<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Paz y derechos humanos | PUBLICADO EL 27 septiembre 2021

JEP aclara que secretariado de las exFarc sí reconoció secuestros

  • Las víctimas contaron sus percepciones sobre el conflicto armado y el secuestro. FOTO: CORTESÍA JEP
    Las víctimas contaron sus percepciones sobre el conflicto armado y el secuestro. FOTO: CORTESÍA JEP
  • Las víctimas contaron sus percepciones sobre el conflicto armado y el secuestro. FOTO: CORTESÍA JEP
    Las víctimas contaron sus percepciones sobre el conflicto armado y el secuestro. FOTO: CORTESÍA JEP
DANIELA OSORIO ZULUAGA

Durante la audiencia para escuchar las observaciones de las víctimas sobre el macro caso 01 de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, relacionado con la “Toma de rehenes y otras privaciones graves de la libertad cometidas por las Farc-EP”, la magistrada Julieta Lemaitre Ripoll se refirió a las polémicas declaraciones de la senadora Sandra Ramírez, sobre supuestas comodidades que tenían los secuestrados durante su época de cautiverio.

Las palabras pronunciadas por Ramírez, que causaron amplio rechazo en la opinión pública y en representantes de víctimas, sugerían que las personas en cautiverio tenían tratos dignos. Según ella, “ellos tenían sus camitas y sus cambuches”, por lo que gozaban de “comodidades”.

Frente a esto, la representante de la JEP aprovechó para recordar que el antiguo secretariado de las extintas Farc sí reconoció el secuestro como delito e, incluso, mencionó los malos tratos a los que se vieron sometidos.

Lemaitre expuso un documento presentado por los integrantes del exsecretariado que fue enviado el 30 de abril de 2021. “Leo esto –dijo la magistrada– sobre todo por las declaraciones de la senadora Ramírez (...) eso no es lo que dijeron estas personas que eran miembros del secretariado”.

El apartado leído dice, textualmente, “no ha sido nuestra intención negar el dolor causado o la gravedad de los hechos, por eso asumimos responsabilidad por los secuestros ocurridos y el daño que los mismos generaron. Igualmente, reconocemos que, pese a que estaba prohibido por la organización, ocurrieron malos tratos contra las personas en cautiverio. (...) Tales conductas nunca debieron ocurrir y pedimos perdón”.

En ese mismo documento, las extintas Farc también reconocieron, por primera vez en su historia, haber cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad, un hecho que organizaciones como la ONU han valorado por la importancia de calificar dichos crímenes de ese modo en el contexto del Proceso de Paz.

Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.

.