<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 01 noviembre 2022

Se pavimenta ruta para exculpar a “Iván Márquez” y darle cupo en la paz total

La Casa de Nariño adoptó la versión del entrampamiento contra el narcodisidente. Duque y Petro se pelearon en público.

  • El Gobierno Petro defendió la versión de una supuesta trampa contra alias “Iván Márquez” (en el medio). FOTO CORTESÍA
    El Gobierno Petro defendió la versión de una supuesta trampa contra alias “Iván Márquez” (en el medio). FOTO CORTESÍA
  • El Gobierno Petro defendió la versión de una supuesta trampa contra alias “Iván Márquez” (en el medio). FOTO CORTESÍA
    El Gobierno Petro defendió la versión de una supuesta trampa contra alias “Iván Márquez” (en el medio). FOTO CORTESÍA

El Gobierno puso a andar su plan de defensa del narcodisidente alias Iván Márquez, con el que busca convencerlo de que aterrice en la denominada ‘paz total’ del presidente Gustavo Petro. En ese propósito, en las últimas 48 horas las dos caras más visibles de la Casa de Nariño hicieron de escuderos de este desertor de los acuerdos de La Habana al que le están ofreciendo en bandeja de plata una nueva oportunidad de dejar las armas. Y, de paso, el narcotráfico.

La primera en fungir de escudera de jefe de la narcobanda denominada “Segunda Marquetalia” fue la vicepresidenta Francia Márquez, quien acusó al exfiscal general Néstor Humberto Martínez de tenderle una trampa; y luego el presidente Petro lo protegió al ponerle el pecho a las críticas de su antecesor, Iván Duque, quien criticó que a “Márquez” se le dé otra oportunidad de reinsertarse.

Después de una semana de haberle garantizado a “Márquez” la disposición de las mayorías en el Congreso para negociar con él, el Gobierno Petro optó por defenderlo públicamente y aceptó asumir los costos políticos que esto podría generarle, pues ya han surgido voces en contra de este acercamiento, como las de los senadores Humberto de la Calle y Angélica Lozano. Por su parte, el magistrado Eduardo Cifuentes, presidente de la JEP, descartó que “Márquez” vuelva a ese tribunal.

Le puede interesar: “Iván Márquez ya está excluido de la JEP”: magistrado Cifuentes

¿Escuderos de “Márquez”?

En su apuesta por tener de su lado a excapos como “Márquez” o Salvatore Mancuso, la Casa de Nariño compró la narrativa de entrampamiento contra el excabecilla de las Farc y, con esa postura, volvió a calentar la discusión judicial y política.

La polvareda inicial por el caso “Márquez” se levantó el lunes de la semana anterior en el Senado, donde la bancada de Gobierno le negó a De la Calle –con 58 votos en contra– su proposición para impedir que quienes desistieron del acuerdo de 2016 no pudieran tener beneficios. “Necesitamos abrir la posibilidad de paz, no cerrar la puerta”, dijo el ministro del Interior, Alonso Prada, al anunciar la postura negativa del Gobierno, lo que enterró esa iniciativa.

Tras este primer campanazo a favor del Gobierno en el contexto político, se pasó a la defensa del capo narcodisidente en el escenario judicial. La Vicepresidenta señaló al respecto que “Márquez”, según ella –al igual que “Jesús Santrich”–, fue víctima de una trampa. “Terminaron yéndose por los entrampamientos que todo el país y el mundo saben. Es una realidad, así no lo queramos decir”, le aseguró la funcionaria a El Tiempo.

A este aparente intento de intromisión del Ejecutivo en asuntos judiciales respondió Martínez, quien corrigió a la Vicepresidenta al aclararle que nunca se investigó ni se judicializó a “Márquez” por hechos posteriores al acuerdo de paz. “Debería hablar con rigor (...) Fue el fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, quien lo vinculó (a “Márquez”) a un proceso penal relacionado con el cartel de los Soles de Venezuela, en marzo del 2020”, señaló el exfiscal.

Este tire y afloje expuso la postura decidida del Gobierno por tratar de limpiarle la cara a “Márquez”, situación que criticó el expresidente Duque, quien aseguró que premiarlo “con ‘paz total’ sería un monumento a la impunidad”, a la que Petro respondió con una pulla: “el principio de repetición tiene un fundamento esencial: el cumplimiento cabal de Estado a su palabra en los acuerdos”, apuntó.

El Gobierno Petro dejó claro que peleará cualquier obstáculo político o jurídico que le impida negociar con “Márquez”, pero lo que parece que se le dificultará será el hecho de darle estatus político para recibir eventuales beneficios, pues aunque se confirmó que se renegociará con él, la ley impide que vuelva a acogerse a la justicia transicional que traición al volver a las armas.

Petro y Santos se sentaron a hablar sobre paz

El presidente Gustavo Petro y el expresidente Juan Manuel Santos se citaron en Bogotá para una cena que, en lugar de girar en torno a asuntos políticos, se convirtió en una especie de ‘cumbre’ para abordar asuntos de paz. La reunión entre el Jefe de Estado y el Nobel de la Paz se hizo en total secretismo y tuvo lugar en el Club Metropolitan de la capital del país, a donde ambos líderes políticos acudieron el jueves 27 de octubre con sus ‘delegaciones’.

La coordinación de la cita no fue difícil, ya que Petro y Santos tienen en común varios altos funcionarios que tendieron puentes para que pudieran reunirse, como es el caso del ministro del Interior, Alfonso Prada; el ministro de Educación, Alejandro Gaviria; el canciller Álvaro Leyva Durán, el embajador de Colombia en Estados Unidos, Luis Gilberto Murillo; el embajador colombiano en Venezuela, Armando Benedetti; así como el presidente del Congreso, Roy Barreras; quienes acompañaron al expresidente en el poder.

Tras establecer este puente entre ambos líderes políticos, la cita se dio en un tono cordial y ambos estuvieron rodeados por las ‘delegaciones’ que estuvieron conformadas por Prada, el alto comisionado para la paz, Danilo Rueda, y el senador Iván Cepeda, en el caso de Petro; mientras que el equipo de Santos lo integraron su exvicepresidente, el general Óscar Naranjo y su exministro del Interior, Guillermo Rivera. Además, estuvieron en condición de testigos y mediadores el jefe adjunto de la Misión de Verificación, Raúl Rosende; y Nils Martin, embajador de Noruega, nación fue garante de la negociación de la paz con las Farc.

¿De qué hablaron? Este diario conoció que el expresidente y el actual mandatario primero cenaron y luego del postre procedieron a conversar sobre la necesidad de pisarle el acelerador a la implementación del Acuerdo Final de Paz firmado entre el Estado colombiano y las extintas Farc.

En ese contexto, el diálogo Petro-Santos giró en torno a asuntos relacionados con las negociaciones de paz, pues el gobierno del expresidente tiene la experiencia de haber desarticulado a las Farc, una guerrilla que llevaba más de cuatro décadas alzada en armas, y de haber iniciado los diálogos con el ELN que Petro tiene previsto retomar antes de que acabe el año. Ambos dirigentes intercambiaron un diálogo fluido, según sus asistentes, teniendo en cuenta que el actual Gobierno le apostará a una paz generalizada en la que incluiría a todo tipo de grupos armados ilegales, y cuyas bases legales están todavía en construcción

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS MILITARES ESTARÁN EN LAS NEGOCIACIONES

El Gobierno de Gustavo Petro dio a conocer que en las negociaciones de paz que se adelantarán en los próximos cuatro años, por ejemplo con el ELN, los miembros activos del Ejército Nacional participarán y tendrán voz como actores del conflicto armado interno. “Los militares, por su propia condición, por su propia responsabilidad en contribuir a la solución del conflicto, generando seguridad y enfrentando a las organizaciones de esta naturaleza”, aseguró el ministro de Defensa, Iván Velásquez.

Si quiere más información:

.