<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Gobierno desmiente haber pedido repatriación de “Simón Trinidad”

  • Ricardo Palmera Pineda y otros dos exjefes guerrilleros tuvieron que suscribir el compromiso de no volver a levantarse en armas contra el Estado. FOTO COLPRENSA
    Ricardo Palmera Pineda y otros dos exjefes guerrilleros tuvieron que suscribir el compromiso de no volver a levantarse en armas contra el Estado. FOTO COLPRENSA

En un comunicado difundido este jueves, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz informó que el Gobierno Nacional verificó y reconoció que los colombianos Jorge Enrique Rodríguez Mendieta (anteriormente alias “Ivan Vargas”), Omaira Rojas Cabrera (alias “Sonia”) y Ricardo Palmera Pineda (“Simón Trinidad”), detenidos en cárceles de Estados Unidos, fueron miembros de las Farc.

(La verdad no hará libre a “Simón Trinidad”)

No obstante, desmintió las versiones que barajaba la prensa nacional sobre que había pedido supuestamente repatriarlos: “el Gobierno de Colombia no ha solicitado, como erróneamente se ha informado, la repatriación de dichas personas”.

Lo que ocurrió, según dicha Oficina, fue que “una vez realizado el proceso de verificación en el Comité Técnico Interinstitucional para la Verificación de Listados, sin que hubiera objeción alguna a su condición de pertenecía a las Farc y una vez suscrita el acta de compromiso de no volver a delinquir ni levantarse en armas en contra del Estado, el Alto Comisionado para la Paz reconoció su condición de integrantes de las Farc”.

“En consecuencia y siguiendo los trámites establecidos por la ley, el Gobierno nacional se encuentra surtiendo el trámite de acreditación a través del Ministerio de Relaciones Exteriores”, agregó.

La Oficina del Alto Comisionado para la Paz concluyó informando que ya se ha acreditado y revisado el 89 % de los listados de excombatientes entregados por las Farc. También, advirtió que el hecho de que dichas personas se acojan a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) no tiene implicaciones frente a la justicia de Estados Unidos.

Daniel Armirola Ricaurte

Salsero a ultranza. Volante de salida. San Lázaro me protege antes del cierre. Máster en Periodismo - El Mundo (España). Redactor Internacional - El Colombiano.

Te puede interesar

Las más leídas

Regístrate al newsletter