<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 24 octubre 2022

Clan del Golfo quiere apoderarse del negocio criminal en San Andrés

Se pelean los negocios ilegales con Los Rastrojos. Tienen enlaces en la isla con bandas locales, Hay alerta.

  • Ante los riesgos de seguridad, la Armada redobló esfuerzos en las aguas de San Andrés. En tierra, la Policía hace más operativos antinarcóticos contra grupos armados ilegales. FOTO Cortesía
    Ante los riesgos de seguridad, la Armada redobló esfuerzos en las aguas de San Andrés. En tierra, la Policía hace más operativos antinarcóticos contra grupos armados ilegales. FOTO Cortesía
  • Ante los riesgos de seguridad, la Armada redobló esfuerzos en las aguas de San Andrés. En tierra, la Policía hace más operativos antinarcóticos contra grupos armados ilegales. FOTO Cortesía
    Ante los riesgos de seguridad, la Armada redobló esfuerzos en las aguas de San Andrés. En tierra, la Policía hace más operativos antinarcóticos contra grupos armados ilegales. FOTO Cortesía

La cercanía de sus aguas soberanas con Centroamérica, y su ubicación estratégica en el mar Atlántico en la ruta marítima hacia Estados Unidos, hacen que el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina sea un apetecido trofeo de bandas de narcotraficantes que quieren apoderarse de esa región.

Aunque la presencia física de sus emisarios no es como en otras zonas, donde –incluso– tienen patrullas ilegalmente armadas para vigilar cultivos de usos ilícito y cobrar impuestos de gramaje por el tráfico de cocaína, sí tienen una silenciosa red de ayuda enquistada en la isla que le sirve a los carteles de intermediaria.

Y esa plaza, la de San Andrés, ahora está siendo disputada por emisarios de las estructuras conocidas como los Rastrojos y el Clan del Golfo, lo que inquieta a las autoridades continentales y, por supuesto, a las isleñas por la ola de violencia que se puede desatar. Incluso, la Defensoría del Pueblo advirtió que podrían desencadenar un aumento de homicidios, extorsiones y reclutamiento de menores para su explotación.

“Estas condiciones han hecho que la niñez, los adolescentes y jóvenes sean los más afectados y que, no solo sean utilizados para las labores de transporte de drogas, sino que también son instrumentalizados para el sicariato, el cobro extorsivo, las amenazas y los hurtos”, advirtió Carlos Camargo, defensor del Pueblo.

Es más, en la Alerta Temprana 028 del 2022 –revelada esta semana–, la Defensoría del Pueblo documentó que la disputa de los ilegales ha derivado en un incremento de los homicidios en la región insular. En los primeros siete meses del 2022 han registrado 11 homicidios, 2021 cerró con 37 asesinatos y 2020 tuvo 38.

El ministerio público indicó que así como en el departamento insular hay presencia y fortalecimiento de estructuras armadas como el Clan del Golfo y los Rastrojos, también se está registrando una tercerización de los servicios criminales con bandas locales como Los Pusey o La Fortaleza.

“La comunidad también ha denunciado cada vez más casos de violencia y explotación sexual comercial de mujeres, niños y adolescentes raizales que están relacionados con el turismo y las condiciones de pobreza de las víctimas. Otra expresión de violencia que detectó la Alerta Temprana es el tráfico ilegal de migrantes que es manejado por organizaciones ilegales”, afirmó el defensor Camargo.

Pero el tráfico ilegal de drogas, la extorsión y el sicariato no son los únicos negocios ilícitos en los que las bandas que se disputan a San Andrés tienen interés.

En efecto, la migración, según advirtió la Defensoría, tiene un capítulo especial porque San Andrés se convirtió en una nueva ruta para los migrantes que tienen como destino Centroamérica y Estados Unidos, y tanto los Rastrojos como el Clan del Golfo mueven por aguas de la isla embarcaciones con migrantes ilegales. Incluso, Camargo aseguró que persiste un riesgo de que los viajeros terminen siendo víctimas de delitos como la trata de personas.

La Defensoría añadió que los isleños conviven con escasas oportunidades laborales, una débil infraestructura sanitaria y una baja oferta educativa. Por eso, pidió diseñar una estrategia que le permita a las instituciones tener diálogo constante con la población raizal y adelantar un plan de choque contra los narcos.

Ante este panorama, el capitán de Navío Octavio Alberto Gutiérrez Herrera, jefe del Comando Específico de San Andrés y Providencia, dijo que se hace seguimiento para evitar un desborde violento.

Contexto de la Noticia

Paréntesis “Tienen contacto con la isla”

El capitán de Navío Octavio Alberto Gutiérrez Herrera, jefe del Comando Específico de San Andrés y Providencia, advirtió que “no tenemos muy claro si son ellos los que arman los viajes de los migrantes o si son otras estructuras que usan servicios de transporte ilegal”. Y agregó que “sabemos que sí tienen contacto con ciudadanos de la isla por la ruta de narcotráfico, pero los casos que hemos tenido de asesinatos han sido muy puntales y, normalmente, son ajustes de cuentas entre estructuras internas de la isla”. En todo caso, se hace seguimiento a la situación para evitar un desborde de la violencia.

Si quiere más información:

.