<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Cultura | PUBLICADO EL 16 noviembre 2022

Joaquín Sabina y su lado más íntimo en su documental “Sintiéndolo mucho”

También se anunció la gira Contra todo pronóstico para el 2023.

  • Con 73 años, el compositor español anunció una gira por Latinoamérica. También se estrenó un documental sobre buena parte de su carrera musical. FOTO: EFE
    Con 73 años, el compositor español anunció una gira por Latinoamérica. También se estrenó un documental sobre buena parte de su carrera musical. FOTO: EFE
  • Con 73 años, el compositor español anunció una gira por Latinoamérica. También se estrenó un documental sobre buena parte de su carrera musical. FOTO: EFE
    Con 73 años, el compositor español anunció una gira por Latinoamérica. También se estrenó un documental sobre buena parte de su carrera musical. FOTO: EFE
Ángel Castaño Guzmán

Pocos compositores en castellano han sabido cultivar el mito alrededor de su figura con el acierto que lo ha hecho Joaquín Ramón Martínez Sabina –conocido por sus fans y por la industria de la música con el nombre de Joaquín Sabina–.

En la estela de Bob Dylan, Sabina ha llenado su vida, en particular sus primeros años, de anécdotas que rozan la leyenda. La primera es la orden que recibe su padre, el comisario de Úbeda, de arrestarlo por sus nexos con el Partido Comunista, algo muy mal visto en la España gobernada por la larga sombra de Francisco Franco.

La segunda anécdota que soporta la fama del cantante es el hecho de haberle arrojado una molotov a una sucursal del Banco de Bilbao, en Granada. Esa fue la gota que colmó la paciencia del régimen: Sabina debió huir a Francia en compañía de Lesley, su primera musa y quien le reveló el universo lírico de Dylan. Y, por supuesto, en este punto vuelve el tono épico a la biografía del español: para poder escapar de la policía debió viajar con el pasaporte de Mario Zugasti, un tipo que tras una charla decidió darle sus papeles al joven estudiante de Filosofía y Letras.

Le puede interesar: Bob Dylan y el arte de hacer canciones: el Nobel vuelve a los libros

Y así ha sido la vida de Sabina. O al menos la que él ha contado en entrevistas, en canciones. También la que ha contado su biógrafo oficial, el periodista Javier Menéndez Flores. El madrileño ha publicado tres libros sobre la vida y la obra del compositor: Perdonen la tristeza –que va de los inicios de la carrera musical de Sabina hasta la publicación de su obra cumbre, el disco 19 días y 500 noches–, la extensa entrevista Sabina en carne viva y No amanece jamás, un estudio de sus letras.

A esta empresa hagiográfica se suma el reciente documental Sintiéndolo mucho, del director Fernando León de Aranoa. Todos estos trabajos comparten el espíritu de ensalzar la habilidad de Sabina de balancearse entre lo crápula –las drogas, los excesos y la noche– y lo entrañable. En todos ellos Sabina es retratado como el tío bohemio que cuenta buenos chistes y tiene una artillería de historias interesantes. El bohemio que fue rescatado de las calles por el amor de la peruana Jimena Coronado.

El documental –que llega a las carteleras españolas el 17 de noviembre– reúne tomas recolectadas durante trece años de amistad entre el letrista y el cineasta. El sitio oficial de la película revela que el relato fue filmado en clave admirativa: “Un relato como su voz, áspero, directo y sin ecualizar, que cuenta sin atenuantes la intimidad del artista, sus bambalinas, su cara B (...) Un paseo por las claves de su vida y de su trabajo: por lo que le mueve, por lo que le inspira, por lo que le duele, desarrollado siempre a partir de situaciones vivas, compartidas, entre músico y cineasta”.

El filme alcanza las dos horas de duración. La banda sonora fue compuesta por otro ahijado del cantante, el también músico Leyva. Y hay material de primera calidad: Sabina abrió las puertas de su casa y camerino. Sintiéndolo mucho es un trabajo que dejará con la boca abierta a los sabineros de vieja y nueva data, y despertará la curiosidad de los demás.

Sabina ha aprovechado las luces de los reflectores que le ha deparado el estreno del documental para anunciar la ampliación de fechas de su gira Contra todo pronóstico, con la que piensa recorrer en 2023 varias ciudades de Latinoamérica –el 1 de marzo se presentaría en el Movistar Arena, de Bogotá–, y el fin de la relación creativa con el músico Pancho Varona, con quien compuso más de cien canciones.

Sabina ha querido hermanar su universo lírico con el de los grandes compositores –Bob Dylan, Georges Brassens y compañía– y los poetas importantes de España –le compuso una canción a Ángel González y grabó una versión de un poema de Jaime Gil de Biedma– para asegurarse un lugar en las antologías y no solo ser un fenómeno de emisora y concierto. Sintiéndolo mucho es un relato que contribuye a apuntalar la figura de un cantante que sin tener una buena voz retrató las ambivalencias sentimentales de los iberoamericanos nacidos en los sesenta.

Ángel Castaño Guzmán

Periodista, Magíster en Estudios Literarios. Lector, caminante. Hincha del Deportes Quindío.

Si quiere más información:

.