<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 10 agosto 2021

Bogotá volvió a vivir noche violenta: policías heridos y buses vandalizados

  • Los hechos se presentaron entra la tarde y la noche del lunes en la localidad de Suba. FOTO COLPRENSA
    Los hechos se presentaron entra la tarde y la noche del lunes en la localidad de Suba. FOTO COLPRENSA
  • Los hechos se presentaron entra la tarde y la noche del lunes en la localidad de Suba. FOTO COLPRENSA
    Los hechos se presentaron entra la tarde y la noche del lunes en la localidad de Suba. FOTO COLPRENSA
  • FOTO COLPRENSA
    FOTO COLPRENSA
  • Los hechos se presentaron entra la tarde y la noche del lunes en la localidad de Suba. FOTO COLPRENSA
    Los hechos se presentaron entra la tarde y la noche del lunes en la localidad de Suba. FOTO COLPRENSA
  • Los hechos se presentaron entra la tarde y la noche del lunes en la localidad de Suba. FOTO COLPRENSA
    Los hechos se presentaron entra la tarde y la noche del lunes en la localidad de Suba. FOTO COLPRENSA
  • FOTO COLPRENSA
    FOTO COLPRENSA
Por Jessica Quintero

Una nueva jornada de enfrentamientos entre manifestantes y miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, se presentó entre la tarde y noche de este lunes en Bogotá.

Los hechos, que se extendieron hasta la madrugada de este martes, se presentaron en la localidad de Suba tras una serie de desalojos de campamentos en inmediaciones al humedal de Tibabuyes, conocido como Juan Amarillo, donde se realiza una obra que ha tenido el rechazo de gran parte de la población que habita el sector, incluso de la administración actual.

Aníbal Fernández de Soto, secretario de Seguridad de Bogotá, rechazó los hechos y explicó que la situación se presentó mientras la policía adelantaba "un procedimiento de restitución en donde un campamento ilegal estaba poniendo en riesgo el ecosistema del humedal Juan Amarillo generando quemas y un entorno de inseguridad".

Los enfrentamientos dejaron como saldo parcial, tres miembros de la Policía heridos y buses del SITP vandalizados, uno de ellos habría sido incendiado con pasajeros dentro, acción que también fue condenada por la alcaldesa Claudia López. El hecho no dejó heridos.

"Salir a vandalizar y quemar un bus de servicio público que iba rodando con pasajeros, adentro, poniendo en riesgo la vida de esos pasajeros quemando un bien público de la ciudad, no es ningún acto de protesta social y mucho menos ambiental. Es un acto criminal y vandálico que vamos hacer sancionar hasta las últimas consecuencias", comentó la alcaldesa en un video publicado en sus redes sociales.

Tras estos actos de violencia, la mandataria de la capital ofreció, junto a la Policía Metropolitana, una recompensa de hasta $20 millones de pesos por los responsables de esta situación. "Estamos recaudando las pruebas y videos para para dar con los responsables de estos hechos criminales y vandálicos", agregó López.

En su intervención, la alcaldesa explicó lo que ocurre con la obra que se adelanta en el humedal desde la administración pasada y admitió que no está de acuerdo con ella, pero no podía hacer una "alcaldada" y derogar los contratos vigentes de una obra que está en más de la mitad de su ejecución solo "porque no nos gusta".

"Sobre el humedal de Tibabuyes viene haciéndose una obra desde la administración pasada que fue contratada por la administración pasada que tienen una enorme controversia que yo misma he dado. Si de mí hubiera dependido no habría mandado a hacer esa obra, me parece innecesario e inconveniente hacer obras de endurecimiento de los humedales, no creo que sea esa la mejor manera de protegerlos", sostuvo.

López agregó: "Pero Bogotá y Colombia son un estado de Derecho, aquí los alcaldes no podemos llegar a hacer 'alcaldadas', a derogar los contratos vigentes y firmados y en más de la mitad de su ejecución porque no nos guste. Tenemos que surtir unos procedimientos en derecho y pacíficos para hacer esa controversia. La Alcaldía ha usado todos los recursos y mecanismos para tratar de cambiar y mitigar los efectos ambientales de esa obra que insisto, no contratamos nosotros y con las que no estamos de acuerdo".

Grupos destinados a quemas de vehículos

El Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, brigadier Eliécer Camacho Jiménez, indicó que tras recoger testimonios de afectados por estas acciones, las autoridades pudieron establecer que en Bogotá existe una organización criminal “destinada a incinerar vehículos, vandalizar los mismos, afectar las estaciones y los portales del Sistema de Transporte Masivo, Transmilenio”.

De acuerdo con esto, el Comandante de la Megob confirmó que se creó un grupo élite judicial y de inteligencia para que, en coordinación con la Fiscalía, “logremos la desarticulación de la estructura criminal que está detrás de estas afectaciones”.

$!FOTO COLPRENSA
FOTO COLPRENSA
Jessica Quintero Serna

Cuyabra. Comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío. Redactora del área de Actualidad.

.