<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Tendencias | PUBLICADO EL 18 octubre 2021

¿Cómo se imagina un mejor país?

  • Valentina Rosas y Claudio Fuentes de Tenemos que hablar de Chile, visitan Colombia. FOTO Edwin Bustamante Restrepo
    Valentina Rosas y Claudio Fuentes de Tenemos que hablar de Chile, visitan Colombia. FOTO Edwin Bustamante Restrepo
  • Valentina Rosas y Claudio Fuentes de Tenemos que hablar de Chile, visitan Colombia. FOTO Edwin Bustamante Restrepo
    Valentina Rosas y Claudio Fuentes de Tenemos que hablar de Chile, visitan Colombia. FOTO Edwin Bustamante Restrepo
Por Miguel Bernal

La situación es típica, usted se sienta con sus amigos, sus familiares, sus compañeros de trabajo o estudio para arreglar al país, mientras toman café, una cerveza o están al mediotiempo de un partido de fútbol.

Tumban leyes, instauran otras, cambian a un ministro, meten a alguien a la cárcel, nombran a otro en un cargo público y así a lo largo de la conversación establecen las claves para mejorar al país.

Este ejercicio espontáneo es el germen del que surgió, en abril del 2020, Tenemos que hablar de Chile, un espacio interuniversitario donde la Universidad de Chile y la Universidad Católica buscaban convertirse en mediadores y garantizar un espacio de encuentro verbal que ayudara a disminuir, con palabras y argumentos, la violencia física y la confrontación que se daba en las calles.

Esto pasaba en el marco de las protestas sociales que iniciaron en 2019 con jóvenes negándose a pagar un alza en el tiquete del transporte público y que llegaron a su punto más alto a principios de este año cuando se inició un proceso constituyente. Algunas de las ideas que discutieron allí nacieron de esos diálogos.

Desde entonces Tenemos que hablar de Chile se ha convertido en una plataforma de diálogo y discusión para actores ideológicos de todos los puntos. Además, desde diciembre de 2020 ha apadrinado a Tenemos que hablar de Colombia, su contraparte en esta latitud del continente (Ver Paréntesis).

En el marco del apadrinamiento, Valentina Rosas, subdirectora y vocera, y Claudio Fuentes, Jefe de sistematización, visitaron Colombia y Medellín para afianzar ese trabajo y ayuda.

Sentarse a hablar

Cuando se les pregunta por cómo lograron generar un ambiente de confianza en Chile para que fuera posible un diálogo, mencionan que “fue un desafío logístico”, en ese país había mucha desconfianza en las instituciones, incluyendo a las universidades, por lo que al principio fue lento, pero conforme la gente notaba que era un espacio horizontal, con personas de todas partes del país, se fueron sumando e incluso pidiendo más diversidad en los invitados. “Era la primera vez que hablaban con personas del otro extremo del país, teniendo muchos prejuicios aunque encontrando cosas en común”, cuenta Rosas.

Para ellos el volver a las bases de la política, de la discusión por defender los intereses de la comunidad, en una discusión sana sirvió para revalorar a algunos actores políticos y buscar nuevas alternativas, de ahí se explica que ahora el congreso de Chile tenga más candidatos independientes que nunca, una renovación de ideas, temas y políticas, un logro igual de valioso que la constituyente, cuenta Fuentes

Contexto de la Noticia

Paréntesis Hay que hablar de Colombia

Esta iniciativa que se inspira en la Chilena es un trabajo continuo entre las universidades EAFIT, Nacional de Colombia, Los Andes, del Valle, Uninorte e Industrial de Santander, con el impulso de la Fundación Ideas para la Paz y el Grupo SURA en alianza con Bancolombia. Buscan garantizar la inclusión de todo el país. Júlder Alexander Gómez Posada, miembro del equipo, afirma que este espacio brinda información a los ciudadanos para evaluar las propuestas de los candidatos a las próximas elecciones, le ofrece información a los candidatos para elaborar sus propuestas, y ayuda a los medios de comunicación a priorizar los temas de discusión relevantes para esas elecciones.

Miguel Bernal Carvajal

Periodista y magíster en Escrituras Creativas. Buzo de corazón, amante de los viajes, el arte y las buenas historias. También escribo cuentos.

.