<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 01 noviembre 2021

In-Ova, una plataforma que recolecta los datos en el agro

La empresa, que creó un sistema de captura de información para el sector agropecuario, espera cerrar este año con una facturación superior a $1.000 millones.

  • Los médicos veterinarios Nicolás Mápura y Juan Sebastián Pineda son los fundadores de In-Ova. La intención es aprovechar la información del sector agropecuario foto: manuel saldarriaga
    Los médicos veterinarios Nicolás Mápura y Juan Sebastián Pineda son los fundadores de In-Ova. La intención es aprovechar la información del sector agropecuario foto: manuel saldarriaga
  • Los médicos veterinarios Nicolás Mápura y Juan Sebastián Pineda son los fundadores de In-Ova. La intención es aprovechar la información del sector agropecuario foto: manuel saldarriaga
    Los médicos veterinarios Nicolás Mápura y Juan Sebastián Pineda son los fundadores de In-Ova. La intención es aprovechar la información del sector agropecuario foto: manuel saldarriaga
Por Alejandra Zapata Quinchía

Nicolás Mápura y Juan Sebastián Pineda, dos médicos veterinarios paisas, decidieron crear en 2012 un emprendimiento que brindaba asistencia técnica veterinaria para los ganaderos; sin embargo, su propósito en el negocio cambiaría con los años y en 2014 se idearon un sistema de captura de datos y gestión de información para el sector agropecuario.

La idea surgió de un problema muy común que encontraron en el campo: en la interacción entre las organizaciones y sus usuarios se desperdicia el 80 % de la información y el 90 % de estos colectan la data de sus usuarios en formatos físicos

“Nosotros buscamos facilitar la toma de decisiones estratégicas a partir de la recolección de datos a través de la tecnología. La idea es que las interacciones que tienen los profesionales que van al campo no se queden en papel, sino que se condensen en la plataforma de In-Ova. Aquí pasamos de que se tomen las decisiones basadas en la intuición o en la tradición, a que se tomen basadas en la información”, contó Mápura.

Tecnología para el campo

La plataforma de In-Ova, por su versatilidad, puede adaptarse a procesos comerciales de una empresa de fertilizantes, o a condensar indicadores para algún proyecto con comunidades vulnerables en el sector agropecuario, entre otros procesos.

Como ejemplo, Pineda explicó que a una compañía de fertilizantes la plataforma le servirá para conocer, a través de esa recolección de datos, los tipos de cultivos, el área cultivada, las dosis de fertilización, o las formas de aplicación, etc. Por el contrario, para una empresa de lácteos será importante recoger los datos de las rutas de recolección de leche o de la calidad del producto.

“In-Ova cuenta con diferentes perfiles de usuario para facilitar el flujo de información. Los clientes pueden generar reportes de las visitas, precargas o descargas de información, alertas o notificaciones de los procesos; así como enviar correos de forma automática, programar agendas y ruteros de los equipos. También convierte en instantes los datos en potentes gráficos que permiten comprender mejor los resultados”, anotó Pineda.

Así, según Mápura y Pineda, de forma conjunta con los clientes personalizan un asistente virtual y los formularios de captura de data. A partir de esto, las organizaciones podrán hacer análisis inmediatos, generar reportes y mantener un canal de comunicación ágil e inteligente con todos sus usuarios.

Los planes que ofrecen en In-Ova van orientados a profesionales independientes y pequeñas, medianas y grandes empresas: por ejemplo, para un proyecto pequeño los precios aproximados oscilan entre $300.000 y $600.000, o para proyectos más grandes los valores están desde $1.500.000 hasta $8.000.000. Cabe destacar que los costos dependen de las necesidades de cada cliente.

Un camino con futuro

Estos empresarios colombianos, cuyo amor por las actividades del campo ha sido su constante en un camino de cambios, han logrado consolidar una empresa que ya cuenta con clientes de la talla de Alpina del sector de alimentos y lácteos, Grupo Bios dedicado a la producción de alimentos para animales y el consumo humano, Porkcolombia el gremio de los porcicultores, Universidad de Antioquia, Universidad Ces y la Gobernación de Antioquia.

Las proyecciones son ambiciosas y optimistas. Según Mápura, este año esperan cerrar por encima de los $1.000 millones en facturación.

“El año 2020 lo cerramos con $530 millones aproximadamente, así que para este año estaríamos duplicando ese volumen de facturación. Y para 2022 proyectamos un comportamiento similar, aumentando un 50% las ventas”, apuntó Mápura.

Las ganas de crecer de esta empresa, que se ideó en la cabeza de dos veterinarios, también los está llevando a querer crecer por fuera de Colombia. Su propósito es llegar a cinco países: México, Bolivia, Brasil, Perú y Argentina

50%
aumento en ventas que la empresa espera para el cierre del próximo año, el 2022.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS ABREN CONVOCATORIA PARA empresas

In-Ova fue una de las empresas ganadoras en la segunda edición de En Campo, un programa de la Fundación Grupo Bancolombia, lo que les permitió crecer y fortalecerse en el mercado.

Y esta vez, en su tercera edición, la convocatoria estará abierta hasta el 13 de noviembre de 2021. El programa está dirigido a empresas en etapa de crecimiento temprano, mediano y en expansión. Los seleccionados recibirán talleres, mentorías estratégicas, y se destinarían $2.000 millones para repartir entre los proyectos ganadores. Para conocer las condiciones de inscripción y participación puede ingresar al sitio web www.encampo.co.

Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de economía y negocios. Egresada de la gloriosa Universidad de Antioquia.

.