa Uribe.

Agrega que las lluvias también hacen que los fertilizantes se “laven”, por lo que la fruta sale más pequeña y delgada. “En Europa y Estados Unidos están requiriendo más aguacate Hass pero grueso, entonces estamos perdiendo una oportunidad de colocar la fruta a precios competitivos”, dice Uribe.

Y es que según la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra), en lo que va corrido de 2022 las inundaciones han afectado a, al menos, dos millones de hectáreas de cultivos, agudizando así el riesgo de un posible desabastecimiento y más carestía.

Para los aguacateros esa mezcla de factores adversos ha sido amarga, ya que muchas de las zonas de producción están ubicadas en sitios que tienen vías terciarias, cuyo mal estado ha empeorado con las abundantes lluvias.

Invierno y vías veredales

Desde el año 2009, cuando salió el primer contenedor de aguacate colombiano a Holanda, este sector no han dejado de crecer. A la fecha, el país exporta aguacate Hass a cerca de 30 países, convirtiéndose este fruto en el quinto producto no minero de mayor exportación, después del café, el banano, las flores y la palma de aceite.

No obstante, al ser este un sector todavía joven, tiene mayores retos para lograr establecer un camino hacia la competitividad.

De acuerdo con Jorge Enrique Restrepo, director de la Corporación de Productores y Exportadores de Aguacate Hass de Colombia (Corpohass), el sector está fuertemente golpeado por el invierno, lo que ha retrasado las cosechas, afectando la calidad de la fruta y deteriorando gravemente el estado de las vías terciarias.

“Hemos tenido muchos tropiezos para sacar las frutas de los predios a las plantas empacadores. También hay dificultades en las troncales que van a los puertos marítimos, sobre todo en el Caribe, que es de donde sale la mayoría de la producción de aguacate”, anota Restrepo.

Frente a esto, Uribe, como productor, afirma que las vías terciarias han sido un reto permanente, pues los derrumbes y pérdida de banca les ha complicado la logística para mover la fruta desde lo huertos a las plantas de empaque.

Y es que la construcción, el mejoramiento y el mantenimiento del sistema de carreteras nacionales es una de las principales tareas pendientes del Gobierno Nacional, sobre todo en cuanto a la red terciaria, pues es la más extensa del país: el Ministerio de Transporte estima que esta tiene una longitud de casi 143.000 kilómetros, de los cuales solo cerca de 1.400 kilómetros están pavimentados.

Más que una guarnición

Colombia es el cuarto país del mundo que más consume aguacate, pero esto se da en otras variedades, no en el Hass. De esta manera, uno de los retos importantes es promover el consumo interno como estrategia.

Así, aunque no lo parezca, el aguacate Hass todavía no es un producto de la canasta básica familiar colombiana, por lo que puede verse desplazado fácilmente por otros productores.

Según Restrepo, los colombianos siguen viendo el aguacate solo como un acompañante de comidas típicas como el sancocho, los frijoles, el ajiaco o el mondongo, por lo que uno de los grandes retos del sector aguacatero es lograr desencasillar ese fruto.

“El aguacate es la fruta más versátil de todas: con ella se puede hacer cobertura de tortas, batidos, paletas, salsas para pasta. Además, se puede usar en diferentes momentos del día, no solo en desayunos, almuerzos o cenas”, explica Restrepo.

Llamado al Gobierno

De acuerdo con Corpohass, en 2021 el aguacate Hass superó la barrera de los US$200 millones en exportaciones, con el envío al exterior de 97.000 toneladas.

Este año, con corte a septiembre, se han exportado alrededor de 76.000 toneladas por un valor cercano a US$143 millones. Eso, comparado con el mismo periodo de 2021, refleja un crecimiento de 9%.

“Creemos que este 2022 cerrará con un crecimiento entre el 10% y el 15%, considerando que los últimos tres meses del año se da la cosecha principal”, señala el dirigente de Corpohass.

Para 2023, considerando que puede darse un aumento de cultivos en etapas tempranas, que entrarían en producción, y a la habilitación de más predios para los nuevos mercados, se esperaría que el volumen exportado de aguacate crezca entre 20% y 25%. Sin embargo, para lograr estos resultados, los aguacateros piden al Gobierno Nacional tener como prioridad el mejoramiento de la red vial terciaria.

“Nuestro principal llamado es al Gobierno para que avance en la intervención de las vías terciarias, dándole prioridad a los productos perecederos y sobre todo a los productos de exportación, como el aguacate, ya que por el mal estado de las vías se pierden millones de toneladas de esta fruta”, puntualiza Uribe.

Infográfico

Contexto de la Noticia

radiografía sustituir importaciones

La ministra de Agricultura, Cecilia López, en el marco del debate de control político sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, resaltó como grandes retos sustituir importaciones y generar más exportaciones.

“Colombia necesita aumentar su oferta exportable. Con el dólar a estos niveles habría sido preciso poder responder rápidamente a la demanda internacional. Hay buenas oportunidades en exportaciones en productos como limón Tahití, aguacate Hass, arándanos, uchuva y algunas proteínas
como trucha y tilapia”, apuntó la funcionaria.

Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de economía y negocios. Egresada de la gloriosa Universidad de Antioquia.

Si quiere más información:

.