<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Petro prometió a campesinos hacienda de paras y no la entregó

Se conoce como Támesis, se le incautó a los Castaño y está ubicada en Córdoba. El Jefe de Estado anunció su entrega a 50 familias campesinas, pero nunca lo hizo.

  • El presidente Gustavo Petro anunció la entrega –que no se cumplió– del predio con bombos y platillos y aseguró que se trató del inicio del proceso de estructuración de su reforma agraria. FOTO CORTESÍA PRESIDENCIA
    El presidente Gustavo Petro anunció la entrega –que no se cumplió– del predio con bombos y platillos y aseguró que se trató del inicio del proceso de estructuración de su reforma agraria. FOTO CORTESÍA PRESIDENCIA
16 de enero de 2023
bookmark

El presidente Gustavo Petro le anunció al país con bombos y platillos, el 29 de octubre de 2022, que hizo un “acto histórico” para su reforma agraria desde Montería, Córdoba, al firmar la supuesta entrega de una hacienda de 591 hectáreas y avaluada en 8.503 millones de pesos, que les perteneció a los paramilitares y que –según él– quedaba en manos de 50 grupos familiares campesinos. Pero la realidad es otra: a la fecha no han recibido ni un centímetro de esas tierras.

En ese evento, en el que estuvieron la ministra de Agricultura, Cecilia López, y el director de la Sociedad Activos Especiales (SAE), Daniel Rojas, el Jefe de Estado estampó su firma en un pendón con el que prometió entregar la hacienda Támesis –que le fue incautada a los hermanos Castaño– a 50 familias locales, pero se trató de un anuncio de papel, ya que los supuestos beneficiarios no la recibieron.

79 días exactos han pasado desde ese anuncio y los campesinos aún esperan las 10 hectáreas que el Presidente dijo que le entregaría a cada familia, según denunció el representante a la Cámara Hernán Cadavid, del Centro Democrático. El antioqueño le envió un derecho de petición a la SAE sobre esa supuesta entrega de tierras y la misma entidad le confirmó que el megapredio no fue entregado como aseguró el Presidente.

“No existió entrega, como se aseguró, ni transferencia del predio. Tampoco es claro cuáles familias podrían ser las beneficiadas con el inmueble. Entonces, ¿qué anunciaron?’”, cuestionó el Representante.

¿Anuncio solo en el papel?

El Jefe de Estado contrató, a través de la Casa de Nariño, el evento por 58,2 millones de pesos para hacer la supuesta entrega de las tierras, y afirmó que las familias beneficiarias podrían emprender proyectos productivos en esas tierras que, aseguró, son fértiles para la siembra de productos como el maíz o la yuca. No obstante, esos recursos se invirtieron en un acto cuya principal promesa solo estaba en el papel.

“Esto que estamos haciendo aquí es una política socialmente diferente, porque no estamos entregando una limosna, estamos entregando el control de uno de los principales activos de la nación, que es la tierra, y la tierra es un instrumento de producción”, planteó Petro en la tarima.

El Mandatario les dijo a las familias campesinas que recibirían esas tierras, pero no tuvo en cuenta que esto no sería tan sencillo, pues se tenían que cumplir una serie de trámites. Por eso, la SAE tuvo que aclarar que “no se adelantó la entrega del predio sino la formalización de un acuerdo entre las entidades del orden nacional y territorial (entre ellas la Unidad de Víctimas) encargadas de adelantar el proyecto para la entrega de tierras para la paz total”.

Al respecto, Cadavid criticó que –sin hacerse efectiva la entrega del predio a las familias campesinas– lo que realmente existió fue simplemente un acto protocolario.

“Es decir que la foto de la firma le costó al país casi 60 millones de pesos”, apuntó.

Las precisiones de la SAE

Ante la gravedad de los cuestionamientos del congresista, la SAE salió a dar explicaciones sobre la entrega que nunca fue y el derecho de petición que le contestó a Cadavid. Y, de paso, entregó detalles sobre el otro rumbo que tomó este aparente inflado. La entidad –en sus propias redes sociales– planteó que se está trabajando junto a las 50 familias campesinas en la estructuración del proyecto productivo, y además empezó a hablar de una entrega futura.

“Las familias campesinas han participado activamente en la estructuración del proyecto y han asumido el compromiso de vincularse a la entrega de tierras incautadas al crimen, en pleno conocimiento de que van a recibir el derecho de uso, como lo anunciamos públicamente en Támesis”, aclaró la entidad.

Para Cadavid este fue otro de esos anuncios que el Presidencia hace sin tener todo el sustento para cumplir, así como ocurrió con el fallido cese al fuego con el ELN que le confirmó al país el 31 de diciembre y luego ese grupo armado desmintió.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*