negocios | Publicado el

Los retos de Millicom para el país

ElColombiano
Mauricio Ramos CEO de Millicom, socio de TigoUne, aseguró que el interés más que ser un proveedor de servicio de telefonía fija, móvil o televisión es construir autopistas digitales. FOTO Manuel saldarriaga

Con la estrategia en mente de lograr unas autopistas digitales que permitan compartir y comerciar el conocimiento, el CEO de Millicom, Mauricio Ramos, habló con EL COLOMBIANO sobre sus retos en el país y en su operación en América Latina que ya completa 9 jurisdicciones, tras sus compras recientes en Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

¿Y por qué importa esta compañía? Millicom es el socio que tiene el control para el manejo administrativo, financiero y operativo de TigoUne, del que su fiel escudero es Empresas Públicas de Medellín (ver Paréntesis).

¿Qué visión tiene Millicom del país?

“El sector de telecomunicaciones en los últimos 3 o 4 años ha decrecido y eso es un problema para Colombia, un sector que no crece saludable no puede financiar su futuro digital. En Millicom tenemos una visión hiperoptimista, de total confianza de estos países y en particular en Colombia.

El TigoUne de 2015 tenía una cobertura de 4G de 47 %, un proyecto eminentemente regional; en 2018, 83 %; y pasamos de solo 600 mil clientes a 2,7 millones, la idea es llegar a 96 %. El TigoUne de 2015 era un proyecto antioqueño, pero nuestro sueño era crear uno en Colombia, en fibra óptica éramos 3 millones y hoy tenemos 5 millones”.

¿Cuáles son los retos de la compañía en Colombia?

“El problema es grande, pero el Gobierno empezó bien, al mandarle mensaje de urgencia al proyecto TIC entendió y le dio prioridad a las autopistas digitales y la economía del Siglo XXI. Esta ley tiene todo el apoyo de Millicom”.

¿Qué le gusta de esta ley?

“No vamos a entrar en la cancha pequeña, hay cosas en las que se puede mejorar, pero que esa ley elimine la multiplicidad de reguladores en el país es valiosa, esta industria no puede morir por miles de cortaditas de múltiples regulaciones. El Gobierno tiene la idea de simplificar eso y hay que apoyarlo. Hay una visión clara de que las licencias deben ser de largo plazo, de que Colombia debe ponerse a la par de los más desarrollados: en EE.UU. son ilimitadas; en Chile, de 30 años, en la mayoría de países del mundo es a 20 años; a diez años...¡si la red toma una década construirla!”.

¿Cuál es el tiempo ideal?

“El mejor de los mundos, renovaciones automáticas”.

¿Cuál es su opinión sobre la subasta de 700 MHz?

“Colombia no puede ser uno de los últimos países del mundo y de América Latina en subastar 700 MHz, que tiene todo el apoyo de TigoUne. Queremos que también que se corrijan errores históricos del país; con todo lo positivo y con la confianza que tenemos en Colombia, TigoUne tiene una situación inexplicable y es que es el único operador en el mercado que no tiene bandas bajas de frecuencia; es una obligación fiduciaria que todos los operadores compitan en igualdad de condiciones. Así, por cada torre que uno de nuestros competidores tiene, TigoUne debe poner tres”.

¿Hoy hay seguridad jurídica para operar en Colombia?

“Da pasos en la dirección correcta uno construye futuro y quiere tener un futuro digital con inversión e igualdad de condiciones. ¿Qué tan viable es la estructura del largo plazo del sector de comunicaciones? Hay un operador dominante en voz y datos móviles, dos operadores que luchan y multiplicidad de pequeños, que no tienen un futuro, ¿por qué es preocupante en el largo plazo? Las inversiones que necesita Colombia para despegar 700 MHz, 5G solo las pueden solventar operadores sólidos, de lo contrario ponemos en juego el desarrollo digital”.

¿Cuál es el plan de inversiones en América Latina?

“Nuestra estrategia está fundamentada en autopistas digitales, le dijimos a nuestros inversionistas: los latinos quieren acceso a banda ancha, fija y móvil. Nosotros invertimos al menos 1.300 millones de dólares, entre 2014 y 2017 en Colombia, y 3.700 millones de dólares en los países de la región que estábamos, antes de las compras que hicimos”.

¿Cuáles son las metas?

“Ese dinero se va en construir autopistas digitales de 4G en la región, esta penetración del 65 %, imaginamos que muy pronto va a estar en 75 % y hemos establecido que queremos construir en los nueve países redes de cifras de hogar que lleguen a cubrir 15 millones de hogares en el mediano plazo, estamos creciendo un millón al año, más o menos. Esto es un horizonte, no una meta, porque los horizontes son móviles”.

¿Cuál es el balance de TIGO en la Bolsa de Nueva York?

“Listar TIGO es darle un mecanismo para que el inversionista pueda aportar para que las economías se desarrollen digitalmente mientras tiene un buen retorno. Y vamos a levantar más plata y construir más autopistas digitales o si no, ¿cómo vamos a financiar más autopistas de 5G si no es con este mercado de capitales? El propósito de enlistar la compañía en Estados Unidos es en el largo plazo es acceder a ese mercado de capitales. No hay razón o expectativa que solo listarla iba a tener un efecto sobre la acción. Estamos contentos porque estamos dando la liquidez y es un paso de visibilidad”.

¿Por qué invertir en Nicaragua, además de Costa Rica y Panamá?

“Tenemos la casa en orden, una estrategia que funciona y acceso a capitales. Lo nuestro es América Latina.

Compramos Panamá, con 70 % de participación de mercado una red de última generación. Tiempo después Telefónica empieza a desinvertir en Latinoamérica y se da una oportunidad de añadir una red móvil para Panamá, para Costa Rica, donde tenemos una red fija y en Nicaragua donde estamos construyendo de tiempo atrás una red fija y completar con móvil, por un valor en conjunto de 3 mil millones de dólares.

Nosotros no somos un operador privado que entra y sale a la vuelta de dos o tres años, estamos construyendo autopistas digitales. Somos optimistas con inversiones en el largo plazo.

En Nicaragua invertimos porque vemos un futuro positivo, creemos no va a quedar aislada y no va a tomar caminos negativos y en el largo plazo”.

¿Qué otros países parecen encajar en este plan?

“En este momento vamos a enfocarnos en integrarnos, tenemos 4 operaciones con esa perspectiva (...). El negocio en el largo plazo está determinado más por variables socio- económicas que macroeconómicas, qué importa en los países: que tienes una población joven —en comparación con los países desarrollados— que nació digital y no se imagina un mundo en el que no se está hiperconectado; si le sumas a eso la baja penetración de banda ancha tienes un plan de inversión y una gran responsabilidad”.

Tras declinar oferta de Liberty, ¿Millicom está en venta?

“Lo estamos haciendo muy bien. Cualquier interés le tomamos con un gran cumplido y nos vamos a la casa construyendo autopistas digitales”.

TigoUne apuesta por la transformación digital de la economía. En Colombia tiene una participación de mercado móvil de 18,32 %, después de Claro 46,9 % y Telefónica (Movistar) 46,09 %.

Contexto de la Noticia

“Hemos tenido en EPM el mejor socio, con respeto, cariño y certidumbre tuvimos una reunión larga con el alcalde Federico Gutiérrez y con Jorge Londoño. Lo nuestro no es opinar sobre EPM y su futuro, sino que TigoUne continúe desarrollando su proyecto en el largo plazo. Con todos los retos de EPM, de parte del Alcalde y Londoño no hemos encontrado más que un socio dispuesto a apoyar el proyecto de TigoUne con profesionalismo y entendiendo que el futuro de TigoUne nada tiene que ver con el de EPM, no puedo decir nada distinto a gracias”.


Powered by