<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 04 septiembre 2016

Así les fue a los chilenos y a los sudafricanos con sus plebiscitos

  • Si bien en Sudáfrica se dijo Sí, y en Chile No, en ambas experiencias triunfó la opción que abogaba por la reconciliación entre los hijos de un mismo país.FOTOS afp
    Si bien en Sudáfrica se dijo Sí, y en Chile No, en ambas experiencias triunfó la opción que abogaba por la reconciliación entre los hijos de un mismo país.FOTOS afp
  • Así les fue a los chilenos y a los sudafricanos con sus plebiscitos
  • Si bien en Sudáfrica se dijo Sí, y en Chile No, en ambas experiencias triunfó la opción que abogaba por la reconciliación entre los hijos de un mismo país.FOTOS afp
    Si bien en Sudáfrica se dijo Sí, y en Chile No, en ambas experiencias triunfó la opción que abogaba por la reconciliación entre los hijos de un mismo país.FOTOS afp
  • Así les fue a los chilenos y a los sudafricanos con sus plebiscitos
Sudafricanos y chilenos ya se reconciliaron en plebiscito

Se oía a diario, en televisores y radios de Santiago, de Valparaíso y otras ciudades: “aunque el marxista se vista de seda, marxista queda”. En 1988, la campaña del miedo en Chile intentó evitar que la reconciliación, la convivencia, la tolerancia a las diferencias, y en suma la democracia, se anotaran un triunfo en el plebiscito del 5 de octubre.

Gran parte del pueblo le tenía miedo al fantasma del comunismo. Pensaban que si se daba fin a la dictadura de Augusto Pinochet, el país transitaría nuevamente...

SI YA ESTÁS REGISTRADO

Iniciá sesión con tu correo y contraseña

¿QUERÉS SER UN SUSCRIPTOR?

TENEMOS PLANES DESDE

$14.900,

Seleccioná el que más te convenga:

SUSCRIPCIÓN

DIGITAL

SUSCRIPCIÓN DIGITAL

+

IMPRESO

>
COMPRA AQUÍ TU SUSCRIPCIÓN

9 razones más para compartir tus datos con EL COLOMBIANO

  • 1Te damos contenidos exclusivos y profundos: acceso ilimitado a nuestra información, con análisis y claridad para que conozcas y entiendas lo que ocurre en tu entorno. Además, no te quedarás con una versión de los hechos, descubrirás otras perspectivas.
  • 2Serás parte del Club Intelecto: vivirás un mundo de experiencias, físicas y virtuales, que alimentarán tus cinco sentidos y tus ideas, y por supuesto podrás disfrutar de miles de alianzas con comercios, actividades y eventos en el Valle de Aburrá.
  • 3Tendrás mejores argumentos en tus conversaciones: serás parte de la comunidad de líderes que entiende lo que pasa en la ciudad y el mundo. Recibirás un antídoto a la confusión y los rumores que abundan.
  • 4Infórmate sin obstáculos: no tendrás publicidad invasiva, aquella que se atraviesa en el contenido cuando tratas de leer un artículo. Una experiencia de navegación pensada en tus necesidades y más limpia.
  • 5Sin cláusulas de permanencia: estamos tan seguros de nuestra calidad, que podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento, aunque sabemos que no lo harás.
  • 6Recibirás la llave de nuestro archivo: podrás ingresar a la versión digital de las ediciones impresas y consultarlas hasta un año atrás..
  • 7Te escuchamos para mejorar tu experiencia: trabajamos todos los días para que cuando te quieras informar con EL COLOMBIANO, tu relación sea más útil, intuitiva, cercana y sorprendente.
  • 8Estaremos a tu lado cuando te levantes: recibirás un mensaje cada mañana, en tu correo electrónico, que te permitirá tener a la mano información seleccionada con criterio periodístico y empezar el día bien informado.
  • 9Conocemos a Antioquia, mejor que Google: sabemos qué les interesa (y qué no) a las personas que habitan o se interesan por Antioquia y los mantenemos al tanto de todo lo que ocurre en la región y por qué.
Daniel Armirola Ricaurte

Salsero a ultranza. Volante de salida. San Lázaro me protege antes del cierre. Máster en Periodismo - El Mundo (España). Redactor Internacional - El Colombiano.

.