<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Ciclismo | PUBLICADO EL 13 mayo 2020

Clásico EC, con espacio para triatletas

La cita virtual no solo es para ciclistas. Paola Acosta es un ejemplo de ello. Está presente en todas las reuniones y aplaude estas iniciativas.

  • FOTO JAIME PÉREZ
    FOTO JAIME PÉREZ
  • FOTO JAIME PÉREZ
    FOTO JAIME PÉREZ
Por JHEYNER ANDRÉS DURANGO H.

Paola Acosta, destacada triatleta antioqueña, ya ha probado lo que es exigirle a su cuerpo el máximo desempeño al competir el año pasado, en Cartagena, en su primer Ironman (1.900 metros en aguas abiertas, 90 km en bicicleta y 21 km de trote).

No está dispuesta a perder su condición física, pero expresa que, en estos tiempos de confinamiento, salir a trotar resulta difícil. Más aún si se trata de nadar: es un imposible. Sin embargo, confiesa que las carreras virtuales de ciclismo han hecho que la magia que siente por hacer deporte continúe viva.

Hoy hará parte, de manera consecutiva, del cuarto Miércoles de Clásico, certamen que organiza EL COLOMBIANO a través de la plataforma digital Rouvy, y en el cual ha encontrado sensaciones parecidas cuando realiza ejercicio al aire libre.

“Sin duda, este tipo de alternativas son excelentes porque permiten estar saludable física y mentalmente. No perder el nivel, saber cómo estoy frente a otros participantes, mejorar tiempos y socializarse, pues se pude interactuar por videollamada con las personas, son experiencias únicas que se aprovechan en medio del aislamiento preventivo”, comenta Acosta, de 34 años de edad, y quien hace actividad atlética desde que estudiaba Negocios Internacionales en la Universidad Eafit.

En esa época empezó a practicar natación para liberar un poco el estrés que le producían los parciales de cada materia. Y ahora, frente al desespero que puede causar el encierro, agrega que pedalear en rodillo o en un simulador de carrera, le permite descargar tensión y preocupación.

“Con estas plataformas constantemente quieres superarte, se conocen personas, sabes sus impresiones y experiencias en este tipo de carreras, aprendes, disfrutas, te distraes y te retas”, manifiesta la triatleta.

“Llegar a la meta en el Iroman, sin importar el resultado, era mi mayor objetivo. Tal vez por eso ni sentía dolor, fue una experiencia de aprendizaje, de ponerme nuevos desafíos”.

En las rodadas del Clásico Virtual, Paola tiene como mejor resultado un puesto 17, logrado en el tercer encuentro que tuvo como ruta Apollona Lardos, en Grecia.

Cuenta que competir contra hombres es normal. “Seguirles el ritmo es duro, pero el trabajo, dedicación y empeño permite que también hagamos buenos tiempos. Mi mayor rival soy yo misma. Estar en eventos como estos es una ganancia”, comenta la deportista, quien hoy, en rutas británicas, espera lograr su primer top-10 en el Clásico. “Esa es la meta, ojalá se me dé, llego con esa idea en mente”.

6:30

de la tarde, hora en la que comenzará hoy el nuevo

reto virtual del Clásico, esta vez en “suelo inglés”.

Jheyner A. Durango Hurtado

Periodista del área de Deportes

.