<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Gobierno aún no decide si aumento en el precio de los peajes se hará en diciembre o en enero

El MinHacienda, Ricardo Bonilla, afirmó que es “contraproducente” realizar dos incrementos (en diciembre y enero), pero indicó que todavía está en conversaciones con MinTransporte.

  • Por lo general, las tarifas de los peajes aumentan a principio de cada año de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del año inmediatamente anterior. Foto: Archivo
    Por lo general, las tarifas de los peajes aumentan a principio de cada año de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del año inmediatamente anterior. Foto: Archivo
Gobierno aún no decide si aumento en el precio de los peajes se hará en diciembre o en enero
17 de noviembre de 2023
bookmark
Infográfico

A principios de noviembre el Ministerio de Transporte publicó un borrador de decreto para aumentar las tarifas de los peajes en Colombia, el cual se pretendía realizar para diciembre de 2023 y enero de 2024. Sin embargo, el Gobierno ya no contemplaría dos alzas sino solo una.

Así lo afirmó el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, quien aseguró que un incremento en diciembre y otro en enero es “contraproducente”, pues, dijo, preocupa que “se dispare la inflación o se genere un impacto en la estructura económica”.

“Estamos evaluando porque eso significaba hacer un incremento ahora y otro en enero, y el golpe seguramente hubiera sido profundamente doloroso (...) Entonces, dijimos, hagamos uno solo”, explicó el ministro a medios.

Puede leer: El mal negocio que sería revisar la regla fiscal en Colombia

Y si bien una de las interpretaciones a sus declaraciones es que este incremento no se haría en diciembre, sino que se aplazaría para 2024, Bonilla aún no lo confirma. De hecho, en medio de una audiencia sobre la reforma pensional en el Congreso de la República, realizada ayer, el funcionario aseguró que se encuentra todavía “en conversaciones con el Ministerio de Transporte sobre cómo sería el tema”.

“Lo cierto es que no se pueden dejar congelados, pero no puede haber uno en diciembre y otro en enero, y eso es lo que estamos conversando”, anotó el ministro.

La discusión

El borrador que presentó la cartera de Transporte argumentaba que el alza que pretendía comenzar el próximo 1° de diciembre se ajustaría teniendo en cuenta el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del 2022 (13,12%). Esto, dado que la inflación en el país ya se estaba desacelarando. Y en cuanto al previsto para la vigencia 2024, este se daría según el IPC de 2023.

Cabe recordar que las tarifas se congelaron en los 143 peajes a cargo del Instituto Nacional de Vías (Invias), y de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), con el propósito de amortizar los impactos que el alto costo de vida estaba teniendo en el bolsillo de las familias colombianas (ver gráfico).

Entérese: ¿En qué se gastaron la platica los colombianos este 2023?

Precisamente, con el fin de dar esa discusión, sumada a la de combustibles, los gremios de transportadores y el Gobierno Nacional comenzaron una serie de mesas técnicas.

En estas, representantes como Henry Cárdenas, presidente de la Federación de Transportadores de Carga (Fedetranscarga), pidieron aplazar este aumento de los peajes, asegurando que están dispuestos a asumir el ajuste correspondiente al 2024 con el IPC en el que finalice el 2023.

“Es mejor hacer una sola subida el próximo año, haciendo ese traslado al generador de carga”, dijo Cárdenas.

Sin embargo, desde la Asociación de Transportadores de Carga (ATC) indicaron que no están de acuerdo con que el valor de los peajes se incremente ni este año ni el próximo.

“El Gobierno debe buscar otra forma de financiación de la infraestructura vial más novedosa y menos agresiva para los transportadores. Como el uso de las vías es un bien público, entonces que se diseñe un proceso de recaudo público donde todos participen y no solo nosotros”, manifestó Anderson Quiceno, presidente de ese gremio.

Lea más: Fenalce alerta por importación de maíz americano no apto para el consumo humano y animal

Los impactos

Desde la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI) han advertido que este congelamiento, de hacerse de manera indefinida, podría generar un hueco en las finanzas de los proyectos viales del país cercano a los $13,8 billones al año 2040, dado que la construcción, operación y mantenimiento depende de los recursos provenientes de los peajes.

De hecho, el mismo ministro Bonilla reconoció en declaraciones pasadas, apenas se hizo público el decreto mencionado anteriormente, que no subir estos valores causó problemas en la estructura financiera de los peajes y de las concesiones viales que se financian con ellos.

“Quedaron desfinanciados los procesos de mantenimiento de muchas vías y la preocupación es que, si bien el Gobierno puede recuperar o entregar los recursos al sector público para financiar la parte que no se cobró en peajes, no lo puede hacer con el sector privado. Eso significa que es este sector el que está pidiendo hace rato que ajustemos esos precios”, expresó Bonilla.

¿Riesgo inflacionario?

Una de las preocupaciones es sobre los posibles impactos que tendría este ajuste a los valores de los peajes sobre la inflación, pues si bien este indicador sumó siete meses a la baja, llegando a 10,48% en octubre, continúa a doble dígito.

Al respecto, Raúl Ávila, economista de la Universidad Nacional, opinó que esto sí tendría impacto en el costo de los fletes y de la movilidad de alimentos, por ejemplo.

“Es algo normativo, pero sí hay un riesgo inflacionario, teniendo en cuenta el movimiento de enero y febrero, donde se dan grandes desplazamientos”, dijo.

Por el contrario, desde la óptica de Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, este aumento provocaría un impacto marginal.

“Es una muy buena noticia que por fin se esté discutiendo la actualización tarifaria de los peajes, como lo habíamos sugerido desde comienzos del año. Nuestro análisis indica que por cada aumento del 10% en las tarifas de peajes, el efecto sobre la inflación es de apenas 0,08 puntos porcentuales. Es decir, de haber subido los peajes en un 13% al inicio del año, hoy la inflación sería apenas un 0,01% más alta”, apuntó Mejía.

Para el director del centro de pensamiento, “el no haber aumentado los peajes generó un costo sustancial para la Nación, que debe cubrir los faltantes hasta que no se haga la actualización plena de los peajes, introdujo incertidumbre en el sector porque se debilitó una fuente primordial de pago para las concesiones, lo que seguramente retrasará la entrada de nuevos proyectos, y lo hizo con nulos beneficios en materia de inflación”.

A principios de noviembre el Ministerio de Transporte publicó un borrador de decreto para aumentar las tarifas de los peajes en Colombia, el cual se pretendía realizar para diciembre de 2023 y enero de 2024. Sin embargo, el Gobierno ya no contemplaría dos alzas sino solo una.

Así lo afirmó el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, quien aseguró que un incremento en diciembre y otro en enero es “contraproducente”, pues, dijo, preocupa que “se dispare la inflación o se genere un impacto en la estructura económica”.

“Estamos evaluando porque eso significaba hacer un incremento ahora y otro en enero, y el golpe seguramente hubiera sido profundamente doloroso (...) Entonces, dijimos, hagamos uno solo”, explicó el ministro a medios.

Y si bien una de las interpretaciones a sus declaraciones es que este incremento no se haría en diciembre, sino que se aplazaría para 2024, Bonilla aún no lo confirma. De hecho, en medio de una audiencia sobre la reforma pensional en el Congreso de la República, realizada ayer, el funcionario aseguró que se encuentra todavía “en conversaciones con el Ministerio de Transporte sobre cómo sería el tema”.

“Lo cierto es que no se pueden dejar congelados, pero no puede haber uno en diciembre y otro en enero, y eso es lo que estamos conversando”, anotó el ministro.

La discusión

El borrador que presentó la cartera de Transporte argumentaba que el alza que pretendía comenzar el próximo 1° de diciembre se ajustaría teniendo en cuenta el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del 2022 (13,12%). Esto, dado que la inflación en el país ya se estaba desacelarando. Y en cuanto al previsto para la vigencia 2024, este se daría según el IPC de 2023.

Cabe recordar que las tarifas se congelaron en los 143 peajes a cargo del Instituto Nacional de Vías (Invias), y de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), con el propósito de amortizar los impactos que el alto costo de vida estaba teniendo en el bolsillo de las familias colombianas (ver gráfico).

Precisamente, con el fin de dar esa discusión, sumada a la de combustibles, los gremios de transportadores y el Gobierno Nacional comenzaron una serie de mesas técnicas.

En estas, representantes como Henry Cárdenas, presidente de la Federación de Transportadores de Carga (Fedetranscarga), pidieron aplazar este aumento de los peajes, asegurando que están dispuestos a asumir el ajuste correspondiente al 2024 con el IPC en el que finalice el 2023.

“Es mejor hacer una sola subida el próximo año, haciendo ese traslado al generador de carga”, dijo Cárdenas.

Sin embargo, desde la Asociación de Transportadores de Carga (ATC) indicaron que no están de acuerdo con que el valor de los peajes se incremente ni este año ni el próximo.

“El Gobierno debe buscar otra forma de financiación de la infraestructura vial más novedosa y menos agresiva para los transportadores. Como el uso de las vías es un bien público, entonces que se diseñe un proceso de recaudo público donde todos participen y no solo nosotros”, manifestó Anderson Quiceno, presidente de ese gremio.

Los impactos

Desde la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI) han advertido que este congelamiento, de hacerse de manera indefinida, podría generar un hueco en las finanzas de los proyectos viales del país cercano a los $13,8 billones al año 2040, dado que la construcción, operación y mantenimiento depende de los recursos provenientes de los peajes.

De hecho, el mismo ministro Bonilla reconoció en declaraciones pasadas, apenas se hizo público el decreto mencionado anteriormente, que no subir estos valores causó problemas en la estructura financiera de los peajes y de las concesiones viales que se financian con ellos.

“Quedaron desfinanciados los procesos de mantenimiento de muchas vías y la preocupación es que, si bien el Gobierno puede recuperar o entregar los recursos al sector público para financiar la parte que no se cobró en peajes, no lo puede hacer con el sector privado. Eso significa que es este sector el que está pidiendo hace rato que ajustemos esos precios”, expresó Bonilla.

¿Riesgo inflacionario?

Una de las preocupaciones es sobre los posibles impactos que tendría este ajuste a los valores de los peajes sobre la inflación, pues si bien este indicador sumó siete meses a la baja, llegando a 10,48% en octubre, continúa a doble dígito.

Al respecto, Raúl Ávila, economista de la Universidad Nacional, opinó que esto sí tendría impacto en el costo de los fletes y de la movilidad de alimentos, por ejemplo.

“Es algo normativo, pero sí hay un riesgo inflacionario, teniendo en cuenta el movimiento de enero y febrero, donde se dan grandes desplazamientos”, dijo.

Por el contrario, desde la óptica de Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, este aumento provocaría un impacto marginal.

“No está por encima ni siquiera de 0,01%, así que es una medida que hay que tomarla y que es responsable. Los peajes son la fuente de pago de los inversionistas privados y eso les da certidumbre para la operación y mantenimiento de las vías. Además, no tiene sentido financiar un subsidio a los peajes a cargo del Presupuesto General de la Nación, cuando el país tiene tantas necesidades de otro tipo”, indicó Mejía.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD