<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Banano colombiano: compitiendo por espacio en la góndola europea

La inflación, las fuertes exportaciones de Ecuador y los estrictos requisitos ambientales de la UE le están metiendo presión al sector.

  • Las importaciones de la Unión Europea desde Colombia tuvieron una caída de 14% entre enero y agosto de 2023. FOTO Juan Antonio Sánchez
    Las importaciones de la Unión Europea desde Colombia tuvieron una caída de 14% entre enero y agosto de 2023. FOTO Juan Antonio Sánchez
12 de noviembre de 2023
bookmark

Las ventas al exterior de banano pasan por un momento de incertidumbre: la fuerte producción de Ecuador y el debilitamiento de la economía de la Unión Europea, principal destino de la fruta colombiana, tienen al sector bajo un panorama poco claro de cara a 2024.

Así lo advirtieron los analistas económicos de Bancolombia, según los cuales la economía europea está débil lo que significa incertidumbre para el mercado de las frutas. “La Unión Europea (UE) es el principal destino del banano colombiano, por lo tanto, cualquier impacto en la economía en este mercado puede alterar la demanda, y precisamente se observa una perspectiva de bajo crecimiento del Producto Interno Bruto, y una inflación bastante persistente comparada con la de Estados Unidos”, dijeron.

De hecho, según el Dane, los envíos al exterior de bananos (incluso plátanos) frescos o secos desde Colombia disminuyeron 20,9% entre enero y septiembre de 2023 (totalizando US$627 millones), frente al mismo periodo del año anterior (US$792 millones).

Y en cuanto a la UE, sus importaciones provenientes de Colombia tuvieron una caída de 14% entre enero y agosto de este año; mientras que las hechas desde Ecuador aumentaron 13%.

Inflación y Ecuador, las presiones

Pese a que la inflación en Colombia ha dado un respiro, llegando a 10,48% en octubre y cediendo por séptimo mes consecutivo, superó ampliamente la de EE.UU. (3,7%), la Eurozona (4,3%) y Reino Unido (6,7%).

Esto significa, según los analistas de Bancolombia, que hay una brecha en competitividad en las exportaciones, dado que es difícil plantear aumentos de precios a los clientes en el exterior, a un nivel que compense el encarecimiento local de la economía.

“Este impacto es considerable si se tiene en cuenta que se trata de un sector en que la mano de obra tiene un alto grado de formalidad, y puede representar alrededor del 50% de los costos. Para Ecuador, con quienes competimos en los principales mercados, la situación es diferente al estar dolarizados”, apuntó Laura Clavijo, directora de Investigaciones de Bancolombia.

Y es que el mercado de bananos es muy competido. Colombia está en el quinto lugar de exportación, con un promedio de 110 millones de cajas exportadas al año. En el podio está Ecuador, con cerca de 380 millones de cajas, seguido de Filipinas (entre 140 y 160 millones de cajas), Guatemala (130 millones de cajas) y Costa Rica (120 millones de cajas).

Ecuador es el mayor productor de banano en el mundo, pues cuenta con una participación del 30% de la producción en el mercado mundial. Tiene grandes hectáreas para cultivar en zonas costeras del país y los valles cálidos de la sierra, y tecnología sus procesos.

“A excepción de 2022, año complejo para Ecuador por el inicio de la guerra en Ucrania, los crecimientos en volumen del vecino país en la UE han venido sobrepasando los de Colombia (...) Además, los precios del banano ecuatoriano aumentaron considerablemente, y aunque en menor medida, los de Colombia también. Pero la diferencia está en que Ecuador vende su fruta principalmente en el mercado spot (se paga al contado en el momento de la entrega), mientras que Colombia, lo cual es una ventaja competitiva, opera mayoritariamente bajo contratos a plazo. Ese encarecimiento del banano pareciera haber sido un fenómeno más de tipo especulativo, dado que los precios mayoristas han caído alrededor de un 10% entre inicios de enero y la semana 34 de este año, con una marcada tendencia de ajuste al comportamiento promedio histórico”, anotó Clavijo.

Esto, dijo, debería llevar a que en 2024 las grandes superficies en Europa se interesen un poco más por el banano colombiano.

En este sentido, Emerson Aguirre, presidente de la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura), señaló que el banano colombiano de exportación tiene valores agregados en lo social, medioambiental y laboral, que son fundamentales para el mercado internacional.

“El comprador actualmente ha involucrado un nuevo ítem de decisión para la compra de fruta: la importancia del salario digno para los colaboradores. En Colombia se trabaja en equipo respetando y valorando el salario digno, es un recorrido que inició hace 30 años, entre los empresarios y Sintrainagro. Gracias a esto, el 92% de los trabajadores están sindicalizados y reciben un promedio de 1,8 salarios mínimos legales como ingreso, lo que se ha convertido en un modelo a nivel mundial”, indicó el dirigente de Augura.

A su turno, los especialistas de Bancolombia consideran que el precio acordado en Ecuador marcará el rumbo del mercado europeo el próximo año.

“Para este año se había establecido en Ecuador un precio mínimo de la caja de banano de US$6,5, que por ley debe ser pagado por las comercializadoras al productor. Para 2024, ambas partes acordaron un precio de US$6,85 por caja, por debajo de la solicitud inicial de los productores de llegar a los US$8. Aunque elaumento respecto a 2023 es de tan solo 5%, esto podría hacer que los importadores en Europa busquen más proveeduría desde Colombia, dado que se observa una fruta ecuatoriana más costosa”, sostuvieron.

Pese a todo lo anterior, desde el gremio bananero siguen siendo optimistas. “La agroindustria ha enfrentado dificultades por los costos de insumos, fertilizantes y la normalización de excedentes de frutas que en otros países se están estabilizando. Para 2024 esperamos que mejoren las condiciones macroeconómicas, con el fin de que el valor de la producción de banano se recupere, lo que nos posibilita tener una perspectiva de crecimiento a raíz de una mayor demanda y un precio competitivo”, puntualizó Aguirre.

Pacto verde europeo

Otro de los aspectos que le pueden agregar presión al sector bananero son los estrictos requisitos ambientales del mercado europeo, pues según los analistas, preocupa que el marco del denominado green deal sea más restrictivo con el uso de algunas moléculas necesarias en el control de plagas, precisamente cuando Colombia se enfrenta un mayor riesgo de fusarium.

El presidente de Augura explicó que, dadas esas restricciones de la UE que contemplan reducir el uso de pesticidas y plaguicidas en un 50%, el sector bananero colombiano viene trabajando con el Centro de Investigaciones del Banano (Cenibanano) para el desarrollo de bioinsumos.

Infográfico
El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*