<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Tendencias | PUBLICADO EL 22 mayo 2022

Huele a espíritu adolescente: pagan más de cuatro millones de dólares por guitarra de Cobain

La subasta se realizó por internet e incluyó piezas de otros astros de la historia del rock. Sin embargo, la pieza más codiciada fue la guitarra del líder de Nirvana.

  • Cobain murió a los 27 y dejó una viuda -la polémica cantante Courtney Love- y una pequeña hija. Foto: archivo.
    Cobain murió a los 27 y dejó una viuda -la polémica cantante Courtney Love- y una pequeña hija. Foto: archivo.
  • Cobain murió a los 27 y dejó una viuda -la polémica cantante Courtney Love- y una pequeña hija. Foto: archivo.
    Cobain murió a los 27 y dejó una viuda -la polémica cantante Courtney Love- y una pequeña hija. Foto: archivo.
EL COLOMBIANO.

No faltan los melómanos que comparan a Kurt Cobain con Bob Dylan y con Elvis Presley. Con una carrera muy corta –de 1987 a 1994– y con apenas tres discos, Cobain fue el emblema y vocero de la Generación X.

Tras su suicidio, los objetos de Cobain son fetiches para los coleccionistas, capaces de gastar fortunas por su ropa o por sus instrumentos musicales. Este fin de semana, la Casa de Subastas Julien´s vendió por 4.5 millones de dólares (unos 18 mil millones de pesos) la guitarra eléctrica con la que el vocalista y compositor de Nirvana grabó en 1991 el video musical de “Smells Like Teen Spirit”. Se trata de una Fender Mustang de 1969, especial para los zurdos.

Muerto por mano propia el 5 de abril de 1994, Cobain entró en el triste pero célebre club de los 27: artistas fallecidos a esa edad, del que hacen parte el baterista de los Rolling Stone Brain Jones, la cantante Janis Joplin, el guitarrista Jimi Hendrix y el cantante Jim Morrison. Joplin y Cobain tenían serios problemas con la heroína.

En los cinco minutos de duración de “Smells Like Teen Spirit” se concentran la rabia y frustración del Grunge -variante del rock que cultivó Nirvana- y de una generación que asistió a los años finales de la Guerra Fría. La carta de suicidio de Cobain cierra con un pasaje de una canción de Neil Young: “Se me ha acabado la pasión, y recuerden que es mejor quemarse que apagarse lentamente”.

.