<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Seguridad | PUBLICADO EL 21 septiembre 2021

Capturan a 10 miembros de poderosa banda de tráfico de migrantes

  • Nueve de los 10 miembros de la banda capturados por las autoridades. FOTO CORTESÍA POLICÍA
    Nueve de los 10 miembros de la banda capturados por las autoridades. FOTO CORTESÍA POLICÍA
  • Nueve de los 10 miembros de la banda capturados por las autoridades. FOTO CORTESÍA POLICÍA
    Nueve de los 10 miembros de la banda capturados por las autoridades. FOTO CORTESÍA POLICÍA
Gustavo Ospina Zapata

En una operación conjunta entre las autoridades colombianas y de Estados Unidos fueron capturados diez integrantes de una poderosa banda dedicada al tráfico de migrantes, que por estos días constituye uno de los principales problemas de Colombia.

La investigación y las capturas se ejecutaron entre la Policía, la Dijín y la Fiscalía de Colombia en coordinación con la Agencia del Servicio Diplomático de Estados Unidos, con diez allanamientos realizados en las ciudades de Bogotá, Ipiales, Medellín y Necoclí.

Según el mayor general Fernando Murillo, director de Investigación Criminal de la Interpol, la investigación tardó seis meses con estricta vigilancia y seguimientos, que permitieron establecer la manera como operaba la organización criminal.

En la operación se logró la captura del máximo cabecilla del grupo identificado como Armando Wilson Meneses Tucanez, alias “Poli”, quien tenia medida de detención domiciliaria debido a que en el año 2017 fue capturado por el mismo delito de tráfico de migrantes y a la fecha contaba con un permiso de trabajo, el cual aprovechó para continuar delinquiendo.

Según el oficial Murillo, su domicilio estaba ubicado en el municipio de Ipiales (Nariño), desde donde coordinaba con los demás integrantes de la organización criminal el transporte ilegal de migrantes desde Ecuador, también cobraba altas sumas de dinero y su red se extendía a todo el territorio nacional, con apoyo de coyotes ecuatorianos, dueños y administradores de hoteles, conductores de buses de transporte interdepartamental, taxistas y lancheros en la costa Caribe.

“Durante las labores investigativas se logró identificar a los integrantes de esta red criminal y conocer la ruta que utilizaban para traficar con migrantes, exponiéndolos a diversos vejámenes inclusive hasta mantenerlos encerrados en hoteles o casas de acopio en contra de su voluntad, quitándoles los pasaportes o pertenencias si no pagaban el costo que cobraban por llevarlos hasta la costa Caribe”, reveló el mayor general Murillo.

La organización delincuencial traficaba con migrantes de Nepal, India, África y China, entre otros, y la travesía final duraba aproximadamente 236 días, con un tramo en Colombia entre Ipiales y Necoclí, con meta final Estados Unidos, “donde se pudieron evidenciar más de 1.500 migrantes que pasaron por esta ruta, de los cuales muchos de ellos no alcanzaron a llegar a territorio norteamericano por la dificultad de este viaje”.

La investigación para lograr la captura y judicialización requirió de entrevistas judiciales, controles técnicos, inspecciones, búsqueda selectiva en bases de datos, análisis de links y de información, hasta que se logró evidenciar que dicha organización criminal utilizaba casas ubicadas en resguardos indígenas para hospedar a los migrantes y evadir los controles policiales.

“En una de sus travesías, los lancheros de la organización criminal, al ver que se aproximaba una patrulla de guardacostas, abandonó a su suerte a 17 migrantes en una playa de difícil acceso en el Chocó, entre las que se encontraban niños y mujeres embarazadas, las cuales después de varias horas fueron rescatadas por funcionarios de la alcaldía de Acandí con apoyo de la Armada Nacional”, reveló el jefe de la Interpol.

Tras realizarse una audiencia de control de garantías, los capturados, que fueron imputados por los delitos de concierto para delinquir con fines de tráfico de migrantes, falsedad en documento público y violación de medidas sanitarias, fueron cobijados con medida privativa de la libertad, la cual les fue impuesta a 7 de ellos en centros carcelarios de Bogotá, Ipiales, Medellín y Apartadó (Antioquia). A los otros tres se les asignó medida de aseguramiento domiciliaria en Medellín e Ipiales.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

.