<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Seguridad | PUBLICADO EL 23 junio 2021

Guardia indígena amputado, tercera víctima de mina antipersonal en solo dos días

  • En este resguardo de Dabeiba ocurrió el nuevo incidente en el cual un guardia indígena perdió una de sus piernas al pisar una mina. FOTO CORTESÍA
    En este resguardo de Dabeiba ocurrió el nuevo incidente en el cual un guardia indígena perdió una de sus piernas al pisar una mina. FOTO CORTESÍA
  • En este resguardo de Dabeiba ocurrió el nuevo incidente en el cual un guardia indígena perdió una de sus piernas al pisar una mina. FOTO CORTESÍA
    En este resguardo de Dabeiba ocurrió el nuevo incidente en el cual un guardia indígena perdió una de sus piernas al pisar una mina. FOTO CORTESÍA
Gustavo Ospina Zapata

A las muertes de una madre indígena y su bebé al pisar un campo minado en el municipio de Murindó, se suma una nueva víctima de estos artefactos explosivos, que aunque no falleció sí perdió una de sus extremidades inferiores.

Se trata de Horacio Carupia Pernía, un joven de 22 años integrante de la Guardia Indígena de la comunidad Amparradó Medio, del Resguardo Amparradó de Dabeiba, quien en la tarde del martes pisó una mina antipersonal, lo que le ocasionó la pérdida total de su pierna derecha.

En un comunicado, la Organización Indígena de Antioquia, OIA, señaló al Eln como el grupo responsable de venir sembrando estos artefactos explosivos en el departamento desde 2019, lo que calificó como “una miserable estrategia de guerra” que “pone en peligro la vida y la integridad de hombres, mujeres y niños indígenas por igual”.

Al relatar los hechos, la OIA y su Consejo de Gobierno Mayor en el departamento indicó que Carupia Pernía, debido a la gravedad de sus lesiones, fue trasladado en el helicóptero del Programa Aéreo de Salud de la Gobernación hacia Medellín, donde recibe atención médica en un hospital de la ciudad.

El caso de las dos mujeres ocurrió el lunes 21 de junio en la mañana, cuando una madre de 22 años y su bebé recién nacida pisaron una mina antipersonal instalada por los grupos ilegales en la comunidad Bachidubi del Resguardo Río Murindó, de Murindó.

Según el relato, la madre indígena se hallaba realizando labores agrícolas cuando cayó en el campo minado perdiendo la vida de manera instantánea junto a la neonata.

“Estos hechos agravan la situación que venimos denunciando desde 2019 y que se registra especialmente en comunidades del Occidente, Norte Urabá y Bajo Cauca antioqueños”, relacionada con la presencia de actores armados en los territorios, dice la OIA, por lo cual le exige al Gobierno Nacional que les brinde garantías a las comunidades ancestrales para la construcción de la paz.

La OIA pide no solo reactivar los diálogos de paz con el ELN sino que también exige la salida de los actores armados de sus territorios.

Según William Pertuz, Consejero de Derechos Humanos y de Paz de la OIA, desde 2020 ha muerto nueve indígenas por esta causa en Antioquia, cuatro de ellos menores de edad; y cinco han resultado heridos, entre ellos un menor que sufrió mutilación, a los que se suma el joven integrante de la Guardia Indígena de Dabeiba.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

.