<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 15 mayo 2022

Terceras OPA reabrieron las grietas entre Gilinski y el GEA

Gilinski y el GEA concluyen el tercer capítulo de las OPA con desacuerdos sobre cómo deben obrar Sura, Nutresa y Argos pensando en el futuro.

  • Gabriel Gilinski (primero a la izquierda) logró asiento en las juntas de Sura y Nutresa. FOTO Edwin Bustamante
    Gabriel Gilinski (primero a la izquierda) logró asiento en las juntas de Sura y Nutresa. FOTO Edwin Bustamante
  • Terceras OPA reabrieron las grietas entre Gilinski y el GEA
  • Terceras OPA reabrieron las grietas entre Gilinski y el GEA
  • Gabriel Gilinski (primero a la izquierda) logró asiento en las juntas de Sura y Nutresa. FOTO Edwin Bustamante
    Gabriel Gilinski (primero a la izquierda) logró asiento en las juntas de Sura y Nutresa. FOTO Edwin Bustamante
  • Terceras OPA reabrieron las grietas entre Gilinski y el GEA
  • Terceras OPA reabrieron las grietas entre Gilinski y el GEA
DIEGO VARGAS RIAÑO

Aunque han asegurado que las asperezas del pasado ya se limaron, la tensa relación entre los Gilinski y el denominado Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) quedó expuesta durante las terceras Ofertas Públicas de Adquisición (OPA) que se lanzaron por acciones de Sura y Nutresa.

Jaime Gilinski, quien es hoy dueño del 34,5% de Sura y el 30,8% de Nutresa, ha tenido más sinsabores que certezas en su tercera arremetida por estas empresas. Uno de ellos fue por la asamblea extraordinaria de accionistas de Grupo Sura que pidió convocar para evaluar si esa compañía vendía o no su participación en Nutresa, que al final no tuvo lugar.

Para ponerlo en contexto hay que recordar que la asamblea de Sura no levantó el conflicto de interés a cinco de los siete miembros de su junta para dirimir si se vendía o no a Gilinski el 35,61% de participación que esa empresa tiene sobre Nutresa, con lo cual la decisión quedó en el aire.

En ese sentido, Gilinski presionó desde adentro y en su calidad de accionista principal de Grupo Sura solicitó a Gonzalo Pérez, presidente de esa holding, convocar a una asamblea extraordinaria para tomar una determinación. Incluso le aseveró en una carta que “por virtud de lo previsto en la ley y los estatutos sociales” estaba obligado a hacerlo.

Las grietas que se reabren en tercera OPA por Nutresa

EL COLOMBIANO conoció que, en efecto, Grupo Sura pretendía adelantar la asamblea el pasado lunes 9 de mayo, e incluso evaluó hacerla el martes, pero finalmente no sucedió, y mañana, cuando cierre la tercera OPA por Nutresa, se habrá consumado el tercer “no” de la holding y gestora de inversiones a Gilinski.

Consultado sobre por qué no se realizó finalmente, Sura le respondió por escrito a este medio que “el accionista interesado retiró las dos solicitudes”. Esto, en referencia a otra asamblea que Jaime Gilinski había pedido convocar para elegir la junta directiva de la compañía, ya que a su entender la participación alcanzada tras la tercera OPA por Sura le permitiría un asiento adicional en el órgano directivo –donde ya tiene a su hijo, Gabriel, y a Ricardo Fandiño–.

EL COLOMBIANO preguntó a Gabriel Gilinski sobre la situación, pero el empresario aseguró no estar autorizado a hablar por ser miembro de las juntas de Sura y Nutresa y añadió que los voceros autorizados son Gonzalo Pérez y Carlos Ignacio Gallego, presidentes de esas organizaciones.

¿Disputa legal?

En todo caso el choque que generó la asamblea que no se realizó es solo una de las grietas tras las terceras OPA, pues incluso se habla de que Jaime Gilinski podría tomar medidas legales ya que en su concepto las empresas del GEA no están cumpliendo con su deber fiduciario al dejar pasar las propuestas por Sura y Nutresa.

“Les recuerdo que ustedes no pueden actuar en grupo, y esta oferta hay que mirarla únicamente en beneficio de los accionistas de Grupo Argos, incluyendo a todos los minoritarios, y los fondos de pensiones”, dijo el mayor de los Gilinski al dirigirse a la junta directiva de Grupo Argos, el mes pasado, cuando esa compañía dirimía sobre las terceras OPA.

Las grietas que se reabren en tercera OPA por Nutresa

Rafael Felipe Gómez, abogado experto en derecho comercial que le ha seguido la pista al proceso, recuerda que el tan comentado “deber fiduciario” es una responsabilidad legal que procura que aquellos que representan los intereses de terceros tengan una obligación jurídica y moral por la confianza que se ha depositado en ellos –en este caso, en las juntas directivas– y busca que se mantenga la credibilidad en las decisiones.

Así, si Gilinski llega a adelantar acciones judiciales buscaría demostrar que “quienes tienen en cabeza la representación y determinación sobre el marco inversor de las empresas del GEA no están obrando dentro del marco objetivo en procura de la obtención de mejores y mayores beneficios para los distintos asociados”, dice Gómez.

Desde el GEA se ha negado rotundamente que se esté actuando en contravía de los intereses de los accionistas y de hecho Jorge Mario Velásquez, presidente del Grupo Argos, ha asegurado que en el caso de su compañía las razones para no venderle a Gilinski se sustentan en informes de JP Morgan, Rothschild & Co o Boston Consulting Group.

Sobre la no participación en la OPA por Sura, por ejemplo, el ejecutivo ha enfatizado en que el valor por acción ofrecido está sustancialmente por debajo del promedio que se ha visto en negocios de los mismos sectores en América Latina, y también ha insistido en que los tres grupos (Argos, Sura y Nutresa) actúan de forma independiente.

En un análisis más a fondo, el Centro de Pensamiento de la Universidad EIA cuestiona las estrategias de Gilinski durante las OPA, “como señalar posibles falencias en la gestión y en las decisiones en las empresas del GEA, buscando generar dudas sobre sus directivos, sus juntas directivas y sus accionistas, confiando en que así lograrán convencerlos de aceptar su oferta”.

Además, el Centro de Pensamiento ve con temor que este sea otro intento de toma hostil como el que hace cuatro décadas se vivió por varias empresas antioqueñas, y deja en el aire varias preguntas como si Gilinski adelantará nuevas estrategias para quedarse con Sura y Nutresa, de qué medidas se valdría, e incluso, si podría haber OPA por Grupo Argos y Bancolombia.

Quiere más

Como bien han dicho allegados a Jaime Gilinski, él es un empresario estratega, de bajo perfil y con buen ojo para los negocios. Justo por eso el mercado está expectante a lo que seguirá después de mañana o inclusive mañana mismo, al término de la tercera OPA por Nutresa.

Para algunos analistas no sería sorpresa si viene una OPA por Bancolombia o Grupo Argos, y de hecho desde que toda esta “novela” empezó muchos ven un claro interés de fondo de Gilinski por llegar al banco, que es la joya de la corona del GEA y cuenta con un patrimonio de 30,2 billones de pesos.

Lo cierto es que vendría otro capítulo en este “choque de trenes” luego de los discretos resultados de las terceras OPA, pues no hay que olvidar que Gilinski iba por entre 5,2% y 6,5% más en Sura y apenas logró 2,99%, mientras que en Nutresa puso como objetivo de 9,6% a 12% adicional y hasta el viernes apenas había obtenido 0,55%.

El nuevo socio del GEA, quien gracias a las OPA impulsó su patrimonio a US$4.400 millones y desplazó a David Vélez (de Nubank) como la segunda persona más rica de Colombia, no se quedará quieto y todas las miradas apuntan a cuál será su siguiente jugada dentro del plan para mandar en las icónicas empresas antioqueñas.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? resultados sobresalientes

Las compañías del país informaron durante las últimas semanas sus resultados financieros del primer trimestre de este año. Grupo Sura, que lo hizo el viernes, informó que obtuvo una utilidad neta consolidada de $442.000 millones de enero a marzo, lo cual implicó un crecimiento de 109%. Así, la empresa alcanzó una cifra récord de ganancias de $1,75 billones en los últimos 12 meses.

A su turno, Grupo Nutresa dijo que la utilidad neta consolidada del periodo fue de $295.460 millones, un crecimiento de 28,7%. Además, la holding de alimentos valoró que las ventas observaron una dinámica positiva tanto en Colombia como a nivel internacional y llegaron a $3,6 billones, 27% más frente a las de igual periodo de 2021.

Por su parte, Grupo Argos indicó que la utilidad neta en el primer cuarto del año alcanzó $315.000 millones, aumentando un 65%, fruto de un solido desempeño en los negocios de energía y concesiones viales y aeroportuarias.

Diego Andrés Vargas Riaño

En mis bolsillos hay una grabadora y unos audífonos; en mi mente, amor por el periodismo.

.