<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Unidos contra los ataques con ácido

Hay momentos en los que las redes sociales han sido la mano amiga de campañas como estas que generan conciencia y ayudan a los afectados.

  • Foto campaña #NomásMáscaras
    Foto campaña #NomásMáscaras
  • Foto campaña #EndAcidSale
    Foto campaña #EndAcidSale
  • Foto campaña #StopAcidAttacks
    Foto campaña #StopAcidAttacks
16 de octubre de 2016
bookmark

Mucho se ha avanzado desde que se conoció en 1996 la historia de Gina Potes, la primera víctima registrada de ataque con ácido en Colombia.

Si bien en el país ya existe la Ley 1773 de 2016, también denominada Ley Natalia Ponce, que incrementó la pena hasta a 30 años de prisión y tres mil salarios mínimos vigentes para quienes cometan este delito, todavía falta generar mucha conciencia sobre las implicaciones de estos actos.

Para esto, diferentes organizaciones y activistas han aprovechado las redes sociales para informar a las personas de esta realidad que tiene a Colombia como su principal afectado, según información de la Organización Mundial de la Salud. Como informa el Instituto Nacional de Medicina Legal, entre 2004 y 2014 se registraron 900 víctimas.

Información y conciencia

Jefferson Diaz-Granado, gerente de la Vibratrón Colombia, proyecto de la Fundación Reconstruyendo Rostros, dice que las redes sociales “son la herramienta del siglo XXI para las causas sociales. Hay muchas personas que viven en una burbuja y esto les ha demostrado que en cualquier momento una tragedia les puede tocar la puerta”.

En su opinión, estos movimientos en las redes logran ser efectivos en el momento en que logran prevenir casos y sensibilizar a la sociedad.

Diaz-Granado recuerda, por ejemplo, una de las campañas más exitosas: el comic de realidad aumentada de Ram Devineni y Dan Goldman, en el que sobrevivientes reales de ataques con ácido son presentadas como superhéroes que combaten al demonio Ahankar, que representa el machismo de estos ataques.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*