<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Política | PUBLICADO EL 07 noviembre 2022

“Las discrepancias públicas del Gobierno han pasado factura”

Angélica Lozano criticó el desorden del Gobierno y reveló que irá por la presidencia del Congreso.

  • La senadora Angélica Lozano aseguró que el Gobierno se está trazando metas ambiciosas –por ejemplo en materia de compra de tierras–, por lo que señaló que el Presidente se está poniendo expectativas muy altas a la hora de ejecutar los recursos. FOTO COLPRENSA
    La senadora Angélica Lozano aseguró que el Gobierno se está trazando metas ambiciosas –por ejemplo en materia de compra de tierras–, por lo que señaló que el Presidente se está poniendo expectativas muy altas a la hora de ejecutar los recursos. FOTO COLPRENSA
  • La senadora Angélica Lozano aseguró que el Gobierno se está trazando metas ambiciosas –por ejemplo en materia de compra de tierras–, por lo que señaló que el Presidente se está poniendo expectativas muy altas a la hora de ejecutar los recursos. FOTO COLPRENSA
    La senadora Angélica Lozano aseguró que el Gobierno se está trazando metas ambiciosas –por ejemplo en materia de compra de tierras–, por lo que señaló que el Presidente se está poniendo expectativas muy altas a la hora de ejecutar los recursos. FOTO COLPRENSA

La senadora Angélica Lozano se la jugará por quedarse con la presidencia del Congreso el 20 de julio de 2023, año en el que se acordó que la Alianza Verde presidirá la mesa directiva del Senado, pues es uno de los pilares de la coalición del Gobierno de Gustavo Petro en el escenario legislativo.

En diálogo con EL COLOMBIANO, Lozano le reprochó a su partido que no haya investigado al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, por el escándalo de Emcali, y planteó que aunque la bancada oficialista está marchando en el Congreso, el reto de ahora en adelante lo asumirá el Gobierno en la ejecución de los recursos.

¿Qué balance tiene de su labor legislativa en lo que va de estos más de 3 meses?

“Los dos periodos anteriores en Cámara y Senado estuve en Comisión Primera, pero decidí cambiar y ahora estoy en la Comisión de Presupuesto. Me he enfrentado a muchas frustraciones en la nueva comisión, por ejemplo peleamos más presupuesto para ambiente, pero nada qué hacer, será menor que el de este año que termina (1,3 billones de pesos). En la plenaria estoy en la jugada en temas como la paz, la reforma política, y también estoy impulsando un debate de cuentas claras sobre la adaptación al cambio climático porque tenemos las metas más ambiciosas, pero sin recursos, entonces queremos como ponerlo en blanco y negro de cara al plan de desarrollo tanto en acciones del área rural como el área urbana. Esperamos que ese debate sea a finales de noviembre”.

Por fin empezó a andar la ratificación de Escazú, ¿usted cómo percibe esto?

“Ese proyecto es un claro ejemplo de lo que engavetaba el Congreso anterior, presidido por Juan Diego Gómez y ahora podemos ver que avanza. Hay tiempos favorables, pero el reto está luego en la implementación y la ejecución. Listo, chuleado el marco legal, pero ahora ejecute y cumpla, que es el desafío en todos estos frentes con una realidad internacional compleja para todos los países, y una realidad local compleja”.

Hace unos días el Partido Liberal le puso problema al Gobierno por la reforma tributaria, ¿usted, como una de las cabezas de la Alianza Verde, cómo ve el funcionamiento de la coalición de Gobierno?

“A pesar de ese reclamo, creo que todavía estamos en ‘luna de miel’, me refiero al Gobierno. Para mí la gran novedad es que el Partido Conservador sea un pilar del Gobierno de Gustavo Petro. Yo personalmente, que llevo tanto en la política, no me imaginé ver a Carlos Andrés Trujillo como un bastión de un gobierno alternativo. Son esas sorpresas que no estaban en las cuentas de nadie y que hay que ver cómo se siguen presentando, si se afianzan o no”.

¿Cómo está la Alianza Verde después de todas las peleas que tuvo en elecciones?

“Después de la tormenta, llega la calma. Después de las diferencias agudas que tuvimos en el partido, estamos todos enfocados digamos en ayudar a que el Gobierno salga bien. La bancada creció y tenemos muchas caras nuevas. Solo somos tres repitentes y 20 son nuevos, con la coalición llegamos a 30 congresistas.

Otra novedad es que estamos en todas las comisiones, antes no. Éramos un partido más chiquito y quedaban comisiones descubiertas. Ahora además estamos en las mesas directivas, lo que nos ha permitido influir en la agenda, en qué se discute, en qué se debate, a qué horas, etc. Eso permite un grado de eficacia, pero esto apenas está comenzando, el reto que viene de ahora en adelante será ejecutar, un reto que asumirá el Gobierno”.

La semana pasada el Gobierno reconoció problemas en el manejo de sus comunicaciones, ¿cómo lee esa situación? “Creo que estas discrepancias y contradicciones públicas del Gobierno han pasado factura, sumadas a esas metas que se han puesto contrarias a un escenario favorable. Por ejemplo, las posturas respecto a la explotación y exploración de petróleo. Son conflictos agudos e innecesarios que generan efectos graves. Pero más allá de eso, el balón ahora le empezará a caer al gobierno y tendrá que asumir la misión de ejecutar los recursos”.

¿Por ejemplo cuáles de los proyectos del Gobierno le generan inquietud frente a la dificultad en su ejecución?

“El acuerdo de compra de 3 millones de hectáreas de tierra, eso es tan ambicioso que habrá que ver cómo es en la práctica. Hay mucha expectativa por ser un gobierno de verdad de izquierda, pero los ciudadanos son impacientes porque el Gobierno los cultivó así, su ruta para llegar al poder fue la indignación. Ahora el reloj está en contra y la ciudadanía demanda los cambios prometidos en la campaña”.

Su nombre suena con fuerza en los verdes para ser la próxima presidenta del Congreso, ¿se la jugará por el puesto?

“Sí, es una meta que me motiva porque tengo una trayectoria de lucha, de logros legislativos. Creo que se necesita en este momento la capacidad de lograr consensos, acuerdos y encuentros entre los distintos. No basta entre los propios y yo tengo una interlocución fluida, sana y positiva con todas las bancadas”.

¿Incluso con las bancadas que hacen oposición?

“Claro, con los partidos Cambio Radical y Centro Democrático tengo buena relación en general en el Senado. Hay diferencias por ejemplo en las agendas y programas, pero estas se pueden y tienen que manejar con altura. Yo estoy en la fila para la candidatura y espero contar con el apoyo de la mayoría de la bancada”.

También se habla de una candidatura de su colega Inti Asprilla, quien es más cercano a Petro que usted, ¿lo considera un obstáculo?

“No creo que Inti sea un obstáculo para mi candidatura, la decisión la tomaremos los 13 de la bancada de Senado. Aunque es una realidad que él es muy cercano al Gobierno, se trata de una decisión exclusiva de la bancada y ahí hay reconocimiento por mi trabajo, por mi liderazgo y soy repitente en mi curul. Con buena onda y frescura, la bancada tomará la decisión correcta”.

La Alianza Verde decidió no investigar a Jorge Iván Ospina, ¿qué opina al respecto?

“A mí me sorprendió esa decisión del comité de ética que en contraste lleva dos años sin resolver una sanción que le impuso a Daniel Duque, concejal de Medellín. Yo soy una de las firmantes de la carta que pidió investigar al alcalde de Cali y estamos sorprendidos porque mientras a Daniel Duque que es un joven que hace control político, que investiga, lo tienen sancionado y no levantan la sanción, ¡oh sorpresa!, en un trámite exprés decidieron archivar la investigación contra Ospina. Respeto la justicia y los procedimientos, pero ojalá esa decisión interna coincida con la realidad pública porque sino sería un bumerán”.

El tema de la Región Metropolitana de Bogotá y Cundinamarca puso a pelear a la alcaldesa Claudia López con el Gobierno, ¿cuál es su postura frente a ese conflicto?

“Zapatero a sus zapatos. Así como yo en mi condición de senadora no me debo meter en los asuntos del Concejo de Medellín, se debe actuar con madurez y responsabilidad en su competencia. Ese proyecto es producto de una reforma constitucional de una ley orgánica que la reglamentó. Sin un proyecto de estos entonces cómo hacemos para que el Regiotram se integre con los buses en Bogotá y con el metro que ya está en construcción. Se necesita una autoridad de transporte más allá de los límites de cada municipio, también se necesita una autoridad para el tema de residuos sólidos y servicios públicos. Aquí a todos los actores les corresponde actuar con madurez y seriedad. Está en juego la calidad de vida de la gente”

Alejandro Arboleda Hoyos

Periodista, apasionado por la historia, la geopolítica y los documentales. Hago preguntas desde que tengo uso de razón. Egresado de la Universidad Eafit.

Si quiere más información:

.