<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 02 septiembre 2022

Se venció el plazo: ¿Petro mandará al Esmad para echar a invasores?

Se terminó el ultimátum de 48 horas que dio el Gobierno para que las comunidades desalojen los territorios “recuperados”. Campesinos dicen que no se irán y que ejecutarán más “retomas”.

  • Las comunidades están ingresando con machetes, palos y piedras a los terrenos e insisten en que están en su ”derecho” de reclamar esos espacios. El gobierno pide esperar la reforma. FOTO AFP
    Las comunidades están ingresando con machetes, palos y piedras a los terrenos e insisten en que están en su ”derecho” de reclamar esos espacios. El gobierno pide esperar la reforma. FOTO AFP
  • Indígenas del Cauca dicen que los gobiernos les han incumplido 1.100 acuerdos. Esperan que este los cumpla. FOTO Cortesía
    Indígenas del Cauca dicen que los gobiernos les han incumplido 1.100 acuerdos. Esperan que este los cumpla. FOTO Cortesía
  • Esta fue la respuesta de CNA al ultimátum del gobierno.
    Esta fue la respuesta de CNA al ultimátum del gobierno.
  • Las comunidades están ingresando con machetes, palos y piedras a los terrenos e insisten en que están en su ”derecho” de reclamar esos espacios. El gobierno pide esperar la reforma. FOTO AFP
    Las comunidades están ingresando con machetes, palos y piedras a los terrenos e insisten en que están en su ”derecho” de reclamar esos espacios. El gobierno pide esperar la reforma. FOTO AFP
  • Indígenas del Cauca dicen que los gobiernos les han incumplido 1.100 acuerdos. Esperan que este los cumpla. FOTO Cortesía
    Indígenas del Cauca dicen que los gobiernos les han incumplido 1.100 acuerdos. Esperan que este los cumpla. FOTO Cortesía
  • Esta fue la respuesta de CNA al ultimátum del gobierno.
    Esta fue la respuesta de CNA al ultimátum del gobierno.

Es todo un lío. Las invasiones de tierras son la primera “papa caliente” que enfrenta el presidente Gustavo Petro y el mismo gobierno le puso un agravante a ese convulso tema que vence este mismo viernes: el plazo de 48 horas para que las comunidades regresen los terrenos que, según ellos, “recuperaron de los colonos”, pero que para el Ejecutivo fueron invadidos

Grupos de indígenas, campesinos y afrodescendientes han incursionado en extensiones de tierra en Arauca, Bolívar, Cauca, Huila y Valle del Cauca desde finales de julio. La toma de los terrenos se ha incrementado conforme pasan los días del gobierno “popular” de Petro que ganó las elecciones con la promesa de “democratizar” la tierra.

La situación, que comenzó de forma esporádica en el Cauca, se convirtió en una constante al punto que ya las carteras de Agricultura, Defensa, del Interior, la misma vicepresidenta Francia Márquez y el presidente se pronunciaron pidiendo al unísono un reclamo que no ha sido escuchado: que terminen las apropiaciones de tierras y se respete la propiedad privada, o serán desalojados a la fuerza.

Con el cumplimiento del ultimátum que dio el Ejecutivo se abre la puerta a que se considere el uso de la Fuerza Pública para sacar a esos grupos de los territorios, una alternativa que tiene al gobierno en el ojo del huracán porque el uso del Esmad es, precisamente, lo que Petro criticó en sus tiempos de oposición y una de las mayores quejas del movimiento social.

El interrogante sobre qué sucederá este viernes y el mismo fin de semana, cuando ya todas las instancias implicadas en esta problemática han pedido que se devuelvan los terrenos, es una constante a la que el gobierno no termina de dar respuesta.

Desde el Ministerio del Inerior apuntaron que el tema está bajo el manejo de las carteras de Defensa y Agricultura, pero desde esa última dependencia remitieron la respuesta al Ministerio de Defensa.

La oficina que lidera el exmagistrado Iván Velásquez detalló que se privilegiará el diálogo. Sin embargo, solo hay una respuesta oficial que se reduce a 140 caracteres, que fue emitida el pasado miércoles y en la que el Ministro dejó la puerta abierta tanto a una incursión del Esmad como al diálogo. “Ninguna orden excepcional; solo se recuerda que el artículo 81 de la Ley 1801 de 2016 autoriza a la Policía Nacional para desalojar –dentro de las 48 horas siguientes a la ocupación– a quienes invadan inmuebles. La instrucción es privilegiar siempre el diálogo sobre las medidas de fuerza”, dijo Velásquez.

Expectativa por la tierra

Este jueves Petro prometió que 6 millones de hectáreas en bienes que están en proceso de extinción de dominio por parte de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), o que ya fueron recuperados, serán entregados a ese pueblo que reclama la tierra.

Ese anuncio lo hizo durante la posesión de su mano derecha del empalme, Daniel Rojas, como director de la SAE, la entidad que tendrá la tarea de acelerar esos procesos para luego entregar propiedades a los sin tierra. Empero, la gente quiere tener pronto la garantía de que contarán con terrenos y la presidente dice que ese proceso tardará hasta unos tres meses.

En juego están 22 billones de pesos en propiedades que el mandatario usará para dar tierra, construir universidades y delimitar zonas de mitigación climática. La intención de la Casa de Nariño está, pero también el afán de las comunidades en tener las tierras que en el pasado les fueron esquivas.

Los pueblos insisten en que no son “invasores”, si no que están recuperando sus latifundios; dicen también que la Fuerza Pública los está “asediando” con patrullajes por los terrenos “recuperados” para tomar fotografías y videos y van lanzando sus propios ultimátums.

Ya las 1.000 familias “invasoras” de Corinto, Cauca, sentenciaron que no se moverán de los predios de los que se apoderaron y las comunidades sentenciaron que están dispuestas a salir a protestar. Noraldo Díaz, del Coordinador Nacional Agrario (CAN), aseguró que este tema “no es para negociar, sino para resolver el acceso a la tierra”.

“Nosotros no somos los invasores, este gobierno debe tener en cuenta que lo han sido los terratenientes, las multinacionales y los ganaderos. Vamos a seguir recuperando tierras porque esta es la única oportunidad que tenemos para acceder a ellas”, apuntó Díaz desde la CAN.

Ya el ministro del Interior, Alfonso Prada, y el consejero para las Regiones, Luis Fernando Velasco, se reunieron con grupos afro e indígenas, pero no con el Coordinador Nacional Agrario. Es más, la problemática de las invasiones implica a más de una decena de procesos organizativos, cada uno con un liderazgo particular e incidencia en determinados territorios, lo que requiere entablar más de una mesa de diálogo.

La coyuntura de las “invasiones” o “recuperaciones de tierra” llevó hasta a que el sector ganadero, en cabeza de José Félix Lafaurie de Fedegán, planteara crear “grupos de solidaridad” con los terratenientes para defender sus terrenos de las incursiones.

Solo en el sur de Bolívar se cuentan 36 tomas de tierra y las comunidades no tienen clara la cifra de cuántas han efectuado en todo el territorio nacional. ¿Las invasiones terminarán obstaculizando la reforma agraria de Petro?

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Si quiere más información:

.