<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 07 noviembre 2022

Habló médico que atendió al presunto abusador de Transmilenio en la URI

El hombre, identificado como Juan Pablo González Gómez, murió el domingo, luego de que legalizaron su captura.

  • A González, de 42 años, le imputaron los delitos de acceso carnal violento en concurso con hurto agravado y calificado. FOTO: CORTESÍA
    A González, de 42 años, le imputaron los delitos de acceso carnal violento en concurso con hurto agravado y calificado. FOTO: CORTESÍA
  • A González, de 42 años, le imputaron los delitos de acceso carnal violento en concurso con hurto agravado y calificado. FOTO: CORTESÍA
    A González, de 42 años, le imputaron los delitos de acceso carnal violento en concurso con hurto agravado y calificado. FOTO: CORTESÍA
EL COLOMBIANO

Aún se desconoce el informe forense sobre la muerte de Juan Pablo González Gómez, de 42 años, quien fue capturado por ser el presunto abusador sexual de la menor Hilary Castro en una estación de Transmilenio, en Bogotá.

Sin embargo, uno de los médicos que atendió al hombre –que se encontraba retenido en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Paloquemao– dio detalles al periódico El Tiempo sobre el deceso de González, quien tenía antecedentes judiciales desde hace por lo menos cinco años.

“Llegamos en 10 o 12 minutos. El reporte ya lo tiene la Secretaría de Salud de Bogotá. Nos dijeron que era un posible paro cardiorrespiratorio y mientras llegábamos al lugar, estábamos en comunicación con quienes le estaban prestando los primeros auxilios”, le contó el funcionario al medio nacional.

Le puede interesar: Petro pidió celeridad en investigación sobre caso de abuso de Hilary Castro en Transmilenio

Según detalló el médico, para la atención de González se dispuso de todo el equipo necesario: bala de oxígeno, desfibrilador, carro de paro y biomédicos básicos. Sin embargo, sobre la hipótesis que ha trascendido de un posible homicidio –y por tanto, de una agresión física al presunto abusador–, el personal de salud fue prudente para dar detalles.

“Todo quedó en la historia clínica. Lo único que se hizo fue verificación. Cuando llegamos, él estaba en reanimación. Lo que alcancé a ver es que había signos de morados en el pecho. Pero se debe determinar si fue producto de las maniobras de reanimación”, le dijo el médico a El Tiempo.

De acuerdo con los reportes que están en manos de la Secretaría de Seguridad de Bogotá, González, al parecer, llegó “alterado” a la URI luego de las audiencias y allí lanzó improperios contra varias personas. Incluso, según conoció el medio nacional, lo tuvieron que cambiar para una celda con menos gente.

Si quiere más información:

.