<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 08 octubre 2021

Volver al Aburrá un fin de semana se volvió un caos

  • En la salida hacia el norte, la congestión empieza desde la Terminal Norte. FOTO Carlos Velásquez
    En la salida hacia el norte, la congestión empieza desde la Terminal Norte. FOTO Carlos Velásquez
  • En la salida hacia el norte, la congestión empieza desde la Terminal Norte. FOTO Carlos Velásquez
    En la salida hacia el norte, la congestión empieza desde la Terminal Norte. FOTO Carlos Velásquez
Volver al Aburrá un fin de semana se volvió un caos
Jacobo Betancur Peláez

Según la Gobernación, hasta 400.000 vehículos taponan la salida y el acceso al Valle de Aburrá. Viajeros esperan apertura de nuevas vías.

Tomarse un descanso en destinos turísticos ubicados en subregiones como el Occidente, el Suroeste o el Oriente antioqueño se convirtió en un dolor de cabeza para cientos de miles de habitantes del Valle de Aburrá.

Tras el regreso de la actividad turística, paralizada durante los cierres y restricciones de la pandemia, largas y congestionadas filas de carros se tomaron las principales vías del departamento.

De acuerdo con los cálculos de la Gobernación de Antioquia, con base en los registros de la red de peajes, durante los fines de semana son al menos 400.000 los vehículos provenientes del Aburrá que circulan por las vías del departamento.

Los ejes críticos

Sergio Roldán Gutiérrez, secretario de Turismo de Antioquia, explicó que, según el diagnóstico de esa dependencia, son cuatro las conexiones más afectadas, a causa de la salida y retorno en masa de los ciudadanos durante los fines de semana.

La primera de ellas, ubicada la subregión del Oriente, es la vía entre Medellín y Guatapé, que pese a tener una extensión de 75 kilómetros aproximadamente (desde la Terminal Norte hasta Guatapé) y un tiempo de desplazamiento de una hora y media, recorrerla durante los fines de semana puede tardar hasta seis horas.

Aunque el punto más crítico de esta carretera está ubicado en el tramo entre Marinilla y Guatapé, otros municipios como Concepción, San Rafael y San Carlos han sentido los coletazos de esa congestión.

En la subregión del Suroeste, la segunda vía que colapsa durante los fines de semana es la que conduce a destinos como el municipio de Amagá, el corregimiento de Bolombolo (en Venecia), entre otros.

A través de las redes sociales, en donde EL COLOMBIANO invitó a sus lectores a contar su experiencia, usuarios precisaron que el tramo más complicado se ubica a la altura de los trabajos de Pacífico 1, entre los municipios de Caldas y Amagá.

Allí, buses intermunicipales, motos, vehículos de carga y carros quedan atrapados en largos tacos que suelen formarse los sábados en el día y los domingos desde la tarde, según los testimonios de los ciudadanos.

Los otros dos corredores problemáticos son la vía entre Medellín y Santa Fe de Antioquia y la vía entre Medellín y la subregión del Norte antioqueño, hacia municipios como San Pedro de los Milagros, Belmira.

Las soluciones

Aunque para varios de estos corredores la solución a las congestiones estaría próxima, en otros todavía sería cuestión de años.

En el caso del Suroeste, la culminación del proyecto Pacífico 1, que comprende la construcción e intervención de 50,2 kilómetros de vía, permitirá mejorar la movilidad entre los municipios de Caldas, Venecia, Titiribí y Amagá. Con corte al pasado 30 de septiembre, este tenía un avance constructivo del 77,56 %, según la ANI y se entregaría en abril de 2023. En el Occidente, las esperanzas están puestas en el proyecto Mar 1, que conectará a Medellín con el municipio de Cañasgordas. Con corte al pasado 30 de septiembre tenía un avance del 90,94 % y operaría en julio de 2022. En el Oriente, aunque desde 2012 se avanza en una alianza público privada para mejorar la vía entre Guatapé y Marinilla, esta aún está en etapa de diseños y no inicia su construcción.

Infográfico

Contexto de la Noticia

Paréntesis En el mapa hay otros destinos

Ante los embotellamientos y el desbordamiento de destinos turísticos tradicionales como Guatapé, Jericó o Santa Fe de Antioquia, el secretario de Turismo, Sergio Roldán, señaló que el departamento también tiene otros destinos con menor demanda, que también pueden permitirle a los viajeros desconectarse por un fin de semana. Algunos de los municipios recomendados son Entrerríos y Belmira, cerca al páramo de Santa Inés. En el occidente aparecen Olaya y Liborina, y en el norte el municipio de San José de la Montaña. Para evitar el caos, se aconseja salir temprano.

Jacobo Betancur Peláez

Comunicador social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana, especializado en la investigación de temáticas locales. También cubro temas relacionados con salud, historia y ciencia.

.