<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 05 octubre 2022

La polémica que se desató tras las críticas de Petro al Banco de la República

El Jefe Estado indicó que solo está “cuestionando, analizando y debatiendo públicamente” las determinaciones del Emisor.

  • El presidente cuestionó la efectividad de subir las tasas de interés para contener la inflación. FOTO COLPRENSA
    El presidente cuestionó la efectividad de subir las tasas de interés para contener la inflación. FOTO COLPRENSA
  • El presidente cuestionó la efectividad de subir las tasas de interés para contener la inflación. FOTO COLPRENSA
    El presidente cuestionó la efectividad de subir las tasas de interés para contener la inflación. FOTO COLPRENSA
LA REPÚBLICA - COLPRENSA

Un hilo del Banco de la República, explicando las razones por las que había tomado la decisión de subir la tasa de interés, aumentó la polémica sobre la presión que estaría ejerciendo el ejecutivo sobre la política monetaria del país.

Pese a que el presidente Gustavo Petro explicó en un tuit que no estaría ejerciendo ninguna presión y que solo está “cuestionando, analizando y debatiendo públicamente sus decisiones y las consecuencias de ellas”, los economistas explicaron que las decisiones del Emisor deben estar protegidas y alejadas de cualquier opinión del ejecutivo, ya que esta independencia de poderes permite un sano equilibrio en la economía.

La polémica inició cuando el Presidente afirmó a través de un primer tuit, que subir la tasa de interés como lo está haciendo el Banco de la República no sirve para contener la inflación, pues según ha explicado el Mandatario, el aumento de los precios llega por el lado de la oferta y no de la demanda. De esta manera la subida de tasas “solo trasladará la recesión mundial a la economía colombiana”.

Puede leer: Tras conocer dato de inflación, Petro explotó contra el Banco de la República

Este punto de vista ha sido criticado por dos lados. Primero, porque sí se ha visto un consumo activo, que crece a más de 14%; situación similar a la que se evidencia en el crédito de consumo. Y segundo, porque los aires de recesión llegan desde la economía mundial, razón por la que han señalado que el alza local no impulsaría a la desaceleración colombiana.

A raíz del hilo varios economistas respondieron al Presidente con críticas sobre la postura económica y además el propio Banco de la República publicó un hilo de tuits, argumentando de forma clara el motivo de su decisión de aumentar la tasa de interés de intervención en 100 puntos básicos y ubicarla en 10%; decisión que además estuvo apoyada por siete de los miembros de la Junta; inclusive el Ministro de Hacienda de Petro, José Antonio Ocampo, que pese a que votó por un alza más moderada de 50 puntos básicos, también veía necesaria esa corrección al alza.

El primer factor que mencionaron hizo referencia al ritmo de actividad económica en lo corrido del año, el cual superó los pronósticos del equipo técnico y del mercado por el fortalecimiento de la demanda interna jalonada según el Banco por el crecimiento del consumo de los hogares.

El Emisor también recalcó que su compromiso es hacer que la inflación converja hacia la meta 3,0% anual, como requisito para asegurar el dinamismo y la sostenibilidad del crecimiento económico en el mediano y largo plazo.

Podría interesarle: Subida en tasa de usura ha provocado que más colombianos cancelen sus tarjetas de crédito

El profesor y economista, Guillermo Sinisterra agregó sobre el debate que era necesaria la subida de las tasas de interés por la coyuntura inflacionaria internacional. Además, porque “muy probablemente no subir las tasas sería más caro para las clases menos favorecidas”, y agregó “el Presidente dice que eso puede afectar la producción nacional, lo cual es parcialmente cierto, pero se tienen que tomar en cuenta cuál de los daños es mayor si ese en cierta medida o que siga subiendo la inflación con unos alimentos que ya van en 26%, y afecta más a los pobres, porque gastan más en alimentos”.

El Dane informó hoy que la inflación de septiembre llegó a 0,93% impulsada por el crecimiento continuo de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas. De esta manera la inflación en el año corrido llegó a 10,08% y la anual a 11,44%; el dato es el más alto desde marzo de 1999, cuando la inflación anual era de 13,51%.

Otros economistas también salieron en defensa del Banco de la República y agregaron que es necesario proteger su independencia y que no se ejerza presión sobre sus decisiones, ya que estás deben ser técnicas y alejadas de la política.

Si quiere más información:

.