<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 27 noviembre 2022

“Cada vez es más difícil entender qué es lo que quiere el alcalde con la ciudad”: Lina Vélez de Nicholls

La presidenta de la Cámara de Comercio de Medellín, Lina Vélez de Nicholls, habla de las elecciones para elegir la junta directiva de la entidad en las que la Alcaldía quiere poner sus fichas.

  • Lina Vélez de Nicholls dijo que seguiría en el cargo si la junta directiva así se lo pide. Foto: EL COLOMBIANO.
    Lina Vélez de Nicholls dijo que seguiría en el cargo si la junta directiva así se lo pide. Foto: EL COLOMBIANO.
  • Lina Vélez de Nicholls dijo que seguiría en el cargo si la junta directiva así se lo pide. Foto: EL COLOMBIANO.
    Lina Vélez de Nicholls dijo que seguiría en el cargo si la junta directiva así se lo pide. Foto: EL COLOMBIANO.

EL COLOMBIANO reveló esta semana cómo sectores cercanos al alcalde Daniel Quintero estarían apoyando tres de las siete listas de las cuales se elegirá a partir de este jueves ocho de los doce miembros de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Medellín.

El inusitado interés del equipo del alcalde por tomarse el poder de la Cámara, que es una entidad desde la cual los empresarios han contribuido al desarrollo de la región, ha disparado las alarmas de quienes no simpatizan con el burgomaestre.

Lina Vélez de Nicholls, quien durante dos décadas ha estado al frente de esta institución, responde sobre cómo se harán las elecciones y el papel el alcalde.

Usted va a cumplir 20 años como presidente de la Cámara de Comercio de Medellín. Ahora que viene un nuevo cambio de Junta Directiva ¿Cree que no seguirá?

“A mí me han correspondido cambios de muchas juntas directivas y eso se ha dicho siempre que cambia la junta cada dos años”.

¿Siempre la han ratificado?

“No existe la ratificación como tal sino que como en cualquier empresa privada uno permanece allí hasta cuando la junta directiva decida cambiarlo. De manera que si la junta directiva quiere que permanezca, pues voy a valorar quienes son las personas que me acompañaran; en caso contrario, soy una empleada más de una empresa privada”.

¿Y usted quisiera seguir?

“Sí, claro. Si la Junta Directiva quiere que yo siga seguiré a la orden del equipo”.

En estos 20 años, ¿Qué cosas ha hecho la Cámara de Comercio que la hacen sentir que ha valido la pena?

“Se lo resumiría en cinco puntos. Lo fundamental es una gran interacción institucional del sector privado con el público. Desde la Cámara hace más de 12 años nació la idea del conglomerado público Municipio de Medellín, con el que se definió un modelo de gobierno corporativo de todos los entes que giran alrededor del Municipio de Medellín. El otro hecho muy relevante es que creamos el grupo de Infraestructura para la Competitividad, con el que hemos jalonado los grandes proyectos de infraestructura en la región. El tercero es la transparencia con la que hemos administrado los recursos públicos que nos entregan los comerciantes. También la construcción del centro empresarial que cumple con todos los requisitos para que los empresarios tengan un espacio de generación de comunidad. Y sin lugar a dudas el interés de seguir jalonando como institución, con todos los gremios, el crecimiento de las empresas grandes y pequeñas”.

Pero también, la Cámara creó la veeduría ciudadana, que el alcalde Daniel Quintero lo ha interpretado como un propósito de oposición a él...

“Es importante aclarar que la Cámara de Comercio no creó la veeduría ciudadana, los ciudadanos buscaron a la Cámara de Comercio para que definiéramos un modelo legal para la intervención en lo público y, efectivamente, la ley les da a las cámaras de comercio la competencia de crear veedurías ciudadanas. Y eso fue lo que se hizo creando la veeduría cívica Todos por Medellín, no es una oposición política, es la herramienta de control social más poderosa que les da la ley a las instituciones y a los ciudadanos. La veeduría ciudadana no toma decisiones. Simplemente organiza las denuncias de los ciudadanos, las estructura y las entrega a las entidades de control para que resuelvan”.

¿Como presidenta de la Cámara ha tenido diálogo con el alcalde?

“Él me llamó y me invitó a participar en el empalme y tengo la certeza de que no falté a ninguna de las reuniones, y además me citó para que le rindiera un informe, e hicimos un trabajo muy completo desde la visión del desarrollo económico de la ciudad.

¿Hace cuánto se rompió el diálogo?

“Ya directamente con él, cuando empiezan a suceder hechos que atentan contra el gobierno corporativo de la ciudad, como por ejemplo, el tan conocido en Empresas Públicas de Medellín; o cuando se empiezan a evidenciar hechos como el manejo del Hospital General, del Jardín Botánico, Buen Comienzo, es ahí cuando se estructura la veeduría. Pero mire, llevamos más de 20 años con Medellín Cómo Vamos, que es un modelo de seguimiento a la Alcaldía en función de los planes de desarrollo, y ningún alcalde hasta ahora lo había interpretado como oposición política”.

¿Qué comparación haría entre la alcaldía de Quintero y las alcaldías anteriores de Medellín?

“Para mí la fundamental es ese modelo de relacionamiento entre lo público y lo privado, en que el sector privado aporta no solamente recursos, sino una cantidad de conocimiento que es muy respetado. En el caso de esta alcaldía, ese conocimiento no ha sido respetado. Cuando miramos hacia atrás, durante la pandemia por ejemplo, del sector privado salimos a conseguir recursos para las UCI e inmediatamente todo ese apoyo del sector privado desapareció. Si miramos un poquito más en las instituciones en las que ha participado el sector privado, hablo del Jardín Botánico, Ruta N, Explora, Parque Arví, esa voz no ha sido respetada”.

¿Quiere decir que los han sacado?

“Las personas que tradicionalmente hemos participado en esos escenarios hemos renunciado, porque no sentimos que la administración o los representantes de la alcaldía valoren ese conocimiento. Para mí esa es una de las grandes diferencias”.

Quintero ha dicho que el GEA se quería quedar con todo...

“El tema del GEA es una obsesión del alcalde, un tema casi supersticioso, que no ha sido capaz de explicar. Primero, porque el GEA, como tal no existe. Son una cantidad de empresas a las cuales este departamento, y este país, le deben demasiado. Pero quiero ahondar en la segunda diferencia y es la forma como el alcalde se comunica por Twitter, lo hace de una forma repetitiva que no se basa en la verdad y en los hechos ciertos que se puedan probar. Ese estilo personal hace que cada vez sea más difícil entender qué es lo que quiere con la ciudad”.

Hablando de Twitter, el alcalde publicó un trino en el cual tras el atentado a un comerciante del Centro inscrito en una lista para las elecciones de la Junta Directiva de la Cámara señala que “venía recibiendo presiones por no representar la línea del GEA” y luego pregunta ¿qué se esconde en la Cámara de Comercio de Medellín?”. ¿Qué se esconde?

“Lo que el alcalde dice en ese Twitter, es una mezcla de ideas que hasta para mí es difícil interpretar, primero el GEA no tiene nada que ver con las elecciones de la Cámara de Comercio, segundo quienes eligen son los comerciantes”.

Pero si hay unas empresas del GEA inscritas en la Cámara de Comercio.

“Claro hay unas”.

¿Qué porcentaje sería?

“No es ni el 3% de las 2.600 empresas que pueden votar. Las empresas llamadas del GEA que pueden votar son máximo 15. La gran mayoría de los electores son pequeños comerciantes. Es importante entender el proceso de estas elecciones: se registraron siete listas y detrás de cada lista está el liderazgo de algún gremio. La lista número uno, es una lista multisectorial, en la cual están gremios como Camacol y la Andi. Hay otras tres listas, lideradas por Fenalco, la 2, la 4 y la 5. Hay otras tres de Acopi, que son las 6 y la 7. Y la lista número 3 de los comerciantes del Centro que de hecho han tenido siempre, históricamente, en la Cámara Comercio un representante. Es un sector muy grande.

¿Cuántos candidatos se inscriben por lista?

“En esa lista, en esta oportunidad se inscribieron cuatro renglones. La primera persona que aparece en esa lista es John Fredy Zuluaga Muñoz y fue la persona contra la que hicieron un atentado. Lamentamos cualquier ataque contra un empresario, pero no tiene nada que ver con que hiciera parte de una lista de la Cámara de Comercio”.

¿Quiénes representan hoy el grupo de comerciantes del Centro en la junta?

“Tradicionalmente, y en diferentes periodos, han tenido tres muy buenos representantes: uno del sector inmobiliario, que se llama Juan Pablo Salazar, otro del sector del comercio que se llama Raúl Mario Echeverri, y un representante del sector textil que se llama Enrique Gómez. En algún periodo tuvieron incluso dos representantes”.

¿Y el alcalde Quintero tiene alguna lista?

“Él dijo públicamente que está apoyando la lista 3, la de los comerciantes del Centro, pero yo no sabía, ni nadie sabía. Me parece que es otra de sus imprecisiones, porque incluso algunas de las personas que están en esa lista me han escrito diciéndome que la lista es del sector del comercio, que no tienen ninguna relación con el alcalde. Usualmente, los empresarios o los comerciantes son los que arman la lista porque los electores son del sector privado”.

Volviendo al trino del alcalde, ¿queda como una acusación velada atribuyéndole responsabilidad por el atentado a la Cámara?

“Ah total, porque no se entiende cómo empata una sospecha de un hecho penal con un hecho institucional. Entre otras cosas, porque el derecho penal es personal. Una institución no puede ni siquiera ser sospechosa de un delito, entonces eso es un juego de palabras inexplicable, inentendible”.

¿Qué busca el alcalde con eso?

“Él está buscando, como él mismo lo dice, conseguir votos para una lista que él dice que está defendiendo, y quienes están en la lista, nos dicen a nosotros de manera personal que no tiene nada que ver. Otra inconsistencia”.

Del gabinete del alcalde Quintero se retiró el secretario de Desarrollo Económico, Alejandro Arias, y dicen que lo hizo para buscar la presidencia de la Cámara de Comercio. ¿Podría llegar a serlo?

“Por supuesto. Como le dije, sería una decisión de la junta directiva que debe ser elegida ahora en diciembre. Esa junta podría tomar varias decisiones: una, que Lina Vélez se retire, y dos, que por mayoría nombre al señor Arias. Pero lo primero que tiene que suceder es que pasen las elecciones que comienzan el jueves próximo, y lo segundo, que el Presidente de la República nombre sus cuatro delegados en la Junta Directiva, que tradicionalmente han sido empresarios muy reconocidos”.

En una Junta como esta de 12 miembros, si el presidente Petro nombra sus cuatro delegados en función de lo que le pida el alcalde Quintero, y si en las listas, como en la de los comerciantes del Hueco, eligen dos personas que simpaticen con el alcalde, podría darse la posibilidad de que cambien la presidenta...

“En 22 años todas las decisiones en la junta se han tomado de manera unánime, no recuerdo ninguna decisión que se haya tomado por mayorías salvo que se llegara a un nivel de politización tal, que se llegue a esos extremos, no es usual. Hay un tema muy importante y es que por esos mensajes públicos que muestran un cierto conflicto, la Superintendencia de Sociedades ha estado pendiente y ya vino una comisión la semana pasada. La intención es garantizar que las elecciones se den de manera muy transparente”.

¿Quiénes van a votar son empresarios registrados? ¿Hay alguna condición?

“Sí hay unas condiciones. En la Superintendencia de Sociedades hay un listado, que es un censo electoral de aproximadamente 2.600 empresas y para votar deben aparecer allí con el NIT, tener libros de comercio, haber renovado durante los últimos cuatro años antes del 31 de marzo y deben tener registrados todos sus establecimientos de comercio”.

¿Y siempre han sido las condiciones así?

“Cada vez más la Superintendencia se ha venido poniendo más estricta, porque sucedió que en muchas cámaras de comercio se creaban empresas en vísperas de elecciones, con apenas cuatro o cinco días de creadas votaban, y al año siguiente desaparecían. Entonces este superintendente y el anterior han sido muy estrictos con el censo electoral y de hecho lo manejan ellos, no nosotros”.

¿Y el interés de pertenecer a la Junta, en qué consiste?

“La asistencia a la junta es gratuita. Es una vez al mes, no se paga nunca, es un interés cívico. En el caso de la Junta Directiva o de las juntas directivas que a mí me han tocado, es muy evidente el interés cívico, les preocupa la ciudad, el desarrollo económico regional, han enfocado mucho sus esfuerzos, por ejemplo en el tema de vías, de puertos, de aeropuertos. Una institución como la Cámara de Comercio de Medellín es un referente para el Gobierno Nacional, regional, y municipal, es un lugar de reunión, donde están todos los sectores, porque nosotros no somos un gremio, lo que buscamos es el crecimiento de los indicadores económicos de la región”.

El primero de diciembre se vota, se eligen ocho miembros y quedan faltando los cuatro delegados del gobierno..

“Históricamente, el Gobierno no los ha nombrado nunca por las fechas de las elecciones, sino que en cualquier momento, aparece un miembro que renuncia por razones personales o también alguno que el presidente quiere nombrar, pero nunca ha sucedido que el Gobierno Nacional, en una fecha exacta, cambia sus cuatro principales y sus suplentes”.

¿Pero entonces, una vez se constituya la nueva junta ponen a disposición el cargo del presidente?

“Los ocho que se eligen empiezan a actuar el primero de enero, y su primera reunión formal se hace el último jueves de cada mes, a esa juntas asisten los cuatro del gobierno que estén nombrados. En cualquier momento la junta puede tomar la decisión respecto a la Dirección Ejecutiva, para eso no hay límite”.

¿Y la junta directiva maneja algún presupuesto o por qué es el inusitado apetito de los últimos días por ocupar esos puestos?

“La junta directiva es la que determina el presupuesto, cuáles y en qué regiones adelanta los proyectos, el impulso a los clusters para fomentar la producción y las industrias especializadas. Traza el plan estratégico, define la estructura, la inversión. Adicionalmente la junta administra los Registros Públicos y vigila el cumplimiento de una normatividad muy extrema. Por ejemplo, tenemos delegado los centros de consolidación de arbitraje, que es la administración de justicia, y nunca ha habido un escándalo, una infiltración de información, la junta vigila el cumplimiento de esas funciones de la administración pública para que se hagan de la manera más rigurosa, y los hechos hablan solos. Es una institución que lleva más de 110 años, y ha sido sin lugar a dudas un líder muy importante en lo que es hoy Antioquia”

Si quiere más información:

.