<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Vajillas Corona quiere volver al mercado venezolano

En su momento, Venezuela fue un destino al que llegaron a exportar hasta US$5 millones anuales.

  • Los principales países a los que exporta Corona sus vajillas son Perú, México, Brasil y Estados Unidos. FOTO Esneyder Gutiérrez
    Los principales países a los que exporta Corona sus vajillas son Perú, México, Brasil y Estados Unidos. FOTO Esneyder Gutiérrez

Corona es una de las compañías más icónicas de Antioquia, la cual se ha asegurado no solo de que en los hogares colombianos exista al menos uno de sus productos, sino de que en países como Estados Unidos, Perú, México y Brasil, estos también hagan presencia.

Y ahora, con la llegada del nuevo gobierno y el posible restablecimiento de las relaciones comerciales entre Colombia y Venezuela, Corona espera volver a reabrir este mercado, pues hasta hace 10 años fue uno de los más importantes para la compañía antioqueña.

Una reapertura deseada

Daniel Restrepo, vicepresidente de Mesa Servida Corona y gerente general de Locería Colombiana, contó a EL COLOMBIANO que para este año uno de las movidas más esperadas de la compañía es que sus productos vuelvan a llegar al mercado venezolano.

De acuerdo con Restrepo, Venezuela llegó a representar para Corona un mercado que movía unos US$5 millones anuales, lo que lo convirtió en uno de sus principales destinos.

De hecho, destacó Restrepo, aunque la compañía ha seguido enviando unos cuantos productos a ese país, esto, en lo que va del año, solo ha representado alrededor de US$100.000; ya que hace 10 años Venezuela representaba entre el 15% y 20% de las ventas de la compañía.

“La principal restricción que tiene la compañía para llegar a Venezuela no es que allá no se necesite el producto, sino el tema de las divisas y las relaciones comerciales entre los dos países. Nos toca ser cuidadosos en ese sentido, pero sabemos que es una oportunidad que hay que volver a revivir”, apuntó Restrepo.

Una crisis que aún golpea

Aunque Corona ya está volviendo a los mismos niveles de ventas que tenía en la prepandemia (2019), Restrepo expresó que a la fecha el segmento de vajillas, uno de los más golpeados por la pandemia, todavía sufre los incrementos —que han sido hasta del 40%— derivados de la crisis mundial de insumos.

“El negocio institucional, que abastecía a todo el sector de hoteles, restaurantes y turismo, fue el más golpeado por la pandemia. Al contrario, al segmento de hogar, que son las vajillas que usamos en nuestras casas, le fue bien, porque la gente se preocupaba más por tener una mejor experiencia alrededor de la mesa”, señaló Restrepo.

Sin embargo, cuando la compañía se estaba recuperando de los cierres y restricciones de la pandemia, llegó el desabastecimiento mundial de insumos y el incremento de los precios.

Esta situación, dijo Restrepo, afectó en gran medida a la empresa, ya que para fabricar las vajillas que venden a las cadenas de hoteles y turismo se necesitan materiales resistentes a golpes y cambios de temperatura, los cuales son, en su mayoría, importados.

“Las materias primas de esa tipología de producto, como la pasta, las traemos de Europa, Inglaterra, Alemania, y Ucrania. En Colombia no tenemos arcillas ni caolines que tengan esas características ni esa blancura que necesitamos”, anotó Restrepo.

Y agregó que aunque una empresa colombiana (Sumicol) es la que les provee los esmaltes con los que se decoran los platos, estos también son elaborados, en su mayoría, con materia prima importada.

Bajo este panorama, Corona ha tenido que buscar este año opciones de reformulación en la pasta de porcelana, dado el desabastecimiento de o retrasos en las entregas de esta.

“Toda esta situación ha hecho que en el mercado local el margen de precios de las vajillas se haya visto afectado inmediatamente, por lo que tuvimos que hacer ajustes de precios a principios del año. No hemos tenido que realizar más aumentos en los precios a los clientes pero, probablemente para este último trimestre del año, sí tendremos que hacerlo. En exportaciones la ventaja es que la tasa de cambio nos ha compensado”, puntualizó el Restrepo.

Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de economía y negocios. Egresada de la gloriosa Universidad de Antioquia.

Te puede interesar

Las más leídas

Regístrate al newsletter