<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Medio Ambiente | PUBLICADO EL 31 agosto 2021

Llegó el fin para la gasolina con plomo en el mundo

  • La gasolina con plomo ya fue prohibida hace días en países como Argelia. FOTO Colprensa
    La gasolina con plomo ya fue prohibida hace días en países como Argelia. FOTO Colprensa
  • La gasolina con plomo ya fue prohibida hace días en países como Argelia. FOTO Colprensa
    La gasolina con plomo ya fue prohibida hace días en países como Argelia. FOTO Colprensa
Carlos López y EFE

De acuerdo a Naciones Unidas, este tipo de combustible trae daños para la salud y el medio ambiente.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) declaró que la gasolina con plomo en el mundo ya no va más. La intención que tiene este organismo internacional es prevenir así las muertes prematuras, las cuales van en 1,2 millones de personas al año en todo el planeta.

Y aunque oficialmente se da a conocer ahora en agosto, desde el pasado mes de julio se sabe que, por ejemplo, en Argelia ya no se usa este combustible. “La aplicación con éxito de la prohibición de la gasolina con plomo es un gran hito para la salud global y nuestro medio ambiente”, afirmó la directora ejecutiva del Programa, Inger Andersen.

Desde su sede de Nairobi, las Naciones Unidas informaron que en efecto, la “catástrofe para el medio ambiente y la salud pública” es producto del uso de plomo tetraetílico como aditivo de la gasolina para mejorar el rendimiento de motores.

En 1970, la mayoría de gasolina se producía con plomo, y fue hasta el año 2002 que la campaña de Naciones Unidas llamada Alianza para Combustibles y Vehículos Limpios identificó que esta implementación era “una de las más graves amenazas ambientales para la salud humana”. 17 años después se dicta el final del plomo para esta actividad, luego de haberse confirmado que contaminó el aire, polvo, suelo, agua potable y cultivos alimentarios durante la mayor parte de un siglo.

El combustible causa, además, enfermedades cardíacas, apoplejías y cáncer, y también afecta el desarrollo del cerebro humano, con especial daño para los niños.

Otros beneficios

Según el Programa para el Medio Ambiente, el fin de esta gasolina no solo evitará “más de 1,2 millones de muertes prematuras al año”, sino que implicará un ahorro para la economía mundial de 2,44 billones de dólares.

“Al superar un siglo de muertes y enfermedades que afectaron a cientos de millones (de personas) y degradaron el medio ambiente en todo el mundo, estamos fortalecidos para cambiar la trayectoria de la humanidad para mejor a través de una transición acelerada hacia vehículos limpios y movilidad eléctrica”, subrayó la directora Andersen.

Sin embargo, a pesar de esto, el crecimiento en la flota de vehículos en todo el mundo sigue afectando a la crisis climática global y comprometiendo los objetivos que tiene Naciones Unidas para el año 2030. De hecho, todo el sector del transporte es responsable, según Naciones Unidas, de cerca de una cuarta parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero relacionados con la energía y se prevé que crezca hasta un tercio para el año 2050.

En ese sentido, un paso que se ha dado es la transición energética en automóviles eléctricos. De ellos se prevé que 1.200 millones de vehículos salgan con ese sistema en las próximas décadas. De acuerdo con Andersen, “la combinación de vehículos y combustibles más limpios puede reducir las emisiones (de gases) en más del 80%”.

La decisión de acabar con la gasolina con plomo tomada por el Programa liderado por Naciones Unidas fue celebrada por Greenpeace, organización que dijo que más que una celebración se trata del fin de una “era tóxica” que da señales de que trabajando en conjunto se puede contribuir al medio ambiente.

“Muestra claramente que si podemos eliminar uno de los combustibles contaminantes más peligrosos del siglo XX, podemos eliminar por completo todos los combustibles fósiles”, afirmó Thandile Chinyavanhu, activista de Greenpeace en África.

Carlos López

Soy comunidador social y periodista. Me interesan, entre muchas cosas, temas de conflicto armado, medio ambiente y derechos humanos.

.