<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 15 febrero 2022

Pleitos, denuncias y divisiones: la marea que sacude a las coaliciones presidenciales

  • El próximo 13 de marzo se realizarán las consultas internas en las tres coaliciones mencionadas. FOTO: EDWIN BUSTAMANTE RESTREPO.
    El próximo 13 de marzo se realizarán las consultas internas en las tres coaliciones mencionadas. FOTO: EDWIN BUSTAMANTE RESTREPO.
  • Integrantes de la coalición Equipo por Colombia. FOTO: COLPRENSA.
    Integrantes de la coalición Equipo por Colombia. FOTO: COLPRENSA.
  • Integrantes de la coalición Centro Esperanza. FOTO: TOMADA DE TWITTER @CarlosAmayaR
    Integrantes de la coalición Centro Esperanza. FOTO: TOMADA DE TWITTER @CarlosAmayaR
  • Integrantes de la coalición Pacto por Colombia. FOTO: CORTESÍA PACTO HISTÓRICO.
    Integrantes de la coalición Pacto por Colombia. FOTO: CORTESÍA PACTO HISTÓRICO.
  • El próximo 13 de marzo se realizarán las consultas internas en las tres coaliciones mencionadas. FOTO: EDWIN BUSTAMANTE RESTREPO.
    El próximo 13 de marzo se realizarán las consultas internas en las tres coaliciones mencionadas. FOTO: EDWIN BUSTAMANTE RESTREPO.
  • Integrantes de la coalición Equipo por Colombia. FOTO: COLPRENSA.
    Integrantes de la coalición Equipo por Colombia. FOTO: COLPRENSA.
  • Integrantes de la coalición Centro Esperanza. FOTO: TOMADA DE TWITTER @CarlosAmayaR
    Integrantes de la coalición Centro Esperanza. FOTO: TOMADA DE TWITTER @CarlosAmayaR
  • Integrantes de la coalición Pacto por Colombia. FOTO: CORTESÍA PACTO HISTÓRICO.
    Integrantes de la coalición Pacto por Colombia. FOTO: CORTESÍA PACTO HISTÓRICO.
María Fernanda González Molinares

A un mes de las consultas internas continúan las controversias en las tres coaliciones que el 13 de marzo buscan definir el candidato único de las convergencias de centro, izquierda y centro-derecha.

En los últimos sucesos, el primer barco en ser sacudido por la marea fue el Equipo por Colombia, conformado por los precandidatos presidenciales Federico Gutiérrez, Alejandro Char, Enrique Peñalosa, David Barguil y Aydeé Lizarazo, que la semana pasada fue movido por la tormenta de Aída Merlano.

La excongresista prófuga de la justicia hizo fuertes revelaciones en las cuales involucra al excalcalde de Barranquilla Alejandro Char con un supuesto entramado de compra de votos en el Caribe.

Los nuevos detalles de las declaraciones de Merlano a la Corte Suprema de Justicia incluyen conversaciones y fotos que evidencian además la relación sentimental que mantuvo con Char, así como el señalamiento de que este fue quién financió la campaña al senado de Merlano en 2018, por el cual fue detenida, procesada y condenada a 11 años de prisión.

Merlano también lo acusó de organizar el plan de corrupción en el que también estarían involucrados los hermanos Roberto y Julio Gerlein (exsenador y empresario respectivamente). De acuerdo con la exsenadora, en el plan también habrían participado otros reconocidos empresarios de la región.

Sobre el escándalo de la presunta participación de Char en una red de compra de votos, Néstor Julián Restrepo, doctor en política y comunicación, explicó a EL COLOMBIANO que el silencio de los miembros sobre esas acusaciones y la falta de exigencias hacia el precandidato, a pesar de la presión de la opinión pública, se debe a que una coalición se trata de “alianzas por conveniencia en un momento determinado” es decir que “no hay una unificación real”, en la que “importa más el individuo que el partido o la institucionalidad”, agregó el experto.

La marea ya había movido la embarcación de Equipo por Colombia cuando discutían la posibilidad de una adhesión por parte de Óscar Iván Zuluaga, candidato único del Centro Democrático, a comienzos de este año.

El 15 de enero pasado, el candidato del uribismo informó en un evento en Barranquilla que había descartado la alianza con la colectividad que para ese momento se encontraba dividida sobre un posible ingreso de su parte.

En estas elecciones, la coalición y el uribismo tienen en común que representan “la derecha en sentido clásico, un estado pequeño que interfiere poco en las actividades de la economía, que permite que se desarrolle libremente y aboga por unas instituciones fuertes en todo sentido”, explicó Carlos Builes, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia.

Por ahora, Zuluaga continúa su carrera en solitario como candidato a la presidencia del uribismo. Aunque su líder natural Álvaro Uribe Vélez ha manifestado sentir “mucho aprecio y respeto por” Federico Gutiérrez, tanto así que recordó, este lunes en una entrevista, que “nació en nuestras toldas como concejal de Medellín”.

Esta semana comenzó con la marea agitada para las otras dos coaliciones. A la Centro Esperanza, conformada por los precandidatos Alejandro Gaviria, Jorge Enrique Robledo, Sergio Fajardo, Carlos Amaya y Juan Manuel Galán, la divide nuevamente un supuesto intercambio de contratos entre la Alcaldía de Bogotá y la Gobernación de Boyacá.

En una denuncia conocida en redes sociales, se habla de un posible cruce de contratos entre la administración de la alcaldesa Claudia López- y su jefe de gabinete Luis Ernesto Gómez- y el exgobernador de Boyacá, Carlos Amaya. De acuerdo con la acusación, amigos y exfuncionarios de estos gobiernos habrían recibido nombramientos en el departamento vecino.

Ese hecho provocó una división entre Amaya y el precandidato Juan Manuel Galán que ha pedido explicaciones públicas al respecto y le dijo a EL COLOMBIANO que “las formas en política importan y no todo vale (...)”.

“Yo creo que tenemos que tener estas conversaciones con transparencia, no estoy acusándolo, pero sí estoy pidiéndole que aclare esta información, pues ha habido más de una fuente que ha denunciado el intercambio de favores entre la Alcaldía de Bogotá y la Gobernación de Boyacá”, agregó.

Para Galán, la denuncia no evidencia una irregularidad por parte de Amaya pero, sí una posible incoherencia de su parte sobre las ideas centrales que comparten en la coalición, característica que cobra especial relevancia por la naturaleza de los partidos y movimientos que se inscriben dentro del centro político porque, según explicó a EL COLOMBIANO el profesor Builes, se “colocan por encima de los partidos y sus discursos tienen que ver en contra de la corrupción y el fortalecimiento de la confianza institucional”.

Según su análisis, estos aspectos son especialmente importantes en un contexto electoral ya que las iniciativas de centro buscan “llegar a ciudadanos que están desmotivados de la política o que tienen un gran sentido de desconfianza hacia ella”.

En esta colectividad se presentó recientemente otro hecho relacionado con su vocación política, cuando la entonces precandidata de la Centro Esperanza Íngrid Betancourt rechazó el respaldo de dos políticos tradicionales a Alejandro Gaviria (Germán Varón Cotrino, de Cambio Radical y Miguel Ángel Pinto, del Partido Liberal).

Esta situación terminó en la salida de Betancourt de la coalición y dejó al cabeza de lista del senado, Humberto de la Calle, en un limbo jurídico porque su aval fue otorgado por Verde Oxígeno, partido de Betancourt.

La crisis que fue pública, contó inclusive con un ultimátum de Betancourt hacia Gaviria y los demás miembros de la coalición, los cuales resolvieron que las condiciones que habían convenido y a las que Betancourt apelaba para el rechazo a los respaldos no habían entrado en vigencia cuando Varón y Pinto anunciaron los apoyos a Gaviria.

“Las diferencias que tenemos en este momento son debido a los egos, las personalidades son muy fuertes y hay una gran rivalidad para mostrar cuál de ellos va a quedar”, analizó Builes.

La marea del Pacto Histórico también está inquieta. A la colectividad liderada por Gustavo Petro y conformada por Francia Márquez, Camilo Romero y Alfredo Saade volvió la discusión sobre el compañero de fórmula de Petro, principal opcionado para ganar la nominación presidencial en esa coalición.

Este lunes se conoció que la elección de la fórmula vicepresidencial en esa convergencia tomó una nueva dirección, después de que Petro anunciara que dicha posición no será otorgada a la segunda persona en número de votos en la consulta, como previamente se había comprometido.

El anuncio molestó especialmente a la precandidata Francia Márquez, quien en las encuestas ha sostenido una creciente intención de voto. Al respecto Márquez ha manifestado que todos los miembros se reunirán después de la consulta para tomar una determinación final sobre el tema.

“Ese tema vicepresidencial a mi modo de ver es de mecánica electoral al interior del Pacto, que tendremos que conversar. Hay que darle espera, será un tema de lectura del momento del país”, manifestó a EL COLOMBIANO, Camilo Romero.

Sobre la influencia de estas disputas internas en el electorado, el analista Restrepo indicó que estas elecciones representan un panorama distinto para los votantes, especialmente porque “hay un gran auge de la opinión pública”, por lo cual los ciudadanos tienen mayor acceso a las dinámicas de los actores políticos en el país.

“Estamos en un escenario donde la gente no está creyendo en la política y en los políticos. Estos eran proyectos muy interesantes donde se trataban de unificar criterios, conceptos e

ideologías en una vertiente para solucionar problemas y en contra de un gobierno como el uribismo por ejemplo, pero, ha mostrado ser lo mismo que son peleas internas, visiones diferentes, posturas ideológicas contrarias”, reflexionó el doctor en política y comunicación sobre el panorama actual.

María Fernanda González Molinares

Comunicadora Social- Periodista. Apasionada por la literatura, el feminismo y la cultura pop. Nadadora de corazón. Soy egresada de la universidad EAFIT.

Si quiere más información:

.