<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 02 mayo 2022

Hay espacios para profundizar la relación con China: embajador de Colombia en Pekín

El representante diplomático de Colombia en ese país, Luis Monsalve, afirma que la diplomacia con Pekín debe ser prioridad del próximo presidente.

  • El embajador de Colombia en China, Luis Monsalve, gestionó el contacto para la compra de insumos médicos. FOTO Cortesía
    El embajador de Colombia en China, Luis Monsalve, gestionó el contacto para la compra de insumos médicos. FOTO Cortesía
  • El embajador de Colombia en China, Luis Monsalve, gestionó el contacto para la compra de insumos médicos. FOTO Cortesía
    El embajador de Colombia en China, Luis Monsalve, gestionó el contacto para la compra de insumos médicos. FOTO Cortesía

El café colombiano está ganando un lugar en las mesas de té de China y las exportaciones del grano mantienen un crecimiento a dos dígitos. Ese y otros productos de la despensa agrícola, como el aguacate y el cacao, son una oportunidad de crecimiento en la relación comercial entre los dos países, que lleva 42 años.

Así lo detalla el embajador de Colombia en China, Luis Monsalve, quien después de tres años y dos meses en Pekín se prepara para dejar esa oficina en mayo y regresar al país, tras una gestión que estuvo marcada por la diplomacia médica por la pandemia y el cierre de alianzas de inversión, como la del Metro de Bogotá.

Este es el balance que hace Monsalve de una relación que se mueve por la inyección de fondos en proyectos de infraestructura y que cada vez gana más terreno en Latinoamérica.

¿Cuáles logros destaca en estos tres años en la Embajada?

“Colombia era uno de los países más atrasados en su cercanía económica con China por muchas razones históricas. Mientras que naciones como Brasil, Chile y Perú lograron crecer su cooperación hace más de una década, nosotros siempre estuvimos alejados. Logramos la inversión en la licitación del Metro de Bogotá, que lo ganó un consorcio chino, también del RegioTram en Cundinamarca y la compra de los derechos de la explotación minera en Buriticá, Antioquia. Las compañías asiáticas están invirtiendo en el país”.

¿Y en asuntos comerciales?

“China es el segundo destino de exportaciones de Colombia. En comercio todavía nos falta desarrollarnos más, porque hoy les vendemos alrededor de 4.500 millones de dólares e importamos legalmente unos 14.000 millones de dólares. Es un desbalance bastante grande y no es fácil decir que se va a equilibrar completamente en el corto plazo”.

¿En cuáles sectores se ha fortalecido ese vínculo comercial?

“El crecimiento de las exportaciones de Colombia a China se ha hecho evidente en productos agrícolas como el café, el aguacate y el cacao, que cada vez son más apetecidos en este país. Incluso, el grano de café se está ganando un lugar en las mesas de estas personas, cuando sería normal pensar que el té era un elemento inamovible. Por otro lado, la carne que se produce en Colombia podría ingresar a esta geografía en los próximos meses.

También hay marcas de moda como Leonisa y Agua Bendita o la empresa estatal Ecopetrol que entraron fuerte en el mercado de esta potencia asiática”.

Mencionó que la relación biltateral entre Colombia y China no había avanzado tanto como con otros pares de la región. ¿Cómo queda ahora?

“En inversión nos equilibramos con competidores como Brasil, Chile y Perú, que han tenido inversiones importantes en el sector minero energético. Colombia queda a la par con una relación positiva y pragmática. China tiene una capacidad importante de inversión y a nosotros nos interesa mucho que llegue con esa aptitud a desarrollar nuestra infraestructura.

Esto se hace evidente con proyectos que ya se están desarrollando y el papel que están ganando las empresas asiáticas en sectores como el de la movilidad eléctrica. Un ejemplo es que la segunda flota de buses eléctricos chinos más grande del mundo ya está en Bogotá”.

Usted decía que la relación ha sido muy pragmática. ¿Por qué usa ese término?

“Estados Unidos siempre ha sido nuestro principal socio, pero eso no impide que podamos acercarnos a China de una forma pragmática. Este país tiene toda la capacidad técnica para ofrecer inversión en infraestructura y es un gran mercado para los productos agrícolas que producimos en Colombia porque es uno de los mayores consumidores del globo”.

Fue el embajador durante casi toda la administración de Iván Duque y en agosto llegará un nuevo gobierno. ¿Cómo vislumbra la relación?
“Independientemente de quien gane la Presidencia se debe mantener una línea de acercamiento pragmática, de buenas relaciones bilaterales. El próximo presidente debe ser consciente de que la relación se mantenga en un alto nivel. Hay temas en los que podemos complementarnos hay mucho interés de las empresas chinas de participar en industrias locales en asuntos de energía, baterías y productos médicos”.

¿Qué rol puede jugar Colombia en la iniciativa de la Franja y la Ruta de China?

“Ese tema está en proceso de estudio. Cuando el presidente vino en 2019 se planteó en la conversación con Xi Jinping y se habló de construir la iniciativa
Colombia-China para la que ya hay unos documentos avanzados. Si bien no se alcanza a terminar en este gobierno, quedan las bases para el que viene”.

¿Cómo queda la política bilateral de lucha contra las mafias transnacionales?

“China es un país estricto en su control del narcotráfico. Los colombianos que están detenidos acá por esto no están en condiciones graves, pero sí es una situación difícil porque no hablan el idioma. Hay cooperación de cruce de información para cuando hay ese tipo de casos.

En temas de lucha contra el crimen organizado Colombia y China están alineados en aprobar cierto tipo de medidas, las policías comparten información y se está trabajando en cruce de información bancaria”.

China tiene una política estricta contra la pandemia que busca tener cero casos de covid-19. ¿Cómo lee usted las enseñanzas de ese país sobre el coronavirus?

“China ha tenido una política estricta. Así se había mantenido hasta ahora, pero con los rebrotes en Shanghái y Hong Kong se presentaron nuevos casos que no se detectaron a tiempo por la velocidad de expansión de la ómicron. En cualquier parte de China donde hay casos hacen un proceso de trazabilidad para ver con quién estuvo en contacto y esto había permitido mantener los contagios bajo control”

Contexto de la Noticia

En un minuto Covid-19 y la gripe aviar

Shanghái está cercando zonas residenciales por un rebrote de Covid-19...

“En Hong Kong y en Shanghái llegó la variante ómicron, no alcanzaron a detectarla a tiempo y se dispararon los contagios. La ola que registra China es la misma que llegó al resto del mundo el año pasado, por eso, este va a seguir siendo un 2022 difícil para el país. La pandemia seguirá teniendo efectos en el comercio internacional porque la logística en los puertos se está afectando”.

También detectaron un caso de gripe aviar...

“Hay un primer caso que se identificó entre personas que trabajaban cerca de granjas avícolas, cerraron todo alrededor de esta granja y están controlando”.

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.

.