<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Mundo | PUBLICADO EL 30 julio 2020

Estados Unidos precisó su estrategia para que Alemania pague más en la Otan

  • Los soldados retirados de Alemania serán, o repatriados, o posicionados en países como Italia o Bélgica. FOTO AFP
    Los soldados retirados de Alemania serán, o repatriados, o posicionados en países como Italia o Bélgica. FOTO AFP
  • Los soldados retirados de Alemania serán, o repatriados, o posicionados en países como Italia o Bélgica. FOTO AFP
    Los soldados retirados de Alemania serán, o repatriados, o posicionados en países como Italia o Bélgica. FOTO AFP
Por AFP

El secretario de Defensa norteamericano reveló cifras de la retirada militar en el país europeo, que empezaría en semanas.

El Pentágono anunció ayer el retiro de 11.900 soldados estadounidenses de Alemania, algo que considera estratégicamente necesario, aunque el presidente Donald Trump dijo estar listo para revertir la medida si Berlín aumentaba su contribución financiera a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan).

De los 34.500 soldados desplegados actualmente en Alemania, alrededor de 6.400 serán repatriados a EE. UU., mientras que los otros 5.600 serán reposicionados en otros países miembros de la Otan, en especial en Bélgica e Italia, dijo el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper.

El funcionario aseguró que el objetivo era estratégico, en particular como elemento disuasorio contra Rusia, pero solo minutos después de su rueda de prensa en el Pentágono, Trump explicó que este retiro se debió a la negativa de Alemania a “pagar más” en la alianza atlántica.

“Ya no queremos ser los tontos”, subrayó el multimillonario republicano desde la Casa Blanca. “Estamos reduciendo nuestras fuerzas porque no están pagando. Es muy simple”, acotó.

Pero Trump insinuó que todo esto podría revisarse si Alemania deja de ser “morosa”. “Si comienzan a pagar sus facturas, podría repensarlo, lo pensaría”, expresó.

Berlín acogió sin embargo el anuncio con reservas. “El gobierno federal alemán toma nota de esta decisión y coordinará estrechamente su implementación con los estados regionales, el gobierno estadounidense y en el seno de la Otan”, dijeron las carteras de Exteriores y de Defensa.

La iniciativa, que se estima costará varios miles de millones de dólares, dejará a la fuerza militar estadounidense en Alemania en alrededor de 24.000 efectivos, dijo Esper.

El secretario también afirmó que los primeros movimientos podrían empezar en “unas pocas semanas”, pero no se espera una retirada masiva inmediata. La salida de estas fuerzas estadounidenses podría tener un impacto financiero significativo para las ciudades involucradas, en particular Stuttgart.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Una grieta más

El éxodo de militares anunciado por el Gobierno de EE. UU. se suma a la ya agrietada relación entre Washington y Berlín. Según reseña la televisión estatal alemana Deutsche Welle, esta es una medida punitiva, pues a juicio de Donald Trump, “Alemania ha burlado por décadas a Estados Unidos en asuntos comerciales, con su superávit de exportaciones y la compra de gas natural a Rusia”, por lo que, se deduce, “con la reducción de tropas se pretende inducir ahora a Berlín a modificar su política comercial”.

.