<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Economía | PUBLICADO EL 03 septiembre 2021

Empresas avanzan hacia una nueva era de responsabilidad social

  • Entre los invitados al foro estuvieron Miguel Ayala, de la Fundación Pintuco; Margarita González, de Grupo Argos; Jaime Andres García, de Masbosques; Samira Fadul, de Bavaria, y Alex Saer, del Ministerio de Medio Ambiente. FOTO CORTESÍA
    Entre los invitados al foro estuvieron Miguel Ayala, de la Fundación Pintuco; Margarita González, de Grupo Argos; Jaime Andres García, de Masbosques; Samira Fadul, de Bavaria, y Alex Saer, del Ministerio de Medio Ambiente. FOTO CORTESÍA
  • Entre los invitados al foro estuvieron Miguel Ayala, de la Fundación Pintuco; Margarita González, de Grupo Argos; Jaime Andres García, de Masbosques; Samira Fadul, de Bavaria, y Alex Saer, del Ministerio de Medio Ambiente. FOTO CORTESÍA
    Entre los invitados al foro estuvieron Miguel Ayala, de la Fundación Pintuco; Margarita González, de Grupo Argos; Jaime Andres García, de Masbosques; Samira Fadul, de Bavaria, y Alex Saer, del Ministerio de Medio Ambiente. FOTO CORTESÍA
ALEJANDRA ZAPATA QUINCHÍA

Expertos hablaron sobre cómo las estrategias de sostenibilidad se convierten en una oportunidad.

¿Cómo pueden las necesidades sociales y ambientales vincularse al modelo de negocio de una empresa? Esta es una pregunta que se están buscando responder las compañías en la implementación de sus estrategias. Por esto, los criterios y prácticas Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo, agrupadas bajo las siglas ASG, son cada vez más referentes en el ámbito corporativo.

Expertos invitados al foro “Empresas entran en una nueva era: criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo”, realizado por EL COLOMBIANO y el cual contó con el Grupo Argos como aliado estratégico, hablaron sobre cómo las empresas están trabajando para integrar estrategias sostenibles.

Inversión responsable

Tanto los empresarios como los inversionistas se están preocupando ahora por incluir una serie de factores ambientales y sociales que antes se veían solo como “buenas causas”, con el fin de que sus compañías sean sostenibles y rentables en el tiempo. Por esto, las que no sean responsables con su entorno, su gente y la sociedad no serían tan atractivas y representarían más riesgos para el sector financiero.

Según Eduardo Atehortúa, director para América Latina de la iniciativa PRI (Principios de Inversión Responsables), hoy los grandes inversionistas globales le están apostando al desarrollo sostenible y a entender cómo las compañías, además de generar retornos y rentabilidad financiera, se preocupan por generar un impacto social y ambiental positivo.

“Hoy las empresas se están preocupando por incorporar en sus análisis una serie de factores que antes veíamos como temas filantrópicos, pero que hoy se han convertido en variables estratégicas para evaluar cómo se puede ser sostenible. Aspectos como la protección de la biodiversidad, gestión eficiente de recursos naturales y el cambio climático; o sociales como las desigualdades que tenemos en sociedades como las Latinoamericanas, han pasado a ser parte de las estrategias corporativas”, apuntó Atehortúa.

Precisamente, el experto anotó que esto es lo que genera un valor agregado a los empleados y clientes de las empresas, y lo que permite una distinción para que los inversionistas se fijen en ellas.

Negocios conscientes

Tener una empresa implica un esfuerzo colectivo y grupal alrededor de un propósito que va más allá de su rol fundamental en la promoción de la economía. Con estas palabras inició su intervención Claudia Restrepo, rectora de la Universidad Eafit, quien habló sobre los retos que aún le quedan al empresariado en su tarea de ser más consciente.

“Ser empresa significa por defecto que somos capaces de ejercer un rol social y de valor público. Por esto, es importante reflexionar sobre cómo desde el mundo de las organizaciones se generan acciones con consciencia y se entiende el impacto que eso trae sobre sus grupos de interés y la sociedad. Es allí donde verdaderamente ese valor social de las compañías se vuelve mucho más potente”, expresó Restrepo.

Para Miguel Piedrahíta, director general y cofundador de NoName, las empresas no solo aportan empleos, impuestos o regalías, sino que su principal aporte está ligado a tres aspectos: propósito, confianza e incondicionalidad.

Por esto, Piedrahíta destacó que para tener negocios conscientes se necesitan líderes conscientes que con ejemplos y acciones generen un valor más allá de lo económico.

Una de las principales conclusiones de los expertos sobre la transformación de los negocios hacia ese camino es cambiar ese pensamiento de que en el mundo todo gira alrededor de los asuntos económicos y, para esto, es necesario que los líderes salgan de este universo financiero y empresarial y se sientan igual de cómodos con los asuntos sociales y ambientales.

Cambio climático

Otro de los puntos relevantes del foro fue la importancia y necesidad de que las empresas inviertan en asuntos relacionados con el desarrollo ambiental y cambio climático, más allá de solo cumplir con una ley.

Al respecto, Margarita González, directora de sostenibilidad de Grupo Argos, opinó que trabajar en cambio climático es gestionar riesgos y oportunidades para las compañías y esto es lo que preserva el empleo y el desarrollo económico para el futuro.

“Desde Grupo Argos este es un camino largo que ya estamos recorriendo y para eso tenemos estrategias que creamos con todos nuestros negocios de cemento, energía y concesiones viales y aeroportuarias”, dijo González.

Y agregó que, finalmente, el trabajo de las empresas en el cambio climático se ve recompensado también en sus estados financiero.

Contexto de la Noticia

radiografía No es solo una cuestión empresarial

Según Claudia Patricia Arias, investigadora del Colegio de Estudios Superiores de Administración, CESA, el consumo responsable es fundamental para contribuir con el desarrollo de la sociedad. “Creemos que estos asuntos sostenibles, ambientales y sociales son ajenos y le adjudicamos la responsabilidad a los gobiernos y al sector privado. Vemos esa responsabilidad como algo lejano”, apuntó Arias. La investigadora también destacó que es necesario que tanto las empresas como las personas no se queden solo en esa etapa de consciencia, sino que eso se traslade a la acción.

Asimismo, enfatizó en que uno de los roles importantes desde el sector empresarial es movilizar a los consumidores y darles herramientas para actuar de forma sostenible.

Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de la Universidad de Antioquia. Me gustan los temas sobre justicia ambiental, territorio y comunidades. Mi pasión: conocer historias y contarlas.

.