<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 21 enero 2021

El país supera la cifra de 50.000 muertos por covid

  • 75,8 % era la ocupación de camas UCI en el promedio nacional hasta el pasado martes, de acuerdo con información del Ministerio de Salud. FOTO Esteban Vanegas
    75,8 % era la ocupación de camas UCI en el promedio nacional hasta el pasado martes, de acuerdo con información del Ministerio de Salud. FOTO Esteban Vanegas
  • 75,8 % era la ocupación de camas UCI en el promedio nacional hasta el pasado martes, de acuerdo con información del Ministerio de Salud. FOTO Esteban Vanegas
    75,8 % era la ocupación de camas UCI en el promedio nacional hasta el pasado martes, de acuerdo con información del Ministerio de Salud. FOTO Esteban Vanegas
Image
Por Richard Aguirre Fernández

Es el tiempo que pasó desde que se registró el primer deceso, el 16 de marzo, hasta ayer, según los datos del Ministerio de Salud. ¿Cuáles son los retos que quedan?

Esta noticia de la pandemia hoy es muy triste. Colombia sumó este jueves 50.187 muertes, lo que lo ubica como el país número doce en el mundo con mayor cantidad de decesos provocados por el virus, de acuerdo con los reportes de la Universidad Johns Hopkins, de Estados Unidos.

El de más decesos es EE.UU., con 404 mil, seguido de Brasil (211 mil) e India (152 mil). Después de Colombia aparecen países como Argentina (46 mil) y Perú (39 mil).

La nación llega a esa cifra 311 días después de que se registrara el primer deceso, el 16 de marzo del año pasado, con el fallecimiento de Arnold de Jesús Ricardo Iregui, un taxista de 57 años, quien se contagió en Cartagena luego de transportar a turistas europeos, según indicaron sus familiares en ese momento.

Desde ahí el virus no ha parado e incluso tomó fuerza al finalizar 2020 y empezar 2021, especialmente con las reuniones que se dieron durante la temporada de Navidad, lo que provocó un repunte de contagios y muertes, de acuerdo con lo expresado por entidades como el Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El número, para dimensionarlo, es como si se cayeran 166,6 aviones Airbus A330-300, los cuales pueden transportar hasta 300 personas; o el estadio Atanasio Girardot de Medellín a reventar con 44.000 personas y otras seis mil en los alrededores. También es más del doble de muertes que provocó la tragedia de Armero (Tolima) donde murieron 21 mil personas, tras la emergencia provocada por la erupción del Volcán Nevado del Ruiz en 1985.

¿Qué ha pasado?

Carlos Agudelo, epidemiólogo e infectólogo de la Clínica Universitaria Bolivariana y el Hospital San Vicente Fundación de Rionegro, de manera clara, resume que estas 50 mil muertes "son el reflejo de la magnitud del desastre que vivimos, porque eso son las pandemias, un desastre".

El especialista agrega que lo peor de la situación, teniendo en cuenta el repunte, que aún no llega la vacuna y que sigue el descuido, es que esa cifra será superada. "Sabemos que tenemos un retraso de 15 días en el número de contagios para ver las muertes que se reflejarán", agrega Agudelo.

Por otra parte, Johnattan García Ruiz, magíster en salud pública y salud global de la Universidad de Harvard, señala que esta cifra representa, además de las tragedias que cada familia vive, que el coronavirus sigue siendo "el primer reto de salud pública del país, porque estamos viendo que una sola enfermedad, en un año, representa entre el 20 y 25 % de todas las muertes registradas de todo el país, entonces no es algo menor".

Frente a la cifra, Jessica Giraldo Castrillón, epidemióloga y docente de la Universidad CES, menciona que desde agosto del año pasado se conoció, de acuerdo con los reportes del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), que Colombia registraba un "exceso de mortalidad" por la covid, situación que, palabras más palabras menos, es que se estaba muriendo más gente que en los promedios de los últimos años y esa presión la estaba generando el virus.

"Si bien hay un componente fundamental que escapa al control y tiene que ver directamente con características del virus, la capacidad de infección, la transmisibilidad y la posibilidad de producir cuadros graves en los pacientes, hay una parte muy importante que se debe hacer como sociedad para mitigar la magnitud del impacto del coronavirus", sostiene la especialista.

Además, Giraldo Castrillón agrega que el autocuidado, incluyendo medidas como el lavado de manos, usar el tapabocas correctamente y evitar aglomeraciones y sitios sin ventilación, siguen siendo parte la base de la estrategia que requiere la sociedad para encarar el virus, especialmente porque hasta el momento, aunque hay unas fechas estimadas, unas poblaciones priorizadas y un plan de vacunación diseñado y publicado, hasta el momento se desconoce cuándo llegarán las primeras dosis de 49 millones que el Gobierno Nacional anunció que tiene acordadas.

Frente a la muerte, Alejandra Robayo Ramírez, sicóloga de la Universidad CES, destaca que "es muy importante que las personas puedan hablar y expresar ese dolor por la partida", pues es una manera de despedir al ser querido.

"El recuerdo es lo que nos permite tenerlo presente", agrega la especialista, quien destaca que el silencio o aislarse nunca será una opción para hacer un duelo, pues el desenlace puede ser peor.

Lo que sigue

García Ruiz señala que se debe revisar que ha pasado con el Programa de pruebas, rastreo y aislamiento selectivo sostenible (Prass), el cual sirve para hacer el cerco de contactos de los contagios confirmados, qué ajustes se deben hacer y poner en práctica lo que se debe cambiar.

"En este momento es necesaria una evaluación de lo que pasó y una modificación de las estrategias, tanto en lo nacional como en lo local, sentándose a decir fallamos en esto y esto lo podemos mejorar", agrega el magíster.

Jaime Arias, exministro de Salud, resalta que la idea del Prass es correcta, pero su implementación es exigente, pero "aquí funciona a medias", no como en otros países como "Corea del Sur, Nueva Zelanda o Japón, con excelentes sistemas de información y rastreo de casos y disciplina social", dice el exfuncionario.

Incluso, hay que recordar, hace dos semanas EL COLOMBIANO reseñó que el propio director de Epidemiología del Ministerio, Julián Fernández Niño, expuso las fallas del modelo con el caso de una compañera de trabajo que resultó contagiada y la EPS no contactó a los cercanos a ella, como los compañeros.

Así las cosas, de acuerdo con los analistas, es momento de evaluar errores y corregirlos, porque mientras no se logre la inmunidad a través de la vacuna, “los errores en comunicación y en explicarles las medidas a la ciudadanía” pueden seguir costando vidas

4.966

pacientes con covid estaban en una UCI el pasado martes en el país: Minsalud.

614
pacientes con covid estaban en las UCI de Antioquia el miércoles: Gobernación.
Infográfico
en definitiva

Llegar a esta cifra de muertes en el país plantea una revisión de las medidas y del impacto que ha tenido la pandemia en el sistema de salud. En el mundo, son 2,070 millones de fallecimientos.

Contexto de la Noticia

La covid no es un “simple gripita” ANÁLISIS

Augusto Galán - Director del observatorio Así vamos en salud

Diez meses desde que se inició la pandemia en Colombia y en esta semana se supera la cifra de 50 mil personas fallecidas como resultado de esta infección por coronavirus. La gran mayoría de ellas, mayores de 60 años. Al comparar la situación en el escenario latinoamericano, nuestro país ocupa el sexto puesto en la tasa de mortalidad por 100.000 habitantes. Para contextualizar esta cifra no necesitamos más que revisar el perfil de mortalidad que ha tenido nuestro país durante los últimos años; encontramos allí las primeras diez patologías causales junto al número de fallecidos por las mismas. Desde hace poco más de una década la enfermedad isquémica del corazón –el infarto cardíaco– ha sido la primera causa de mortalidad en el país. El dato anualizado más reciente muestra que en 2019, un poco más de 39 mil personas fallecieron por esta causa. Podemos decir entonces que la mortalidad por coronavirus pasará a la historia epidemiológica del país como la primera causa del año 2020. Cincuenta mil familias que perdieron sus seres queridos. El doble de la población que murió en la tragedia de Armero. La Covid-19 no ha resultado ser una simple “gripita” como algunos han querido minimizar la pandemia. Convivirá con el mundo por varios años más y además nos ha demostrado que la salud es el fundamento de una sociedad; sin la salud la esta última no es productiva, ni crece el PIB, tampoco el comercio se desenvuelve e inclusive la educación no se puede realizar con pertinencia. Comprender esto será esencial para transformar el concepto de salud que ha imperado por muchas décadas en el país y en el mundo, lo que deberá redundar en el bienestar y en la protección de las sociedades.

radiografía alternativas al ritual de la muerte

Alejandra Robayo Ramírez, sicóloga de la Universidad CES y cofundadora de Duelo Contigo, una iniciativa que nació en abril del año pasado para acompañar a las familias que perdieron a sus seres queridos por la pandemia, resalta que teniendo en cuenta que los rituales de despedida, como los velorios o los entierros, ya no se pueden hacer, hay que buscar alternativas para aceptar la muerte en medio de la pandemia. Para ella, lo que las familias deben hacer es abrir otro tipo de espacios, como escribir una carta, hacer un rincón del recuerdo o un altar dentro de la casa en el que se puedan ubicar las cenizas del familiar y acompañarlo de fotos, flores o velas.

Richard Aguirre Fernández

Periodista de la Universidad del Quindío. De Calarcá.

.