<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Economía | PUBLICADO EL 23 septiembre 2020

Renegociar o insolvencia, las vías para desahogar los bolsillos

  • 3 de cada 4 colombianos que se declararon en quiebra durante la pandemia son cabeza de hogar, reveló el estudio Perspectivas de endeudamiento Colombia 2020 de la firma Insolvencia Colombia. Foto Carlos Velásquez
    3 de cada 4 colombianos que se declararon en quiebra durante la pandemia son cabeza de hogar, reveló el estudio Perspectivas de endeudamiento Colombia 2020 de la firma Insolvencia Colombia. Foto Carlos Velásquez
  • 3 de cada 4 colombianos que se declararon en quiebra durante la pandemia son cabeza de hogar, reveló el estudio Perspectivas de endeudamiento Colombia 2020 de la firma Insolvencia Colombia. Foto Carlos Velásquez
    3 de cada 4 colombianos que se declararon en quiebra durante la pandemia son cabeza de hogar, reveló el estudio Perspectivas de endeudamiento Colombia 2020 de la firma Insolvencia Colombia. Foto Carlos Velásquez

Según un informe de una firma consultora 1.400 colombianos se han declarado en quiebra.

La persistencia de la covid-19 y sus consecuencias en la economía requiere monitorear la efectividad de las estrategias implementadas para mitigar los efectos negativos en la cartera de los establecimientos financieros, a la vez que buscan que las finanzas de los hogares no se vean asfixiadas y que incluso puedan acceder a recursos.

Durante el período de aislamiento, es decir, del 20 de marzo hasta el pasado 4 de septiembre, las empresas y los hogares financiaron sus actividades económicas y personales a través de 114,97 millones de operaciones de créditos desembolsados, por un valor total de 139,19 billones de pesos, según un reporte de la Superintendencia Financiera.

La entidad añadió que desde el mes pasado está en vigor el Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD), con el propósito de brindar a entidades y deudores herramientas para que, de acuerdo con su nueva realidad económica, pudieran redefinir las condiciones de sus créditos.

Desde el primero de agosto y hasta el 9 de septiembre se reporta que 580.496 deudores redefinieron sus préstamos por un valor de 8,5 billones de pesos. Pero, ¿qué ocurre cuando esos compromisos no se pueden honrar?

La firma Insolvencia Colombia recordó que desde 2012 la Ley 1564 estableció un “salvavidas” y una segunda oportunidad para aquellas personas naturales no comerciantes que están en mora con sus obligaciones financieras, con el fin de que puedan renegociarlas con sus acreedores, mientras que les suspenden procesos de embargo.

De hecho este año 1.400 colombianos se han declarado en quiebra, acogiéndose a esa figura legal, lo que significa un 19,69 % menos respecto a quienes lo hicieron el año pasado, según el análisis de la misma firma.

Otros hallazgos

De acuerdo con el reporte, 3 de cada 4 colombianos que se declararon en quiebra durante la pandemia son cabeza de hogar, y se destacó que a más de la mitad de las personas con problemas financieros les han servido los alivios financieros otorgados por sus bancos.

A una cuarta parte les han servido parcialmente y cree que puede esperar que la situación mejore, y a otra cuarta parte no les ha servido, no les interesa o no sabían que podían acceder a beneficios. Situación que puede explicar la razón por la cual se hacen menos trámites a pesar de lo beneficiosa que es la ley para los deudores.

Para Luis Benítez, consultor financiero y director de Insolvencia Colombia, “los alivios financieros han permitido que muchos ciudadanos puedan tener un respiro en medio de la pandemia, a su vez que a las entidades financieras les conviene apoyar a sus clientes para mantener indicadores de riesgo manejables. Es crucial que los planes de reactivación de la economía sean contundentes para evitar la quiebra masiva de ciudadanos y empresas durante la nueva normalidad”.

Adicionalmente, mencionó que muchas personas no conocen la Ley de Insolvencia ni buscan asesoría en sus finanzas, y permiten que su situación llegue a procedimientos de embargo que no tienen reversa. “Por eso es importante detectar a tiempo las incapacidades de pago, buscar acompañamiento y acogerse a la norma, para tener una segunda oportunidad financiera sin esperar a que la situación sea crítica”, explicó Benítez (ver Para saber más).

Mirada local

Alejandra Betancur, jefe de Conciliación de la Cámara de Comercio de Medellín, explicó que la entidad ha asesorado este año a 280 personas de las cuales 45 han iniciado los trámites de insolvencia, cifra similar a la observada en los primeros nueve meses de 2019.

“En nuestro caso establecimos unas tarifas asequibles, menores a los topes máximos que permite la norma, para que quien vaya a iniciar este tipo de proceso pueda pagarlo, pero hay que mencionar que falta un mayor conocimiento de este tema para que la gente acceda a los beneficios de esta figura”, añadió.

Sobre las causas invocadas por quienes se han declarado insolventes este año figuran el sobreendeudamiento (35 %), pérdida del empleo (28,6 %), reducción de ingresos (6,8 %), el divorcio (6,8 %), enfermedad (3 %), situaciones de orden público (2 %) y ser deudor solidario de obligaciones de otras personas (1 %).

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Fortalecer la educación financiera

Desde la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria), gremio que dirige Santiago Castro, se advirtió que la nueva realidad obliga a tomar decisiones informadas que sopesen adecuadamente los riesgos y beneficios, para así lograr enfrentar la crisis sin poner en riesgo la estabilidad o calidad de vida de los hogares. Se explicó que la mejor forma de tomar decisiones es con una adecuada educación financiera. Es momento de tomar las riendas de la situación y centrarse en lo realmente importante, aprovechando al máximo las alternativas que tanto el Gobierno como las entidades financieras ofrecen y siendo conscientes que, incluso en un panorama de incertidumbre, se pueden tomar decisiones que permitan un camino más tranquilo hacia la nueva normalidad.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

.