<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Tendencias | PUBLICADO EL 15 febrero 2022

Cohete que se estrellará contra la Luna en marzo no es de Elon Musk

  • No se ha confirmado, pero se cree que se trata de un cohete chino lanzado en 2014. Foto: Nasa
    No se ha confirmado, pero se cree que se trata de un cohete chino lanzado en 2014. Foto: Nasa
  • Locación de la caída del objeto. Foto: Software Projectpluto
    Locación de la caída del objeto. Foto: Software Projectpluto
  • No se ha confirmado, pero se cree que se trata de un cohete chino lanzado en 2014. Foto: Nasa
    No se ha confirmado, pero se cree que se trata de un cohete chino lanzado en 2014. Foto: Nasa
  • Locación de la caída del objeto. Foto: Software Projectpluto
    Locación de la caída del objeto. Foto: Software Projectpluto
Vanesa de la Cruz Pavas

Hasta hoy se creía que el cohete que se estrellará contra la superficie de la Luna en menos de un mes era de SpaceX, empresa de viajes espaciales de Elon Musk, pero hoy se constató que no es así.

No se trata de un Falcon 9 de Space X el que será el primer impacto no controlado contra este satélite natural. Será, en cambio, uno chino: el cohete Long March 3C, propulsor de la misión lunar Chang’e 5-T1 lanzada en 2014.

Pero, aunque hubo un malentendido respecto al causante del próximo cráter de la Luna, sí es seguro que ocurrirá el 4 de marzo. Y que será a una velocidad de 2,6 kilómetros por segundo. El cráter se espera que sea de 19 metros de diámetro.

El nuevo sospechoso, aunque tampoco confirmado al 100 %, es parte de una misión china que envió a la Luna un robot para recoger muestras que fueron devueltas a la Tierra en ese entonces. Los restos, esa basura espacial, es la que chocará, pues está en trayectoria hacia la luna.

Locación de la caída del objeto. <b>Foto: Software Projectpluto</b>
Locación de la caída del objeto. Foto: Software Projectpluto

¿Por qué hubo una confusión?

Inicialmente se creía que serían restos de un cohete de Elon Musk, porque así lo había informado Bill Gray, creador del Software Projectpluto, quien identificó el objeto y procesó los datos. Él se ha disculpado por su error de cálculo.

“En 2015 identifiqué erróneamente este objeto como 2015-007B, la segunda etapa de la nave espacial Dscovr. Ahora tenemos pruebas fehacientes de que en realidad es 2014-065B, el propulsor de la misión lunar Chang’e 5-T1”, explicó Gray en su blog.

Y Gray estaba seguro de su información hasta que recibió una llamada del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa, o Jet Propulsion Laboratory, quienes le indicaron que una vez el cohete del Falcon 9 se desprendió, en el año 2015, tomó otra trayectoria que no era cercana a la Luna ni que lo llevaría a ella, por lo que no podía ser la misma basura espacial.

Lo que se sabe hasta ahora es que no es un asteroide, porque orbita a la Tierra y no al Sol, y que no es de SpaceX. Y aunque cree que es el cohete chino, no se puede comprobar.

Eso evidencia que es necesaria mejor documentación, reglamentación y registro sobre los objetos que se lanzan al espacio profundo y al espacio en general.

Vanesa de la Cruz Pavas

Periodista de la UPB. Amante de las historias y de las culturas. Estoy aprendiendo a escuchar y a escribir.

.