<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Tendencias | PUBLICADO EL 29 enero 2021

Alternativas para tomar una decisión correcta

  • Plantear un escenario con metas claras y oportunidades laborales a futuro es relevante para decidirse por la mejor opción de posgrado. A veces es ascender, otras cambiar de oficio. FOTO SSTOCK
    Plantear un escenario con metas claras y oportunidades laborales a futuro es relevante para decidirse por la mejor opción de posgrado. A veces es ascender, otras cambiar de oficio. FOTO SSTOCK
  • Plantear un escenario con metas claras y oportunidades laborales a futuro es relevante para decidirse por la mejor opción de posgrado. A veces es ascender, otras cambiar de oficio. FOTO SSTOCK
    Plantear un escenario con metas claras y oportunidades laborales a futuro es relevante para decidirse por la mejor opción de posgrado. A veces es ascender, otras cambiar de oficio. FOTO SSTOCK
Por camila restrepo toro

La pasión y los objetivos individuales son dos elementos que cuentan a la hora de elegir el posgrado ideal.

A veces le parece que debería estudiar esa maestría que lo haría ahondar en un tema específico de su pregrado, pero a veces lo piensa y tal vez sea mejor hacer uno que no se le parezca, ahondar en eso otro que también le gusta y abrirse posibilidades nuevas. ¿Cómo decidir? Le da susto equivocarse, y un posgrado es una inversión para el futuro.

Así que antes de irse por uno o por el otro debe evaluar ciertas variables para que el programa elegido sea el más óptimo, el que se adecúa a sus necesidades, a lo que quiere.

Ana María Arias Cardona, psicóloga, magíster en Educación y Desarrollo Humano y Phd. en Ciencias Sociales de Niñez y Juventud, asegura que esta elección debe ser por pasión y gusto.

“Cuando uno tiene un deseo claro y definido se pueden sortear las otras dificultades. Además, una persona que quiere continuar sus estudios superiores, generalmente tiene otras responsabilidades económicas, laborales y sociales, que por sí solas ya generan una carga psíquica muy alta”. Y que pesan para decidir.

¿Cómo decidir?

Arias Cardona menciona que se debe analizar qué se pretende tras lograr un posgrado. Según su experiencia, las personas que buscan un enfoque similar quieren ascender o proyectarse en el mismo sector en donde están, y tienen muy focalizada su línea de perfil. Por el contrario, aquellos que buscan algo diferente, lo hacen por varias razones como emprender, irse del país, porque están saturados, descubrieron que tenían otra pasión que no habían podido explorar, o el nuevo mundo laboral les abrió su perspectiva hacia otras alternativas más allá de lo que imaginaban.

Claudia Alejandra Candia Vergara, magíster en psicología educacional y coordinadora de la Oficina para el Éxito de la Universidad Eafit, manifiesta que es vital que el estudiante busque un acompañamiento en el proceso de transición entre el momento actual que vive y el posgrado, dado que las instituciones educativas deben orientar a las personas frente a este abanico de posibilidades que existen.

Candia hace énfasis en la importancia de hacer una elección informada con fuentes de confianza y que permitan realizar una investigación precisa.

“Siempre se debe buscar una institución que esté acreditada y calificada, estructurada, con buenos docentes y curriculum”. Ir por un programa que apoye a los estudiantes desde el inicio hasta su finalización, con el objetivo de lograr una permanencia académica.

Factores como tutores muy bien capacitados para abordar distintas materias son fundamentales en ese acompañamiento, un plan con herramientas prácticas de estudio y un mentor al que se pueda acudir desde el inicio son algunos de ellos

en definitiva

Son diversos los factores que influyen al momento de elegir el posgrado que mejor se ajusta a cada persona. En la investigación rigurosa y definición de objetivos está la clave del éxito.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS las preguntas claves

Antes de tomar una decisión, responda estos interrogantes:

¿Qué quiero y para qué lo quiero?

¿Qué programa puedo pagar? ¿Qué me implica en términos de inversión económica?

¿En qué horario me puedo comprometer?

¿Qué nivel de exigencia puedo asumir?

¿Clases virtuales o presenciales?

¿Esto qué va a implicar a nivel profesional?

¿Puedo lograr un punto de equilibrio entre las diferentes áreas de mi vida?

¿Puedo homologar este estudio en mi país?

¿El programa cuenta con doble titulación?

.