<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 20 febrero 2022

El otro expediente que la Corte le revivió a Piedad Córdoba

Debe explicar posible nexo con un exjefe fariano y un ucraniano, y una polémica foto. Ella niega ser Teodora.

  • La antioqueña Piedad Córdoba, candidata al Senado, ha dicho que este proceso en la Corte hace parte de un montaje judicial para perjudicar su aspiración política. FOTO Colprensa
    La antioqueña Piedad Córdoba, candidata al Senado, ha dicho que este proceso en la Corte hace parte de un montaje judicial para perjudicar su aspiración política. FOTO Colprensa
  • La antioqueña Piedad Córdoba, candidata al Senado, ha dicho que este proceso en la Corte hace parte de un montaje judicial para perjudicar su aspiración política. FOTO Colprensa
    La antioqueña Piedad Córdoba, candidata al Senado, ha dicho que este proceso en la Corte hace parte de un montaje judicial para perjudicar su aspiración política. FOTO Colprensa

En medio de la defensa pública que esta semana salió a hacer Piedad Córdoba frente al expediente por Farcpolítica que la Corte Suprema le tiene abierto, en las cinco páginas en las que negó cualquier nexo ilegal con la guerrilla pasó desapercibido un nombre por el que, según estableció EL COLOMBIANO, también tendrá que dar explicaciones judiciales.

En medio de los cientos de audios, fotos, documentos y testimonios que evalúa el alto tribunal, reapareció un expediente con el que se podría reforzar la tesis de que, tal y como indicaba el computador del exFarc “Raúl Reyes”, la excongresista antioqueña sí sería alias Teodora.

Aquí salen a relucir las identidades de Jorge Neftalí Umenza, alias “Mincho”, y del ucraniano Viktor Tomnyuk, el mismo que Piedad mencionó someramente en su comunicado del martes pasado.

El vínculo entre ella y el europeo es de vieja data, y a pesar de que lo califica como un “falso positivo” judicial usado en 2010 para empañar su aspiración al Congreso, la Corte quiere establecer hasta qué punto es verdad que, según Tomnyuk, la ahora candidata del Pacto Histórico asesoró a fichas farianas como “Mincho”.

Una de las personas que investigó en su momento esa información fue el general (r) Juan Carlos Buitrago, quien le aseguró a EL COLOMBIANO que hay pruebas de que ese vínculo es real.

“El ucraniano, de acuerdo a lo conocido por los servicios de inteligencia, aportó evidencia, fotografías e información sobre la presencia de Piedad en los campamentos del Frente 30 de las Farc, y corroboró su relación cercana y continua con alias ‘Mincho’ y otros cabecillas de esa estructura terrorista”, precisó.

Alias “Mincho”, en efecto, fue comandante del Frente 30 de las Farc, y con en él creó un fortín criminal en el Valle. Pero Tomnyuk, un profesor europeo que fue ganando terreno en las entrañas del grupo armado –con la promesa de que les iba a asesorar en tácticas militares y a vender armas– logró infiltrarlo.

Todas esas movidas las hizo siendo un informante de la inteligencia colombiana, y con ese aval llegó a tal punto que terminó conociendo de los supuestos vínculos irregulares entre “Mincho”, otros guerrilleros y Piedad, quien a 21 días de las elecciones al Congreso está intentando sacudirse de este nuevo escándalo.

La reunión clave

Según el expediente a cuyos detalles accedió este diario, hay una foto en la que aparecen 13 presuntos guerrilleros, la cual fue tomada antes de que “Mincho” muriera en 2011, tras un bombardeo en zona rural de Buenaventura.

La imagen es de una reunión que se habría hecho en Palmira, Valle, y que supuestamente se desarrolló en el primer semestre de 2010, cuando Piedad hacía campaña al Senado por el Partido Liberal.

En dicha imagen, de acuerdo con lo descrito por una fuente judicial, se ve a Piedad junto a supuestos integrantes del Frente 30 que comandó “Mincho”. Pero las versiones contrastan, pues el ucraniano aseguró que la cita se hizo con fines ilegales y hasta para planear una marcha contra el Gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe. La hoy candidata de las listas de Gustavo Petro ha advertido que sí hubo reunión, pero que no fue con delincuentes ni para objetivos ilícitos.

Además, ha aceptado que en ella vio al ucraniano, pero que en ningún momento le prestó atención. La única vez que lo hizo fue cuando él supuestamente le habló de un negocio de narcotráfico y del general (r) Óscar Naranjo. De hecho, ha dicho que ahí prefirió llamar al entonces ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio, para manifestarle que quería denunciar al extranjero por las menciones de negocios posiblemente ilícitos.

EL COLOMBIANO buscó a Piedad para preguntarle por este expediente que le están desempolvando, pero al cierre de esta edición no había respondido. En cambio, el exministro Valencia Cossio sí salió a indicar que no recuerda esa llamada de la hoy candidata.

“No tengo memoria de ese hecho”, afirmó el exfuncionario, quien también resaltó que no tenía rastro de Tomnyuk.

Pruebas pasan a análisis

Las fotos y versiones de este capítulo se suman a todo el expediente de Farcpolítica, en el cual están incluidos los presuntos retrasos de Piedad para que las Farc liberaran a secuestrados con fines electorales –revelados por su exasesor Andrés Vásquez–; y el supuesto nexo con Álex Saab, señalado de ser el testaferro de Nicolás Maduro.

Pero la Corte ahora está analizando no solo la imagen, que este diario se abstiene de publicar por petición de las fuentes, sino que debe rastrear los posibles nexos del ucraniano y unos audios en los que supuestamente se le oye hablando con Piedad. Y aunque se quiere tener un acercamiento con el europeo, de este oscuro personaje no hay rastro desde hace una década.

En todo caso, la antioqueña niega estos vínculos e incluso ha tachado todo el proceso como una persecución política, misma versión que da sobre el caso abierto a su hermano Álvaro Córdoba, a quien Estados Unidos lo pide por presunto tráfico de droga.

No obstante, la última palabra la tiene la Corte, la cual deberá establecer si Piedad sí es Teodora, y para eso contrastará testimonios e indagará con la autoridad correspondiente en sus propiedades y las de su círculo de personas más cercanas.

Por otro lado, el alto tribunal llamó para este martes al congresista Jaime Felipe Lozada –hijo de una víctima de las Farc–; a Uribe y a Pastrana, quienes hablarán un día después. El último turno de esta etapa lo tiene Yolanda Pulecio, mamá de Íngrid Betancourt. Todos ellos hablarán en calidad de testigos.

Contexto de la Noticia

Polémica El ventilador lo prendió su exasesor

El debate de si Piedad Córdoba retrasó o no a su conveniencia la liberación de Íngrid Betancourt y otros secuestrados de las Farc –con fines meramente políticos– lo abrió Andrés Vásquez. Este exasesor de la hoy candidata al Senado por el Pacto Histórico rindió declaraciones ante la Corte, con la intención de despejar la versión de si Piedad es o no Teodora, el alias con el que, según información recopilada del computador de Raúl Reyes, este exjefe de las Farc intercambiaba mensajes con ella.

Para Piedad esto es uno de los tantos montajes en su contra, pues considera que no tiene asidero lo que diga su exasesor, y que así lo demostrará a la justicia, la cual ya evalúa 17 pruebas aportadas por Vásquez. Frente al caso, el presidente Iván Duque subrayó esta semana que espera que la Corte se pronuncie rápido, y que la idea es que ningún hecho quede impune.

Los que tienen cita en la corte

Jaime Felipe Lozada
Este congresista hijo de Gloria Polanco, secuestrada por las Farc, asegura que Piedad Córdoba marcaba la pauta a la hora de hablar de liberaciones, y que tenía poder dentro del secretariado de las Farc. La Corte lo citó para que declare este martes en la mañana.

Andrés Pastrana Arango
Hace tres días, el expresidente fue incluido por el alto tribunal como testigo, para que hable dentro del proceso por Farcpolítica que se sigue contra la candidata antioqueña. Su cita en el alto tribunal quedó para el miércoles a las 8:30 de la mañana.

Álvaro Uribe Vélez
Piedad hizo volver a Uribe a la Corte Suprema. Él también estará como testigo el miércoles –a las 2:30 de la tarde–, al ser quien en agosto de 2007 delegó a Piedad como facilitadora entre el Gobierno y las Farc. La misión era cambiar presos políticos por secuestrados.

Carlos López

Soy comunidador social y periodista. Me interesan, entre muchas cosas, temas de conflicto armado, medio ambiente y derechos humanos.

Si quiere más información:

.