<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Ecopetrol ya no podrá hacer negocios con PDVSA, tras reanudación de sanciones a Venezuela

Estados Unidos retomara restricciones contra el crudo venezolano, y PDVSA quedará maniatada para cualquier acuerdo.

  • A finales del año pasado Gustavo Petro y Nicolás Maduro se reunieron e hicieron anuncios sobre Ecopetrol y PDVSA. FOTO PRESIDENCIA
    A finales del año pasado Gustavo Petro y Nicolás Maduro se reunieron e hicieron anuncios sobre Ecopetrol y PDVSA. FOTO PRESIDENCIA
02 de febrero de 2024
bookmark

Luego de que el Tribunal Supremo de Justicia venezolano decidiera inhabilitar la candidatura de la opositora María Corina Machado, Estados Unidos se paró en la raya y dijo que retomará las sanciones contra el petróleo y el gas del vecino país, lo que deja en veremos las intenciones del gobierno colombiano de iniciar negociaciones entre PDVSA y Ecopetrol para importar hidrocarburos al territorio nacional.

Lo que en su momento fue un polémico anunció del presidente Gustavo Petro mientras visitaba a su homólogo Nicolás Maduro, consistía en aprovechar el levantamiento de las restricciones que por seis meses hizo la Oficina de Control de Activos Extranjeros gringa (OFAC) a Venezuela, trayendo gas desde el Golfo de Venezuela hasta Ballena, en La Guajira, y crudo para refinar en Barrancabermeja.

De hecho, Ecopetrol tiene un contrato suscrito con PDVSA desde el 2007, con vigencia a noviembre de 2027, para la compraventa y transporte de gas a través del gasoducto binacional Antonio Ricaurte, con lo que esperaba reactivarlo a raíz de la medida de la OFAC, en el entendido de que la importación de gas para atender la demanda nacional ha ido creciendo y equivale al 17%.

Sobre la medida

En un documento divulgado esta semana, la OFAC destacó que la licencia otorgada a Venezuela dejará de funcionar el próximo 18 de abril de 2024, y el único camino para extenderla es que los representantes de Maduro “cumplan con sus compromisos y tomen medidas concretas y continuas hacia una elección democrática para fines de 2024”.

Recordó que el alivio que se le dio a Venezuela se conoce como “licencia general 44” y ha consistido en levantar la mayor parte de restricciones a la venta de petróleo y gas de ese país a Estados Unidos y otras jurisdicciones, así como el pago de impuestos, regalías, costos, honorarios, dividendos y ganancias derivadas de operaciones o transacciones del sector de hidrocarburos que involucren a PDVSA.

Para algunos, que se disipe la posibilidad de los negocios entre Ecopetrol y PDVSA es un alivio. Es el caso del representante a la Cámara, Juan Espinal, quien consideró que de esta manera se evita que Colombia “dependa energéticamente de la dictadura de Venezuela”.

La idea tampoco le sonaba al exministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, quien observó que asociarse con una empresa “que fue mal manejada y a la que le metieron ideología, en lugar de buena administración” como PDVSA, podría deteriora significativamente la operación de Ecopetrol.

El contraste

Al tercer trimestre de 2023, Ecopetrol registró ingresos consolidados por $108 billones, una utilidad neta de $15 billones, un Ebitda de $48 billones, y un margen Ebitda de 45%, desempeño menor al del mismo corte de 2022, pero explicado por un tasa de cambio menos favorable y una sobretasa de renta que trajo la tributaria de Petro, pero que finalmente tumbó por la Corte Constitucional.

Sobre la producción, Ecopetrol destacó que alcanzó un promedio de 741.000 barriles de petróleo equivalente por día (kbped), lo que representa un aumento de 20.000 barriles (kbped) frente al tercer trimestre de 2022. Se trata de la cifra más alta alcanzada desde el cuarto trimestre del 2015.

Respecto a PDVSA, las cifras son inciertas luego de que estallara la crisis y las restricciones contra Venezuela. No obstante, trascendió para el año 2022 su deuda financiera estaba en el orden de los US$3.800 millones, y la mayor parte estaba concentrada en bonos corporativos, préstamos y líneas de crédito que le han resultado imposibles de pagar por la falta de acceso a financiamiento derivada de las sanciones. Sobre la producción, la firma dice que en 2023 logró estabilizarla y alcanzar una media de 801.000 barriles por día.

En cuanto al regreso de las restricciones estadounidenses, Rafael Tellechea, presidente de PDVSA, dijo: “Ténganlo por seguro que va a conseguir una (PDVSA) industria poderosa para enfrentar cualquier situación que provenga. El mundo atraviesa hoy un problema energético y Venezuela, a los cuatro vientos lo podemos decir, está abierta para resolver y solventar el problema energético a escala mundial”.

¿Cómo están las reservas?

En medio del debate, hay que decir que según la Agencia Nacional de Hidrocarburos, al cierre de 2022 Colombia contaba con reservas probadas de petróleo para 7,5 años, mientras que de las de gas alcanzaban para 7 años.

En cuanto al 2023, Corficolombiana estima que las reservas probadas de crudo se ubiquen en 2.245 millones de barriles. “Nuestros cálculos señalan que tendrán una vida útil de 7,1 años en el 2023, una disminución frente a los 7,6 años del 2021”.

Para el gas la incertidumbre también es alta, según la firma. “Al final del 2023 nos quedarán 8 años de reservas. Estos cálculos señalan que, en ausencia de un cambio importante en la actividad exploratoria, el país podría agotar sus reservas de hidrocarburos hacia el 2031”.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD