<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Iglesia llama a reconocer resultados y a “desactivar el lenguaje del odio”

Monseñor Henao dijo que su institución está dispuesta a dialogar con el presidente que gane. Pide bajar tensiones y polarización.

  • Monseñor Fabio Henao Gaviria es el designado de la Conferencia Episcopal Colombiana para entablar relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado. FOTO Colprensa
    Monseñor Fabio Henao Gaviria es el designado de la Conferencia Episcopal Colombiana para entablar relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado. FOTO Colprensa
18 de junio de 2022
bookmark

Ante las dudas de los resultados electorales y la posibilidad de escenarios violentos, la Iglesia Católica ha estado pidiendo ejercer el voto masivamente y respetar los resultados de esta segunda vuelta presidencial sea cual sea el ganador.

EL COLOMBIANO conversó con el delegado de la Conferencia Episcopal para las relaciones Iglesia-Estado, monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, para preguntarle por el llamado de la Iglesia Católica para este 29 de junio y su papel previo y posterior a los comicios.

En la conversación, Henao respondió sobre diálogos con el ELN y reuniones de la Conferencia Episcopal con los candidatos.

La Iglesia hace presencia en muchos de los territorios en alerta por la violencia, ¿cuál es el panorama?

“Hemos detectado, a través de alianzas que hacemos con otros organismos como la Misión de Observación Electoral y nuestros propios registros, que existe un espectro relativamente amplio de amenazas y desafíos al proceso electoral por el actuar de grupos armados que, o bien han asesinado personas que participan en el mundo de la política, o amenazan a comunidades o crean desplazamientos y confinamientos. En fin, constriñen de alguna manera el derecho al voto. Esa es una violación del derecho a la participación ciudadana que de ninguna manera le hace bien a la democracia”.

¿Cuáles son, concretamente, esos territorios afectados?

“La región pacífico es una región en su conjunto con muchas vulnerabilidades. En territorios como El Charco, Tumaco, Chocó y Cauca hay una serie de situaciones que nos preocupan muchísimo.

También en la parte del Nordeste antioqueño sabemos que hay dificultades y en una parte de la zona de Córdoba. Los riesgos electorales están por todo el país desde moderados, altos y extremos”.

¿Cuál es el mensaje de la iglesia para esos entornos violentos?

“La imposición de las ideas políticas tiene que hacerse de una manera tal que permita a la ciudadanía tener la información más clara posible sobre cuáles son las opciones y programas que presentan los candidatos.

Estas elecciones han estado muy marcadas por las redes sociales y ese es un aprendizaje: como excluir la estigmatización y la violencia de las redes sociales hacia todas las campañas y como rechazar las falsas noticias.

Pero por otro lado está el desafío de ayudar a que el electorado sea consciente de que hay opciones pero no todas van a tener el mismo resultado y por lo tanto hay que aceptar que en la contienda electoral existen resultados que a veces son ajenos al parecer de varios sectores de la población, pero que entienden la validez del voto de las mayorías”.

¿Han conversado con los candidatos?, ¿cuáles son sus expectativas?

“Para las elecciones, la Conferencia Episcopal tomó la decisión de que la presidencia se reuniera con todos los candidatos. Así se hizo. Se hicieron las reuniones con todas las distintas candidaturas y logramos un ambiente de escucha y de diálogo.

La voluntad de la Iglesia es seguir trabajando para que las personas que viven en las distintas regiones del país, particularmente en esas zonas más alejadas y apartadas tengan una oportunidad diferente. Esa será nuestra tarea”.

Usted ha advertido que hay recrudecimiento del conflicto y que se necesita atención urgente de las autoridades...

“Uno de los desafíos que tiene el país es superar la inequidad entre las regiones y la inequidad entre el campo y la ciudad. Los nichos de pobreza más grande del país, y lo digo de manera dolorosa, es en zonas rurales.

La invitación de la Iglesia es a que se mire el futuro con un criterio de desarrollo incluyente y humano. Eso debe ser una prioridad grande del próximo gobierno. Sabemos que hay algunos ejercicios que están funcionando y deben continuar como los municipios Pdet. Hay que darle oportunidades a la gente del campo”.

La Policía ha alertado sobre posibles brotes de violencia en caso de que no se reconozcan los resultados del domingo, ¿Qué dice sobre eso?

“Lo primero es que la ciudadanía debe manifestar su voluntad política de la manera más masiva posible y votando. Lo segundo es que nos toca desde cada ámbito hacer lo posible para desactivar los lenguajes de odio. No existe nada que justifique el lenguaje de odio en el mundo de la política. Hay que excluir los lenguajes de odio y toda forma de violencia

Lo que viene a partir del próximo domingo es un proceso en el que tenemos que intervenir todos. Es un país mucho más equitativo, pero no lo vamos a lograr si pretendemos que sea a través de medios violentos que se exprese la sociedad colombiana”

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD