<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Empresas | PUBLICADO EL 04 enero 2021

El camino de Campamento para dejar el asbesto y abrazar el talco

Se ultiman detalles para reapertura de la mina. Se prevé emplear 500 personas en cuatro años.

  • La mina había cerrado operaciones a inicio de 2019, previo a la prohibición del uso de asbesto en el país. FOTO Archivo Juan David Úsuga
    La mina había cerrado operaciones a inicio de 2019, previo a la prohibición del uso de asbesto en el país. FOTO Archivo Juan David Úsuga
  • La mina había cerrado operaciones a inicio de 2019, previo a la prohibición del uso de asbesto en el país. FOTO Archivo Juan David Úsuga
    La mina había cerrado operaciones a inicio de 2019, previo a la prohibición del uso de asbesto en el país. FOTO Archivo Juan David Úsuga

Colombia inició este año con la prohibición para explotar, comercializar, distribuir o exportar cualquier variedad de asbesto y de los productos elaborados con él, tras la entrada en vigor de la Ley Ana Cecilia Niño. Sin embargo, Campamento, Antioquia albergaba la única mina de este material en el país, ¿qué pasó con este terreno?

La Minera Las Brisas decidió comprar al Estado esta mina para su explotación en 2012, con lo que hasta 2018 se consolidó como la única mina de asbesto en operación y empleó a 260 personas para extraer este material, con el cual se fabricaban materiales como tejas. No obstante, desde enero de 2019 la empresa cerró su operación.

Actualmente trabaja rumbo a la reapertura, pero para trabajar en otros materiales: el silicato de magnesio y el talco, proceso mediante el cual hoy en día se emplean unas 60 personas, cifra que se espera aumentar en la medida en la que se avance en el proceso, para llegar a 250 empleados para los dos años posteriores al inicio de operaciones y a unos 500 empleados durante el tercer año.

Así lo detalló Jorge Gómez, representante legal de Minera Las Brisas, quien indicó que faltan trámites, pero que se espera tener todos los permisos para reabrir la mina en la primera parte del año.

Además, comentó que “el magnesio se ha vuelto importante en la fertilización de plantas y también se abren oportunidades en materiales cerámicos de alta resistencia. Una tercera oportunidad es el magnesio metálico, que para las baterías es muy estable, liviano y se deja reciclar”.

La nueva cara

De acuerdo con el alcalde del municipio, Juan Pablo Torres, en el Hospital de Campamento nunca se reportó un solo caso de muerte o enfermedad por causa del asbesto. Sin embargo, en el municipio están ávidos de la llegada de las aprobaciones para que la mina inicie trabajos apuntando hacia nuevos materiales.

Cabe aclarar que la prohibición del asbesto se dio a partir de que se afirma que puede generar cáncer. Según reportó el Instituto Nacional de Cancerología en 2019, al año se estimaron 60 muertes por mesotelioma (forma de cáncer de células del mesotelio) y 350 muertes a causa de cáncer de pulmón asociadas a la producción de esta materia.

Ahora bien, desde este año, con la puesta en firme de la Ley, quienes utilicen el asbesto deberán asumir sanciones desde los 100 salarios mínimos mensuales legales hasta los 5.000, sin contar las acciones penales y disciplinarias.

Por otra parte, el alcalde detalló que Campamento es un municipio de 9.234 personas y que eran más de 200 familias las que dependían económicamente de la mina antes de su cierre, con lo que tuvieron que migrar a la producción del agro para sostenerse.

Torres indicó que esta era la única fuente formal de ingresos para la localidad. Por otra parte, la otra gran fuente es la panela. No obstante, el dirigente local aseguró que hoy en día se está produciendo a pérdida, razón por la cual han tocado la puerta del Gobierno para pedir ayuda en este territorio de sexta categoría.

Visita del Ministerio

Según detalló la viceministra de Minas, Sandra Sandoval, esta cartera y miembros de la Gobernación hicieron la respectiva visita para conocer cómo avanza la adaptación de la mina y confirmó que “ya finalizaron sus trámites y van a entrar con operación muy pronto con el aprovechamiento del silicato de magnesio y la producción de talco”.

Con esto, indicó que se busca “en el tema de talco hay mineros que tienen operaciones no autorizadas en ese sitio y se va a trabajar en un proceso de formalización permitir que estas personas puedan continuar su operación pero en el marco de la legalidad y bajo el acompañamiento de esos titulares mineros”.

Sandoval detalló que la producción de fertilizantes y de pinturas, derivados de la extracción de nuevos recursos de la mina, es otro punto en el que se trabaja para generar una cadena más fortalecida dentro del mismo municipio.

Las empresas MG12 y Deloitte han trabajado en la estructuración de un proyecto para conseguir inversionistas, en el cual han recibido el apoyo de entidades como Procolombia y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En una primera etapa, se buscaría ofrecer productos de agro a clientes que gestionará MG12. Los inversionistas serán tarea de Deloitte

100
salarios mínimos puede ser la multa por el uso de asbesto.
en definitiva

Oportunidades en agro, cerámica de alta resistencia y materiales para batería llevaron a optar por la producción de silicato de magnesio en lo que antes era la única mina de asbesto del país.

Johan Chiquiza Nonsoque

Periodismo. Gestión Cultural. Por la sonrisa de mi madre que vale un millón.

Si quiere más información: