<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 06 diciembre 2020

13 jesuitas murieron en dos semanas, 10 de ellos por covid

  • Los fallecidos convivían en el barrio Chapinero, Bogotá. Algunos de ellos tenían más de 80 años. FOTO WWW.JESUITAS.CO
    Los fallecidos convivían en el barrio Chapinero, Bogotá. Algunos de ellos tenían más de 80 años. FOTO WWW.JESUITAS.CO
  • Los fallecidos convivían en el barrio Chapinero, Bogotá. Algunos de ellos tenían más de 80 años. FOTO WWW.JESUITAS.CO
    Los fallecidos convivían en el barrio Chapinero, Bogotá. Algunos de ellos tenían más de 80 años. FOTO WWW.JESUITAS.CO
Ronal Castañeda

Tiempos difíciles para los miembros de la Compañía de Jesús y católicos de Bogotá, quienes han lamentado varios decesos durante las dos recientes semanas, debido a la pandemia.

En dos semanas fallecieron, por el nuevo coronavirus, los padres Rodolfo Eduardo de Roux, Marco Tulio González, Roberto Triviño, Jorge Uribe, Gonzalo Amaya, Leonardo Ramírez, Guillermo Hernández, Álvaro Jiménez, Gabriel Montañez y Fortunato Herrera.

En un artículo conmemorativo, publicado el 4 de diciembre en Jesuitas.co y firmado por José Leonardo Rincón, se señala:

“Racha, debacle y catástrofe son, entre otros muchos, los calificativos que tratan de definir lo que nos ha pasado a los jesuitas en estos quince días: hemos perdido trece hermanos (doce sacerdotes y un hermano), casi uno diario”.

10 de ellos murieron tras contraer el virus, mientras que los otros tres fallecieron por otras causas. Estas son las semblanzas que se comparten en el sitio web:

Rodolfo de Roux: doctor en Teología y profesor en eucaristía, escribió novelas. Era tío de Francisco de Roux, el presidente de la Comisión de la Verdad.

Luis Carlos Herrera: humanista, apasionado por la literatura, especialista en Rivera y García Márquez. Profesor en la Javeriana, también fue rector de los colegios San Luis Gonzaga, en Manizales, y San José, en Barranquilla.

Carlos Alberto Cardona: contador javeriano, se especializó en Educación. Fue vicerrector del colegio jesuita de Barranquilla y era el director de Pastoral en la Javeriana Cali.

Gabriel Montañez: religioso hermano, fue un trabajador incansable en oficios varios, sencillo y humilde; sin mayores protagonismos, sirvió generosamente toda su vida.

Marco Tulio González: decano de Psicología. Fue rector en la Universidad Mariana, en Pasto, y vicerrector en la Universidad Ruiz de Montoya, en Lima.

Roberto Triviño: consagró su vida entera a dar ejercicios espirituales al clero colombiano y a la vida religiosa desde el Centro de Espiritualidad.

Jorge Uribe: comunicador social. Desde la Javeriana, el antiguo Cenprovarios y medios de comunicación, creó emisoras regionales y, a través de ellas, ejerció su apostolado.

Gonzalo Amaya: párroco en varias partes del país, consejero espiritual de la vida religiosa y en los sectores populares.

Leonardo Ramírez: dejó en un punto muy alto la colonial Iglesia de San Ignacio. La mayor parte de su vida la dedicó al apostolado en diversas cárceles de Bogotá.

Guillermo Hernández: psicólogo, creador de las Escuelas de Padres en nuestros colegios. Su fortaleza estuvo en la pastoral y consejería familiar.

Álvaro Jiménez: psicólogo, decano en la Universidad Javeriana, de Bogotá, y vicerrector en la Javeriana Cali. Escribió cerca de 30 libros de amplia difusión.

Fortunato Herrera: psicólogo y educador en las dos sedes de la Universidad Javeriana y en varios colegios, como el Mayor de San Bartolomé. Fue un apasionado de la historia jesuita y custodio de los archivos más antiguos de la Compañía.

Alfonso Llano: Doctor en Filosofía y Teología, profesor de Ética, decano en la Facultad de Medicina, pionero de la bioética en el país, director de la Fundación Centro Nacional de Bioética (Cenalbe), capellán de Palacio. Tenía una columna dominical en El Tiempo.

.