<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

La justicia de España investigará como homicidios imprudentes las muertes en discoteca de origen colombiano

Murieron trece personas, y solo seis de ellas pudieron ser identificadas por sus huellas dactilares, las demás tendrán que ser reconocidas por su ADN. Las víctimas son de nacionalidad colombiana, ecuatoriana y española.

  • La discoteca debió de haber cerrado hace un año, pero los dueños no atacaron la medida. Foto: AFP
    La discoteca debió de haber cerrado hace un año, pero los dueños no atacaron la medida. Foto: AFP
03 de octubre de 2023
bookmark

Un tribunal de Murcia anunció este martes que abrió una investigación por presuntos “homicidios imprudentes” a propósito del incendio en una discoteca frecuentada por latinoamericanos, que dejó el domingo trece muertos en esta ciudad del sureste de España.

Una jueza de instrucción de Murcia “será la que dirija la investigación para el esclarecimiento de los hechos y depuración, en su caso, de eventuales responsabilidades penales”, indicó un comunicado de la corte.

“Actualmente, se está a la espera de que se completen las labores de identificación, una vez concluida la autopsia por los médicos forenses (...) con el fin de informar al juzgado sobre las causas y circunstancias de las muertes”, señaló el comunicado.

El voraz incendio que se desató hacia las 6:00 a.m. (hora local) del domingo en la discoteca Fonda Milagros, un conocido local de música latina en Murcia, dejó trece fallecidos, entre ellos colombianos, nicaragüenses, ecuatorianos y españoles.

Hasta los momentos, seis de los 13 fallecidos han podido ser identificados por sus huellas dactilares, según la policía, pero el resto tendrá que serlo mediante pruebas de ADN.

Según el Ayuntamiento de Murcia, la discoteca tenía orden de cierre desde hacía un año, pero la medida nunca llegó a aplicarse.

El abogado de Fonda Milagros, Francisco Adán, afirmó que el local nunca recibió notificación de “que no hubiera licencia”.

Según el fiscal general de la región de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, las penas que podrían imponerse en este caso serían de hasta cuatro años de cárcel, o incluso elevarse a nueve dado el elevado número de víctimas.

La investigación tendrá que determinar si “ha habido omisión de medidas de prevención” para evitar incendios, dijo Díaz Manzanera al diario La Opinión de Murcia.

Hechos de talento
El empleo que busca en Antioquia está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter