<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 06 noviembre 2022

“China promete mucho, pero poco cumple”: la dura advertencia del Embajador (e) de Estados Unidos

Francisco Palmieri, actual jefe de la delegación diplomática en Colombia, confirmó la alerta de Washington ante la creciente penetración del gigante asiático en el país.

  • “China promete mucho, pero poco cumple”: la dura advertencia del Embajador (e) de Estados Unidos
  • El embajador (e) Francisco Palmieri advirtió que su país mantiene la calificación de terroristas para el ELN y el narcodisidente “Iván Márquez”. FOTO: Julio César Herrera
    El embajador (e) Francisco Palmieri advirtió que su país mantiene la calificación de terroristas para el ELN y el narcodisidente “Iván Márquez”. FOTO: Julio César Herrera
  • El embajador (e) Palmieri estuvo esta semana en Quibdó, junto a Anu Rajaraman y Neneh Diallo, de Usaid, escuchando a los jóvenes de la región. FOTO: Cortesía
    El embajador (e) Palmieri estuvo esta semana en Quibdó, junto a Anu Rajaraman y Neneh Diallo, de Usaid, escuchando a los jóvenes de la región. FOTO: Cortesía
  • “China promete mucho, pero poco cumple”: la dura advertencia del Embajador (e) de Estados Unidos
  • El embajador (e) Francisco Palmieri advirtió que su país mantiene la calificación de terroristas para el ELN y el narcodisidente “Iván Márquez”. FOTO: Julio César Herrera
    El embajador (e) Francisco Palmieri advirtió que su país mantiene la calificación de terroristas para el ELN y el narcodisidente “Iván Márquez”. FOTO: Julio César Herrera
  • El embajador (e) Palmieri estuvo esta semana en Quibdó, junto a Anu Rajaraman y Neneh Diallo, de Usaid, escuchando a los jóvenes de la región. FOTO: Cortesía
    El embajador (e) Palmieri estuvo esta semana en Quibdó, junto a Anu Rajaraman y Neneh Diallo, de Usaid, escuchando a los jóvenes de la región. FOTO: Cortesía

Estados Unidos tiene una preocupación latente, que incluso le genera desconfianza, pero que hasta ahora no había pasado de abordarse a través de filtraciones de círculos políticos en Washington. No obstante, en esta entrevista con EL COLOMBIANO, el encargado de negocios de la embajada estadounidense en Colombia, Francisco Palmieri –quien oficia como embajador encargado desde hace tres meses–, lo dijo sin matices: la Casa Blanca ve con mucho recelo la creciente penetración de China en diversos sectores en Colombia.

Y es que empresas del gigante asiático ya tienen megaproyectos como el Metro de Bogotá, interés explícito en Hidroituango y –entre otras obras de alto impacto– en la construcción de un gasoducto que pasa por buena parte del territorio nacional.

Palmieri, de madre colombiana y confeso admirador del fútbol nacional, también le recordó al presidente Gustavo Petro que apoya su proyecto de paz total, pero que el ELN y el narcodisidente “Iván Márquez” no dejarán de ser vistos como terroristas hasta que Washington vea señales claras de que sí quieren pasar a la legalidad. Además, dijo que pese al crispado escenario económico del mundo, el Tratado de Libre Comercio (TLC) no es renegociable. Eso sí, le hizo un guiño a la recién aprobada reforma tributaria.

Embajador, ¿a qué vino toda esta semana a Medellín?

“Como Medellín es el centro productivo del país, es importante que cualquier embajador de Estados Unidos visite esa ciudad. Vine para la feria de las flores y el desfile de silleteros, pero con mi esposa y mi hija en una visita más turística. Pero, ahora, en esta visita he tenido la oportunidad de conocer la ciudad a profundidad, de conocer al Alcalde (Daniel Quintero), a los grandes comerciantes de la ciudad y también para sentirme más paisa”.

¿Qué interés tiene Estados Unidos sobre Medellín y Antioquia?

“Es muy importante, porque los paisas que viajan a los Estados Unidos para turismo y comercio son algunos de los más importantes que tenemos. Gasta su dinero en Estados Unidos, invierten su dinero en Estados Unidos. Un ejemplo es Cementos Argos, que, si estoy en lo correcto, de los mayores inversionistas de Colombia en Estados Unidos. Tenemos enlaces y vínculos muy importantes, pero particularmente en el campo económico”.

Usted estuvo en Necoclí y vio la crisis humanitaria de los migrantes, y todos buscan pasar el Darién para llegar a Estados Unidos...

“Ese viaje es muy peligroso para los migrantes. El sufrimiento de los venezolanos en el camino es algo que todos, como seres humanos, compartimos con ellos. Lo más impresionante, para mí, es la manera en que los colombianos, los antioqueños, están dando una ayuda humanitaria a esa comunidad. Y, por supuesto, hemos anunciado un programa en Estados Unidos para otorgar visas humanitarias a esa población de venezolanos; incluso, para disuadirlos de hacer el camino peligroso. Pero también para ofrecer una real oportunidad con esa visa humanitaria. Desde el anuncio de esa ayuda humanitaria, más de 9.949 venezolanos han recibido aprobación para viajar a Estados Unidos e, incluso, más de 900 ya ingresaron legalmente. Eso es algo real y es mucho más seguro para ellos”.

Eso hace que mucha gente que no cumple requisitos termine haciendo el mismo camino al revés, pasar por Centroamérica y atravesar el Darién. ¿No hay un efecto negativo?

“Lo más impresionante que yo he visto aquí en Colombia, y particularmente aquí en Medellín, es la manera en que están recibiendo los venezolanos ofreciéndoles oportunidades. El PPT es una cosa histórica a nivel mundial; los colombianos son líderes en la manera en que se trata a los migrantes. Fui a visitar un centro de integración que tienen aquí en Medellín, es uno de muchos, y es algo que me tocó, como colomboamericano, es la humanidad y hermandad con la que los paisas están ayudando a los venezolanos”.

Hay sectores que dicen que el Gobierno de Gustavo Petro no tiene entre sus prioridades políticas esa protección al migrante venezolano. ¿Eso les preocupa?

“No creo Colombia deje de incorporar e integrar a los venezolanos, que tienen un temor por volver a Venezuela porque las condiciones allá adentro son muy duras. Además, dice mucho que casi 7 millones de personas han dejado su país. Claro que, al mismo tiempo, sí quieren volver a sus hogares y comunidades; es lo mejor para ellos, reintegrarse en un sitio donde se sientan cómodos y tengan esperanza. Pero si el Gobierno colombiano quiere facilitar un retorno voluntario, tendría que ofrecer otra salida y de una forma más segura para los migrantes”.

Esta semana se dio el apretón de manos entre el presidente Petro y Nicolás Maduro, a quien Estados Unidos califica de “dictador” y por quien ofrece una recompensa de 15 millones de dólares por narcotráfico. ¿Qué piensa Washington?

“La decisión de cómo manejar su política exterior es una decisión soberana del Gobierno colombiano, y eso lo respetamos. Particularmente, sobre lo que pasó en Caracas, hay que hablar con nuestro embajador ante el Gobierno de Juan Guaidó, que seguro explica más. Yo tengo mis manos llenas aquí con las relaciones con Colombia, que es a donde estoy destinado, estoy trabajando con el nuevo gobierno y visitando todo el país”.

Embajador, estuvieron aquí en Colombia varios congresistas de su país y, entre otras cosas, expresaron preocupación por la presencia de China en el país. ¿Qué tanto los trasnocha?

“Estados Unidos nunca le va a decir a otro país que no tenga relaciones con China, que no mantenga relaciones económicas o que no negocien sobre las relaciones comerciales o las inversiones de China. Eso nunca lo vamos a hacer. Pero, al mismo tiempo, estamos llamando la atención porque China promete mucho, pero poco cumple a veces. Si un gobierno municipal o nacional tiene que entrar en una negociación con los chinos, debe hacerlo con los ojos muy abiertos”.

Eso quiere decir que sí les preocupa, y al parecer mucho, la presencia China en Colombia...

“Nuestros congresistas están preocupados porque cuando los chinos entran a un país, no es solo para construir un metro. Lo que hace es, a través de eso, capturar todos los datos personales de la gente, si ofrecen una vacuna es porque quieren los datos de la salud. Y están utilizando esa información, pero la forma como están usando esa información es lo que más le pregunta a Estados Unidos. Hemos aprendido mucho en Estados Unidos de esa situación, porque hemos tenido relaciones comerciales con China por mucho tiempo. Solamente les digo que las autoridades aquí tienen la responsabilidad de proteger la privacidad de los colombianos y pensar en por qué los chinos quieren entrar a sectores sensibles”.

El embajador (e) Francisco Palmieri advirtió que su país mantiene la calificación de terroristas para el ELN y el narcodisidente “Iván Márquez”. <b>FOTO: Julio César Herrera</b>
El embajador (e) Francisco Palmieri advirtió que su país mantiene la calificación de terroristas para el ELN y el narcodisidente “Iván Márquez”. FOTO: Julio César Herrera

¿Para qué quieren eso los chinos?

“Porque quieren capturar los datos de las personas. En la época informativa en la que estamos viviendo, ese tipo de datos son sumamente importantes para el comercio y eso es lo que les interesa a los chinos”.

Con el cambio de gobierno en Colombia, que ahora tiene posturas más laxas, si se quiere, con China, Rusia, Cuba y otros países que para Washington son críticos, ¿cómo está la relación con la Casa de Nariño?

“Colombia y Estados Unidos somos de lo mejor, porque hemos tenido 200 años de relaciones y la democracia que compartimos ha dado con este gobierno, a través de una elección libre, la viabilidad de un gobierno de centro-izquierda. Y con esa oportunidad el pueblo colombiano decidió un rumbo para su futuro, y eso lo compartimos en Estados Unidos: un compromiso con la democracia y una amistad de 200 años que va a durar mucho más. Poco a poco estamos construyendo la nueva relación con el nuevo gobierno”.

¿Le preocupa algo del nuevo Gobierno de Colombia?

“No me preocupo por nada aquí en Colombia. La razón es que, como dije, la base es tan fuerte que podemos trabajar para durar no solo los próximos cuatro años, sino muchos años más. Confío en la relación entre los gobiernos y más en la relación que compartimos entre colombianos y estadounidenses”.

¿Tampoco que el presidente Petro, por ejemplo, culpe a Estados Unidos de quebrar a otras economías por el aumento de tasas en Washington y la disparada del dólar en Colombia?

“El reto y el desafío de la economía mundial, en este momento, es grande. Hay muchos problemas, como la inflación global, que no es solo de un país o de otro. La presión contra las monedas de todos los países del mundo es grande. La invasión de Rusia a Ucrania ha creado una situación de incertidumbre en algunos sentidos. Vamos a trabajar con Colombia para avanzar en nuestros intereses económicos mutuos, y creo que hay mucho que hacer de forma conjunta”.

¿Estados Unidos vería viable una renegociación del tratado de libre comercio como se ha planteado desde el Gobierno de Petro?

“Sabemos que el TLC es la piedra angular para la inversión en Colombia, particularmente la que viene de Estados Unidos. Creó un ambiente muy importante en el que los dos lados entienden lo que es posible, y por eso creo que el tratado de libre comercio es muy importante. Yo estuve en el congreso avícola aquí en Medellín y, solo en ese campo, estamos viendo que 40 por ciento de las exportaciones de Colombia va a los Estados Unidos. Eso se da por el TLC. También se están moviendo aguacates, uchuvas, pimentones, por lo que no es solo tradicional como el café y el banano. Desde que entró el TLC se ha incrementado por más del 100% el comercio agrícola entre los dos países. Y Antioquia se ha beneficiado de eso.

¿No se debería renegociar?

“Yo creo que cualquier tratado que tiene 10 años de vigencia se puede hablar de modernizarlo o mejorarlo, pero en una renegociación hay que recordar que no es solo de un lado. Hay sectores en Estados Unidos que quieren hacer revisiones que pueden generar algunas polémicas”.

Empresas estadounidenses pidieron que, desde la Casa Blanca, se le pidiera a Colombia hacer una reforma tributaria menos compleja para sus intereses. ¿Esa gestión se hizo?

“Siempre defenderemos los acuerdos y los compromisos bajo el tratado de libre comercio, pero la reforma tributaria es algo que están manejando dentro del sistema político de Colombia y vemos que está avanzando. Estamos monitoreando eso, pero la reforma es muy importante para la economía colombiana”.

¿Estados Unidos apoya la paz total que propone el presidente Petro?

“El secretario Antony Blinken lo dijo, que apoyamos la paz total. Tenemos que entender más cómo se va a manejar este esfuerzo, que es bien complejo. Hay diferentes grupos y diferentes estándares; el sometimiento de grupos criminales es algo que toca a toda la sociedad. Hay que tomar en cuenta la impunidad y los derechos de las víctimas. Pero sabemos que la paz total para Colombia será algo bueno y vamos a buscar la manera para ver cómo podemos apoyar ese proceso. Por ejemplo, el secretario Blinken firmó con la vicepresidenta Francia Márquez nuestro acompañamiento al capítulo étnico del acuerdo de paz que no tenía un acompañamiento internacional, y ahora estamos comprometidos. Y no solo con recursos, sino políticamente para avanzar y que ese capítulo sea principal para este Gobierno con inclusión, diversidad y equidad. Ya hemos sido socios en estos temas con más de 1 billón de dólares desde 2016 para la implementación. Vamos a continuar en eso”.

¿Le quitarían el estatus de terrorista a Iván Márquez y al ELN para que Colombia pueda concretar la paz total?

“Hay que ver si ese grupo va a renunciar al terrorismo y si van a aceptar y a llegar a un acuerdo con el Gobierno. Pero hasta que veamos algo más concreto son terroristas y van a permanecer en la lista de terroristas”.

El embajador (e) Palmieri estuvo esta semana en Quibdó, junto a Anu Rajaraman y Neneh Diallo, de Usaid, escuchando a los jóvenes de la región. <b>FOTO: Cortesía</b>
El embajador (e) Palmieri estuvo esta semana en Quibdó, junto a Anu Rajaraman y Neneh Diallo, de Usaid, escuchando a los jóvenes de la región. FOTO: Cortesía

¿Cómo le fue en Chocó?

“Quibdó, para mí, fue muy impactante. Es ver otra Colombia. Cuando hablan de las ciudades grandes y de la brecha con las comunidades rurales, con regiones que han estado marginalizadas y verlo con mis propios ojos, fue algo que me impactó. Esa lucha para la justicia económica, social y medioambiental vale la pena. Estados Unidos está contribuyendo con programas en varias regiones. Pero lo más triste es que más de 100 activistas han muerto este año en el país”.

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Daniel Valero

Macroeditor de Actualidad

Si quiere más información:

.