<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Autoridades revelaron las identidades de las seis víctimas de la doble masacre de Santa Fe de Antioquia, ¿quiénes eran?

Cinco de las víctimas eran oriundas de municipios del Caribe colombiano y la restante, un extranjero. La mayoría tenía registros amplios antecedentes judiciales.

  • A Luis Francisco Matos Cuello, alias Puchi, una de las víctimas de la doble masacre de Santa Fe de Antioquia, lo capturaron el 18 de abril de 2021 por presuntas extorsiones a mineros y ganaderos del sur de Bolívar, cuando formaba parte del ELN. FOTO: CORTESÍA
    A Luis Francisco Matos Cuello, alias Puchi, una de las víctimas de la doble masacre de Santa Fe de Antioquia, lo capturaron el 18 de abril de 2021 por presuntas extorsiones a mineros y ganaderos del sur de Bolívar, cuando formaba parte del ELN. FOTO: CORTESÍA
05 de diciembre de 2023
bookmark

Las víctimas de la doble masacre que se registró el pasado domingo en Santa Fe de Antioquia ya fueron identificadas por las autoridades, luego de los exámenes forenses realizados por Medicina Legal en Medellín. Cinco de las víctimas eran oriundas de municipios de la Costa Atlántica y la restante era un venezolano, todos ellos, al parecer, vinculados con el Clan del Golfo.

Las tres víctimas encontradas a las 10:20 a.m. del pasado domingo en el sector La Y del corregimiento Laureles, ubicado a una hora y 50 minutos, fueron Justo Aquiles Gamboa Gómez, de 40 años; Yorvadys Solórzano Bustamante, de 49, y Andy Baldovino Rojas, de 32.

Justo Aquiles era oriundo de Riohacha y tenía anotaciones por hurto calificado, concierto para delinquir y porte ilegal de armas de fuego. Entre sus antecedentes judiciales se encuentra una captura del 29 de octubre de 2020 en Sincelejo, Sucre, cuando lo detuvieron unidades de la Sijín, junto con otras 32 personas, señalado de liderar una estructura dedicada al hurto y comercialización de motos y carros en los departamentos de Sucre, Córdoba, Bolívar y César.

A Solórzano Bustamante, nacido en un lejano municipio del sur de Bolívar, llamado Tiquisio, no le figuraban antecedentes, de acuerdo con la Policía Antioquia. A Baldovino Rojas, de Malambo, Atlántico, le figuraban anotaciones judiciales por hurto simple y hurto calificado, y su captura más reciente ocurrió en Mompox, Bolívar, el 5 de octubre de 2022, cuando junto con otro hombre lo detuvieron por el hurto de un teléfono celular y un bolso a una persona en este municipio.

Las otras tres víctimas del hallazgo registrado en la vereda Moraditas, a casi 3 horas del parque principal de la Ciudad Madre, eran el ciudadano venezolano, Giovanys José Suárez Linares, quien tenía registros judiciales en Colombia por uso de documento falso; Lucelis Yohan Correa Galvis, de 37 años, quien nació en Magangué, Bolívar, y tenía registros por los delitos de estafa, porte y tráfico de estupefacientes y daño en bien ajeno, y Luis Francisco Matos Cuello, de 32 años.

Esta última persona, nacida en El Banco, Magdalena, era conocida con el alias de Puchi y en su momento formó parte del frente Luis José Solano Sepúlveda, del ELN, razón por la cual terminó registrando antecedentes judiciales por concierto para delinquir agravado por extorsión, falsedad en documento público y rebelión.

Entérese: Masacraron a siete personas en Santa Fe de Antioquia por supuesto robo de oro de las AGC

De hecho, por estar vinculado en los cobros extorsivos a ganaderos y mineros en los municipios del sur de Bolívar de Altos del Rosario, San Martín de Loba y Tiquisio, las autoridades lo incluyeron en el cartel de los más buscados del 2020, ofreciendo una recompensa de hasta 20 millones de pesos por su captura, la cual se materializó el 18 de abril de 2021.

“Esta persona sería responsable coordinar y ejecutar los cobros extorsivos a ganaderos y mineros en el sur de Bolívar, y exigía entre el 5% y el 10% de las ganancias obtenidas producto de sus actividades económicas, a cambio de permitirles trabajar sin ser objeto de acciones criminales”, dijo el comandante de la Policía de Bolívar del 2021, coronel Thair Rivera.

Matos Cuello se había desmovilizado del frente Darío Ramírez Castro del ELN en el 2015 y un par de años más tarde regresó a esta organización insurgente para, presuntamente, participar en casos de homicidios selectivos, narcotráfico y minería ilegal, obteniendo ingresos para la época de 200 millones de pesos al mes. Después de su captura en el 2021, se habría cambiado de bando para integrarse al Clan del Golfo.

Le puede interesar: La guerra por el oro que se libra en los túneles de Buriticá

¿Qué hacían en Santa Fe de Antioquia?

De acuerdo con la Policía Antioquia y la Gobernación de Antioquia, estas seis personas llegaron en la mañana del sábado a una finca en Santa Fe de Antioquia con la idea de hacerse pasar como turistas, pero horas más tarde se habrían visto involucrados en el hurto de 2.000 millones de pesos en oro a una mujer, en el municipio de Buriticá, mineral que habría sido extraído de los socavones ilegales construidos en territorio de la Zijin Continental Gold y que pertenecerían a la subestructura Edwin Román Velásquez Valle, de las AGC.

Ante esta situación, Wilmar Alberto Mejía Úsuga, alias Richard, cabecilla del Bloque Central Urabá, y alias Rayo, quien actualmente lideraría la Edwin Román Velásquez Valle, empezaron a buscar a los responsables de este millonario hurto, dando con estas seis personas, a las cuales desaparecieron entre la noche del sábado y la madrugada del domingo en la finca que habían rentado, antes de que sacaran este oro de la región.

Luego de que estas personas fueran víctimas de tortura para que dieran explicaciones de donde se encontraba el oro hurtado, finalmente las asesinaron y los abandonaron en dos tandas, con notorios signos de violencia y amarrados de pies y manos con los cordones de sus zapatos. Hasta se les llevaron sus documentos para dificultar sus labores de identificación.

“Es que las víctimas de estos dos homicidios múltiples ocurridos en Santa Fe de Antioquia no tendrían arraigo en el territorio, serían personas que vendrían de otros lugares del territorio nacional y tendrían la pretensión de adelantar actividades ilícitas aquí en el territorio y por eso se produce ese ajuste de cuentas por parte de estructuras que tienen injerencia criminal en este sitio Santa Fe de Antioquia”, manifestó el secretario de Seguridad de Antioquia, Oswaldo Juan Zapata.

A raíz de esta doble masacre, que disparó la cifra de homicidios a 19 en Santa Fe de Antioquia en este 2023, superando los 16 con los que había cerrado el 2022, la Gobernación de Antioquia ofreció una recompensa de hasta 100 millones de pesos por quien dé información por alias Rayo y por alias Richard, mientras que por El Zarco o Zarcotigre, a quien le atribuyen toda la labor estratégica de esta matanza, darían hasta 50 millones de pesos. Finalmente, por alias Monogringo, otro de los implicados, el ofrecimiento llega hasta los 30 millones de pesos.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*