<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 14 noviembre 2022

Mujer siria es acusada por el atentado con bomba en Turquía

El atentado en la calle comercial de Taksim Istiklal, en Estambul, dejó seis muertos y 81 heridos. El gobierno turco acusa al Partido de los Trabajadores de Kurdistán.

  • Ahlam Albashir estuvo durante 40 minutos cerca al lugar de la explosión y después habría huido de la escena del crimen en un taxi. FOTO: CORTESÍA
    Ahlam Albashir estuvo durante 40 minutos cerca al lugar de la explosión y después habría huido de la escena del crimen en un taxi. FOTO: CORTESÍA
  • Ahlam Albashir habría confesado pertenecer al partido de los Trabajadores de Kurdistán. FOTO CORTESÍA.
    Ahlam Albashir habría confesado pertenecer al partido de los Trabajadores de Kurdistán. FOTO CORTESÍA.
  • Ahlam Albashir estuvo durante 40 minutos cerca al lugar de la explosión y después habría huido de la escena del crimen en un taxi. FOTO: CORTESÍA
    Ahlam Albashir estuvo durante 40 minutos cerca al lugar de la explosión y después habría huido de la escena del crimen en un taxi. FOTO: CORTESÍA
  • Ahlam Albashir habría confesado pertenecer al partido de los Trabajadores de Kurdistán. FOTO CORTESÍA.
    Ahlam Albashir habría confesado pertenecer al partido de los Trabajadores de Kurdistán. FOTO CORTESÍA.
Juan Pablo Patiño y AFP

En Estambul todavía están aturdidos por un bombazo que estalló este domingo hacia 4:20 de la tarde en una calle comercial. El recuento de las autoridades dicta que seis personas murieron y 81 más resultaron heridas luego de que estallara una carga de TNT. El gobierno de ese país señala a una ciudadana siria de cometer el atentado.

“En los estudios realizados sobre el ataque terrorista con bomba, que ocurrió en la calle Taksim Istiklal en el distrito de Beyoğlu, 1.200 guardias de seguridad vieron las rutas de la mujer sospechosa que colocó la bomba”, señaló en un comunicado Recep Tayyip Erdoğan, presidente de Turquía.

Lea más: Gobierno turco atribuye explosión en Estambul a un “atentado vil”

La mujer señalada como responsable fue identificada como Ahlam Albashir, de nacionalidad siria. De acuerdo con las autoridades, instaló la bomba y luego huyó de la escena del crimen en un taxi que la llevó hasta el distrito conocido como Esenler. La Policía llegó hasta un apartamento y le dio captura.

En interrogatorio, dijo el gobierno turco, Albashir confesó ser una oficial de inteligencia del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) y de las milicias de Unidades de Protección Popular (YPG).

“Dijo que fue entrenada y que ingresó a nuestro país a través de caminos privados”, señaló el gobierno turco.

Luego de la detonación del explosivo TNT, 81 personas resultaron heridas, y hasta la mañana de este lunes 57 de ellos ya habían sido dados de alta.

“Dieciocho de nuestros pacientes siguen en servicio médico, seis de ellos están en Unidad de Cuidados Intensivos y dos más están con pronóstico grave. Oramos por la pronta recuperación de nuestros heridos”, señaló el gobernador de Estambul, Ali Yerlikaya.

Entre los seis muertos, hay una niña de nueve años que pereció con su padre; y una adolescente de 15, que falleció con su madre.

Ahlam Albashir habría confesado pertenecer al partido de los Trabajadores de Kurdistán. FOTO CORTESÍA.
Ahlam Albashir habría confesado pertenecer al partido de los Trabajadores de Kurdistán. FOTO CORTESÍA.

¿Qué dijo el Partido de los Trabajadores?

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) negó el lunes cualquier implicación en el atentado.

“Es bien sabido que no tenemos ninguna relación con este suceso, que no tenemos como objetivo a los civiles y que rechazamos las acciones que lo hacen”, dijo en un comunicado la agencia de noticias ANF, cercana al PKK.

El PKK es considerado una organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea, y mantiene una lucha armada contra el gobierno turco desde los años 1980.

Turquía lo ha señalado en el pasado como responsable de sangrientos ataques en territorio turco.

En diciembre de 2016, un doble atentado cerca del estadio de fútbol Besiktas, en Estambul, que causó 47 muertos (39 de ellos policías) y 160 heridos, fue reivindicado por los Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK), grupo radical kurdo cercano al PKK.

El PKK está en el centro del pulso entre Suecia y Turquía, que bloquea desde mayo su entrada a la OTAN, por acusarla de ser demasiado tolerante con el grupo.

Ankara pide la extradición de varios de sus miembros, según un principio de acuerdo firmado en junio con Suecia y Finlandia, otro país nórdico que quiere ingresar en la Alianza Atlántica

Juan Pablo Patiño

Cazador de historias. Futbolista frustrado: me tocó gambetear con las palabras.

Si quiere más información:

.