<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Paz y derechos humanos | PUBLICADO EL 06 enero 2018

A pesar del cese el fuego, el Eln sigue en guerra

Por Ricardo Monsalve Gaviria

En al menos cuatro departamentos del país ese grupo guerrillero mantiene enfrentamientos armados.

A pesar de estar en un cese bilateral con el Gobierno, el cual vence el próximo martes, la guerrilla del Eln mantiene varios frentes de guerra activos en al menos cuatro departamentos.

Esas actividades armadas no han involucrado directamente a la Fuerza pública, pero si a otros grupos armados ilegales con los que esa insurgencia se enfrenta en regiones como Cauca, Nariño, Chocó y Norte de Santander.

Precisamente, el último hecho que se registró ocurrió esta semana en zona rural del municipio de Bolívar, departamento de Cauca, donde un combate, que al parecer involucró unidades del Eln, dejó siete personas muertas, entre ellas un civil identificado como Silvio Meneses y un presunto cabecilla de esa guerrilla que había sido capturado en 2016, pero que gozaba de prisión domiciliaria conocido como “Bin Laden”.

En la primera semana de diciembre, el Comando Central del Eln había reconocido su participación en otro encuentro armado ocurrido en la vereda Pueblo Nuevo del municipio de Magüí Payán, Nariño, donde murieron 13 personas, quienes para los “elenos” eran integrantes de un grupo armado conocido como Guerrillas Unidas del Pacífico.

En Chocó, durante las últimas semanas de noviembre y el mes de diciembre, el Frente de Guerra Occidental del Eln, ha tenido varios choques con miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Clan del Golfo), en sectores rurales de Riosucio y Las Menas que han generado desplazamientos de la población civil. Estos hechos han sido denunciados por la propia guerrilla en su cuenta de Twitter y también por organizaciones que defienden los Derechos Humanos.

El pasado 29 de noviembre, la Policía de Norte de Santander denunció que una niña de nueve años recibió un impacto de bala en una de sus piernas tras quedar en medio de un enfrentamiento que, aparentemente, se dio entre militantes del Epl (los Pelusos) y el Eln en zona rural del municipio de Hacarí.

Desde la Fundación Ideas para la Paz se afirma que en esas zonas del país, el Eln intenta copar territorios que antes pertenecían a las Farc y por esa razón se presentan los enfrentamientos armados con otros grupos ilegales que buscan lo mismo.

Para esa fundación, el pacífico nariñense, norte de Buenaventura, sur y norte de Chocó; son las zonas donde más hay movimiento del Eln.

Eduardo Álvarez Vanegas, director de Dinámicas del Conflicto de la Fundación Ideas para la Paz indica que también hay que decir que se está usando el nombre del Eln, “no en términos de recambio de brazalete sino como parte de estructuras delincuenciales y, en algunos casos, como por ejemplo en Miranda, norte del Cauca, se dice que milicianos disidentes del frente sexto que quedaron en esa zona estarían usando el brazalete del Eln para despistar. Por un grafiti o un panfleto no se puede decir que esta guerrilla está en medio país, eso hay que tomarlo con cuidado. No es cierto que se tomaron todos los espacios dejados por las Farc”, señala.

98

días lleva el cese el fuego bilateral entre el Gobierno

y la guerrilla del Eln.

en definitiva

A pesar de estar en un cese el fuego bilateral con el Gobierno, la guerrilla del Eln sigue en conflicto con otros grupos armados ilegales en por lo menos cuatro departamentos del país.

Contexto de la Noticia

OPINIóN No es una violación al cese el fuego

Víctor de Currea Lugo
Profesor Universidad Naciona
“Se han registrado incidentes entre el Eln y otras agrupaciones armadas como los paramilitares en Chocó, el Epl en Catatumbo o las disidencias de las Farc en Nariño. Cualquier hecho violento es doloroso máxime si deja la pérdida de vidas, pero lo que hay que aclarar en términos técnicos es que el cese el fuego bilateral es eso: bilateral entre dos partes, el Gobierno y el Eln. Por tanto, los hechos que ocurran entre esta guerrilla y otro grupo no constituye una violación al cese el fuego, igual pasa si el Gobierno actúa contra las bandas y las disidencias”.
Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid