<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Economía | PUBLICADO EL 25 junio 2020

Emprendedores ya recomponen lo que la pandemia desconfiguró

  • Operarias de Polito volvieron a las máquinas a darle forma a las nuevas creaciones y líneas de vestuario. FOTO Edwin Bustamante
    Operarias de Polito volvieron a las máquinas a darle forma a las nuevas creaciones y líneas de vestuario. FOTO Edwin Bustamante
  • Cocinas, talleres de confección y servicios de aseo están en plena actividad atendiendo clientes. FOTOS Edwin Bustamante
    Cocinas, talleres de confección y servicios de aseo están en plena actividad atendiendo clientes. FOTOS Edwin Bustamante
  • Emprendedores ya recomponen lo que la pandemia desconfiguró
  • Emprendedores ya recomponen lo que la pandemia desconfiguró
  • Operarias de Polito volvieron a las máquinas a darle forma a las nuevas creaciones y líneas de vestuario. FOTO Edwin Bustamante
    Operarias de Polito volvieron a las máquinas a darle forma a las nuevas creaciones y líneas de vestuario. FOTO Edwin Bustamante
  • Cocinas, talleres de confección y servicios de aseo están en plena actividad atendiendo clientes. FOTOS Edwin Bustamante
    Cocinas, talleres de confección y servicios de aseo están en plena actividad atendiendo clientes. FOTOS Edwin Bustamante
  • Emprendedores ya recomponen lo que la pandemia desconfiguró
  • Emprendedores ya recomponen lo que la pandemia desconfiguró
Por Ferney Arias Jiménez

La tecnología y el talento humano serán factores cruciales para asegurar la continuidad de los negocios.

La crisis sanitaria derivada del coronavirus obligó a los empresarios a tomar decisiones en tiempo récord, pues implicó una disminución en los ingresos y conllevó a cambios y ajustes en los equipos de trabajo.

Igualmente, significó reconocer y aceptar que el mundo está cambiando y que este es el momento de dejar de lado las proyecciones pesimistas para despertar y buscar soluciones.

Así lo consideró María Isabel Uribe, directora en Medellín de Endeavor, una red global que opera en 34 países, que busca potenciar los emprendimientos para que se transformen en empresas de alto impacto, que hace presencia en Colombia desde 2006 trabajando con 48 sociedades, nueve de ellas en Medellín.

Estas compañías se caracterizan por liderar modelos de negocio escalables y replicables, pero en especial por generar un efecto multiplicador en el ecosistema empresarial al convertirse en inversionistas, modelos de rol y mentores para las nuevas generaciones de empresarios.

“Entre nuestros objetivos está tener emprendedores dispuestos a comprometerse con las sociedades futuras, a través de mentorías o incluso a invertir más allá de sus propias empresas, enfatizó Uribe, quien destacó casos como Chef Burger, Polito, Glüky, Ecoflora y SOS Asistencia (ver módulos).

El camino

Desde la firma de estrategias de negocio Boston Consulting Group (BCG) el interrogante clave es: ¿Están las compañías preparadas para la nueva realidad?, y a renglón seguido señaló: “Las empresas exitosas serán aquellas en las que haya una combinación entre capacidades humanas y herramientas tecnológicas para crear una sinergia que impulse el crecimiento, la innovación y la resiliencia”.

En su reporte “Is Your Technology Ready for the New Digital Reality?”, BCG planteó que no se pueden perder de vista cuatro factores esenciales: garantizar la continuidad del negocio, restablecer la cartera de inversiones, anticipar los avances tecnológicos, y construir datos adaptables y plataformas digitales.

Es que en medio de una crisis, tener la capacidad de adaptarse es posible, siempre y cuando, se cuente con una estrategia que impulse las capacidades digitales. Según Marcial González, director y socio de BCG, “la incertidumbre permanecerá, así haya pasado la crisis de la covid-19. Sin embargo, por medio de una adecuada aceleración digital las empresas podrán reaccionar de manera rápida y flexible para así adaptarse a la nueva realidad”.

Pero, si invertir dinero y tiempo en las capacidades tecnológicas de las organizaciones debe ser prioritario, las compañías no pueden olvidar uno de sus mayores activos: el talento humano.

Otro análisis de BCG “Navigating the COVID-19 Crisis: Scenarios and Strategies for Business Leaders” sostuvo que el empresariado debe enfocarse en promover “el trabajo inteligente”, en el que los empleados laboran de forma remota reduciendo costos para la firma, a la vez que recomendó dedicar recursos para el bienestar tanto mental como físico de los colaboradores y encontrar estrategias para implementar una fuerza laboral flexible.

“Hoy, más que nunca, los líderes deben promover una estrategia integrada de respuesta para poder afrontar la crisis. Esto implica incluir capacidades tanto digitales, tecnológicas y humanas para afrontar la nueva realidad de forma exitosa”, insistió González.

El sacudón

En el mismo sentido se expresó James Hernández, presidente de la firma consultora Trust Corporate. “El sector empresarial estuvo expuesto en los últimos tres meses a una realidad que sacudió las estructuras de su trabajo, la posibilidad de realizarlo y el plan de negocio. Hoy, los retos inmediatos de las organizaciones se concentran en tener la capacidad para adaptarse a los cambios y a la nueva realidad, enfocarse en su salud financiera será el aliado que permitirá a las organizaciones superar este momento”.

En su criterio, lo primero que necesita hacer una organización es saber muy bien cómo está su presupuesto actual, porque este es el que determinará el campo de acción para readecuar su estructura organizativa y ajustar la capacidad de producción.

“Una vez definida la situación presupuestaria debería buscar alguna de las diferentes opciones de financiamiento y crédito. Con esta realidad podrá ajustar los costos y redefinir una planeación enfocada en ser más efectiva en la producción, la facturación y la cobranza”, agregó.

También manifestó que independiente del tamaño de las empresas, pequeñas, medianas o grandes, cada una a su manera fue perjudicada por la covid-19. Las que son más robustas durante este tiempo han contado con ciertos beneficios, principalmente con el acceso al financiamiento, que les ha permitido soportar mejor la situación. El historial crediticio y la capacidad de endeudamiento son factores que han pesado mucho y marcan la diferencia frente a la realidad de una microempresa.

“Para apoyar al sector empresarial el Gobierno ha adoptado estrategias de financiamiento y subsidio, pero no han modificado los protocolos y las normativas que permitan aumentar el acceso a este tipo de programas. Si los bancos analizan las solicitudes bajo la óptica de la banca tradicional, estricta y regulada, lamentablemente se desnaturaliza la intención del Estado para apoyar a las pequeñas y medianas compañías”, advirtió Hernández.

Por otro lado, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) anotó que aún existe una baja propensión al ahorro entre los microempresarios y resaltó la importancia de la promoción de ese método como instrumento de mayor productividad empresarial y también como un seguro para las épocas difíciles, como las actuales.

“Se debe promover una mayor educación financiera para que las microempresas conozcan tanto las herramientas de ahorro que provee el sector formal como sus múltiples beneficios. Fomentar el ahorro y la formalidad es una de las lecciones que nos deja el impacto del virus en la economía”, concluyó Anif (ver Para saber más) .

ANÁLISIS

Los canales digitales ya no serán optativos

Antonio Couttolenc
Director ejecutivo de Xertica.

Las empresas están actualizándose e invirtiendo en tecnología que les permita innovar y seguir siendo competitivas. Según International Data Corporation (IDC), en 2019, los servicios de tecnología de la información fueron la categoría más grande del mercado de los datos (US$77.500 millones).

Por su parte, 13,2 % es la tasa de crecimiento anual pronosticada por IDC para los próximos 5 años, desarrollo que se espera encabece el sector retail. Dicho esto, no es casual que, en Colombia, el canal de ventas en línea haya crecido 30,5 % en lo que va del año. De acuerdo con Global Data, a partir de un estudio realizado antes de la cuarentena sobre la adopción de la transformación digital, el 51 % de las organizaciones contaba con las herramientas tecnológicas necesarias y el 58 % con una estructura de datos adecuada para afrontar una situación como la actual. La compañías están atravesando un proceso acelerado de habilitación digital. La necesidad de aumentar las ventas a través de nuevos canales en línea, el desarrollar esquemas mixtos de trabajo que incluyan el concepto de trabajo en casa, el reducir costos mediante infraestructuras flexibles y eficientes y el dar uso óptimo a los datos con potentes herramientas de procesamiento y visualización, están evidenciando los beneficios de migrar a la nube.

Lo que viene será, sin dudas, una nueva oportunidad para aprovechar el enorme potencial que la tecnología puede disparar en rubros como la banca y las finanzas, la producción primaria (agricultura, minería, ganadería, etc.) y secundaria (automotriz, textil, metalurgia, retail, etc.), los servicios profesionales (publicidad, salud, entretenimiento, etc.) y las distintas áreas de Gobierno. Finalmente, ahora entendemos con mayor claridad los beneficios que acarrea la transformación digital, la cual requiere atravesar un proceso previo de habilitación tecnológica.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Ahorro, el reto microempresarial

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) señala que existe una baja propensión al ahorro entre los microempresarios (cerca del 30 % del total). Sostiene que se

debe continuar trabajando en la diversificación de mercados para lograr elevar estructuralmente los ingresos de las compañías, por lo que serán claves las reformas que se discutan en materia de flexibilización laboral y un sistema tributario más competitivo, así como mayores inversiones que reduzcan los costos de transporte y logística.

Receta para continuar

Iván Castaño, gerente de la cadena de restaurantes Chef Burger, mencionó que la emergencia obligó al cierre de 17 de los 22 puntos de venta de la empresa, y los cinco que quedaron en funcionamiento atendieron los pedidos a domicilio. Pese a la reapertura paulatina las ventas observan un descenso del 65 %, pero aun así no se ha despedido a ninguno de sus 400 trabajadores, con quienes se acordaron horarios de trabajo y pagos flexibles. Por su parte, el equipo directivo se rebajó el salario en un 50 %. “Los domicilios nos permitieron seguir rodando, en Bogotá por ejemplo los implementamos en seis negocios que no tenían este servicio. Creamos una línea de productos para que el consumidor prepare en casa y estamos próximos a poner en operación una tienda virtual”, mencionó el empresario.

Cosiendo oportunidades

Como “brutal” calificó Natalia Zabala, gerente comercial de Polito, empresa de ropa para niños, el impacto inicial de la contingencia y las restricciones decretadas por el Gobierno que conllevaron al cierre de la planta de producción, así como de 40 puntos de venta y a frenar las exportaciones. Tras ese choque la compañía empezó a pensar en cómo responder, surgiendo así una línea de prendas de vestir para proteger a los niños. Con la reactivación de las tiendas desde comienzos de este mes la firma empieza a evidenciar un flujo de compradores, mientras que durante los periodos de aislamiento las ventas en línea aumentaron un 2.500 %. “El trabajo honesto, responsable, creativo y en equipo nos llevará a encontrar opciones nuevas que impulsarán más a la sociedad”, aseguró Zabala.

Acercando a las personas

En tiempos de distanciamiento social la tarea de Glüki tomó una mayor relevancia, pues esta plataforma que busca fidelizar a las personas con las empresas con la ayuda de bases de datos tuvo que multiplicar los esfuerzos para que no se perdiera la cercanía entre ellos. Juan José Mesa, fundador de la compañía que opera en 11 países, dijo que el impacto de la covid-19 no fue muy grande. “Somos como una palanca para mover los negocios y ante estas situaciones se requiere estar muy activos, lo que nos ha generado una alta demanda de nuestros clientes, que necesitan estar cerca de sus vendedores, distribuidores y consumidores”, precisó el empresario, quien agregó que se observa una evolución en las estrategias ya que ahora las personas están más abiertas a escuchar nuevas propuestas.

El aseo es un imperativo

Por las características de la emergencia, EcoHome, desarrolladora de insumos naturales, ha observado un mayor volumen en su operación, pues las actividades de aseo, limpieza y desinfección se han redoblado generando niveles récord en ventas para esta firma. Nicolás Cock, cofundador de la compañía, destacó que en alianza con otras entidades se han hecho aportes a población vulnerable como comunidades chocoanas. Consideró que una forma que tienen los emprendedores de encarar esta contingencia es con la oportunidad de aportar, de convertirse en una herramienta de soluciones y de reinventar modelos de negocios para salir adelante y así articularse a la nueva realidad y al nuevo futuro. “El mundo como lo concebíamos no será el mismo”, concluyó el empresario.

Ajustando los planes y metas

La asistencia al hogar con las reparaciones de plomería, electricidad, vidrios o cerrajería arrancó un 2020 favorable, pero la contingencia del coronavirus en marzo frenó esa dinámica, causando una baja del 22 % en ventas. No obstante, Esteban Arcila, gerente de SOS Asistencia, destacó que ha sido necesario sumar 27 empleados a su planta de personal para llegar a 138 en 12 ciudades colombianas y Santiago de Chile. “Este ha sido un aprendizaje, primero de cuidar a nuestros técnicos, por lo que una de las contrataciones que hicimos en marzo fue la de un ingeniero biológico y así hemos hecho más de 8.000 servicios en 6.000 viviendas sin ninguna novedad. Además, desarrollamos la línea de desinfecciones y suscribimos convenios con grandes compañías”, dijo.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

.