<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 05 septiembre 2022

Nueva constitución sí, pero no así: Chile dijo no, pero quiere un cambio

Un plebiscito de 2020 dejó claro que los chilenos sí quieren modificar la constitución que dejó Pinochet, el reto está en redactar un documento que convenza a las mayorías.

  • Chile votó a favor de cambiar la constitución en un plebiscito de octubre de 2020. FOTO: EFE
    Chile votó a favor de cambiar la constitución en un plebiscito de octubre de 2020. FOTO: EFE
  • Chile votó a favor de cambiar la constitución en un plebiscito de octubre de 2020. FOTO: EFE
    Chile votó a favor de cambiar la constitución en un plebiscito de octubre de 2020. FOTO: EFE
Daniela Osorio Zuluaga

Los resultados del plebiscito en Chile que concluyeron con la no aprobación de la nueva constitución han llevado a algunos críticos y ciudadanos a afirmar que los chilenos no quieren cambiar la constitución que dejó la dictadura de Augusto Pinochet.

Sin embargo, es todo lo contrario: Chile está a favor de cambiar la constitución, lo que no aprobó fue el texto nuevo con el que pretendían reemplazarla.

Para empezar, las movilizaciones ciudadanas en Santiago de Chile y en el resto del país posibilitaron que los habitantes votaran a favor o en contra de realizar una constituyente para modificar la carta magna que dejó Pinochet.

Dicho plebiscito se realizó en octubre de 2020 y concluyó con un “SÍ” “arrasador”: más del 78% de los votantes votó a favor de cambiar la constitución actual de Chile –que sigue siendo la que dejó Pinochet– y eligió que se conformara una Convención Constituyente para redactar el nuevo documento.

Para que el proceso fuera aún más democrático, los integrantes de dicha Convención se eligieron por voto popular en unas elecciones nacionales de 2021. Con ese equipo constituyente listo, los elegidos empezaron a redactar las nuevas leyes que regirían al país.

El punto clave es que, una vez estuvo listo el proyecto de la nueva constitución, los chilenos tuvieron que volver a las urnas para refrendar o rechazar esa nueva propuesta de constitución.

Dichas elecciones se dieron este domingo y finalizaron con un 61.86 % de rechazo y apenas un 38.14 % de aprobación.

Lo que significa, únicamente, que Chile no estuvo de acuerdo con ese documento redactado por los constituyentes o con la mayoría de sus puntos.

Sin embargo, la idea de cambiar las leyes fundamentales sigue vigente. De hecho, el presidente de esa nación, Gabriel Boric, deberá encontrar la manera de respetar las elecciones del primer plebiscito para redactar otro documento que sí cumpla con las expectativas de la mayoría.

Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.

Si quiere más información:

.